Equisetum telmateia

Equisetum telmateia

La cola de caballo máxima (Equisetum telmateia Ehrh., 1783) es una especie herbácea perenne perteneciente a la familia Equisetaceae.

Sistemática –
Desde un punto de vista sistemático pertenece a:
Dominio eucariota,
Reino Plantae,
División Pteridophyta,
Clase Polypodiopsida,
Subclase Equisetidae,
Orden Equisetales,
Familia Equisetaceae,
Género Equisetum,
Especie E. fluviatile.
Los siguientes términos son sinónimos:
– Equisetum braunii Milde (1862);
– Equisetum eberneum Schreber en Roth (1797);
– Equisetum fluviatile L. (1754), no L. (1753);
– Equisetum hippuris Bubani (1902);
– Equisetum majus Schinz & Thell. (1909);
– Equisetum máximo Auct .;
– Equisetum máximo Duval-Jouve (1864), no Lam .;
– Equisetum Maximum sensu (1894), no Lam .;
– Equisetum Maximum sensu (1894), no Lam. var. serotinum (A. Br. ex Sillim.) Rouy (1913);
– Equisetum telemateja Ehrh ..
Las siguientes subespecies se reconocen en esta especie:
– Equisetum telmateia subsp. telmateia: es la subespecie más común presente en el viejo continente (Europa, Asia occidental y África) con entrenudos ligeramente blanquecinos (a veces casi amarillentos).
– Equisetum telmateia subsp. braunii (J. Milde) Hauke ​​(1978): Es una subespecie típica de América del Norte y tiene entrenudos más verdes.
También se conocen las siguientes formas y variedades:
– Equisetum telmateia Ehrh. fo. tuberosum (Ten.);
– Equisetum telmateia Ehrh. var. frondescens A. Braun;
– Equisetum telmateia Ehrh. var. hillii A.A. Eaton (1900);
– Equisetum telmateia Ehrh. var. serotinum Milde.
Además, algunos híbridos interespecíficos son frecuentes y se enumeran a continuación:
– Equisetum × bowmanii C. Page (1989) – Híbrido entre Equisetum sylvaticum y E. telmateia;
– Equisetum × dubium Dostál (1983) – Híbrido entre Equisetum arvense y E. telmateia;
– Equisetum × font-queri Rothm. (1944) – Híbrido entre Equisetum palustre y E. telmateia;
– Equisetum × willmotii C.N.Page – Hybrid between Equisetum fluviatile y E. telmateia.

Etimología –
El término Equisetum proviene del genitivo de equus caballo y de sétum setola, crin de caballo: recuerda al pelo de la cola de caballo.
El epíteto específico telmateia proviene del griego τελματιαῖος, α, en telmataĩos, a, en palustre, que vive en pantanos (derivado de τέλμα télma pond, swamp): en referencia al entorno de crecimiento.

Distribución Geográfica y Hábitat –
La cola de caballo máxima es una planta circunboreal que se encuentra en Europa, África del Norte, Asia templada, el Cáucaso y América del Norte.
En Italia está presente en todas partes; en los Alpes es menos frecuente en las provincias de Cuneo y Turín.
Su hábitat son los lugares húmedos y umbríos (chopos, alisos, fresnos húmedos y sauces arbóreos) pero también de zonas próximas a manantiales y arroyos donde crece, preferentemente, sobre sustratos tanto calcáreos como calcáreos / silíceos, con suelo en pH de básico a neutro, valores nutricionales bajos o medios y valores altos de humedad.
Está presente en un rango altimétrico que puede alcanzar los 1500 m s.l.m .; por lo que frecuentan los siguientes planos de vegetación: accidentado y montañoso (en parte también subalpino).

Descripción –
La cola de caballo máxima es una planta herbácea perenne que puede crecer en altura de 5 a 20 dm.
Las raíces son secundarias (fasciculadas) del rizoma y del tipo adventicio y generalmente tienen la conformación de mechones que se ramifican desde los nudos del rizoma y duran como máximo un año.
Esta parte hipogea tiene forma de rizoma horizontal con diversas ramificaciones que dan lugar a brotes aéreos erectos y por tanto a los correspondientes tallos epígeos.
Los brotes están provistos de una sola célula apical, muy grande, en forma de tetraedro a partir de la cual se generan las células posteriores por división para el desarrollo del tallo adulto.
La parte epigeal o culmo consta de dos tipos de tallos:
– Hay tallos estériles, de consistencia rugosa, de color verde, fotos sintetizadas, en las que las hojas son tan insignificantes que el tallo las reemplaza para el proceso foto-sintético. Estos tallos están densamente ramificados en capas; cada capa consta de una docena de ramitas con cuatro nervaduras colocadas en espirales en la base de las hojas colocadas a su vez en los nudos del tallo; también las ramas se articulan en nudos y entrenudos relativos y las superiores se alargan de manera que sobrepasan el ápice del tallo mismo.
– los tallos estériles, que se desarrollan sólo después de que los fértiles han cumplido su función reproductora, son blanquecinos o marrones, o incluso amarillentos y por tanto libres de clorofila, aptos para la reproducción; normalmente no son ramificados pero tienen nodos y entrenudos con solo un estróbilo apical de esporofilas. También en este tronco en los nudos hay algunas hojas pero casi nunca las ramas; el estróbilo termina de forma redondeada (no mucronado). Estos tallos tienen una longitud de 1 – 4 dm.
Tanto los tallos fértiles como los estériles se estrechan longitudinalmente (20 – 40 rayas en los tallos estériles) y se dividen en varios nudos y sus entrenudos. Los tallos son huecos o fistulosos, con una cavidad longitudinal que es al menos 2/3 del diámetro total.
Las hojas (microfilli) se encuentran en los nodos del tallo. Éstos son erectos y próximos al tallo mismo y crecen juntos (forman una especie de collar o vaina lobulada alrededor del tallo) y no se diferencian en pecíolo y limbo; sus dimensiones son tales que, en el caso de tallos fértiles, cubren casi todo el entrenudo. Tienen forma lanceolada, escamosa con un solo nervio dorsal y un ápice agudo de color marrón. Para cada nudo hay de 20 a 30 hojas.
El estróbilo, dentro del cual está presente el sistema reproductivo, está casi completamente cubierto por esporofilas en forma de hoja peltata, es decir, se inserta un pedúnculo corto en el centro de la página inferior de esta hoja modificada, mientras que la parte opuesta del pedúnculo se conecta al eje central del vástago y por lo tanto al estrobilo. La forma de la hoja es irregularmente hexagonal. Alrededor del extremo inferior de la hoja se insertan varios esporangios (los contenedores de esporas). Estos se abren en la madurez a través de una hendidura longitudinal. Longitud del estrobilo: 2 – 9 cm.
Las esporas son todas iguales (sexualmente indiferenciadas) con una superficie en capas en cuatro niveles superpuestos. Estas esporas posteriormente, de acuerdo con las condiciones ambientales, producirán un protalo masculino o femenino, del cual luego, mediante la fertilización de una oosfera por un «espermatozoide» (o gameto ciliado masculino), el nuevo esporofito, es decir, otros tallos del planta.
Para los estróbilos el desarrollo se produce entre febrero – marzo, mientras que las esporas alcanzan la madurez en el período de marzo a abril y mayo. En mayo se desarrollan los tallos estériles mientras que los fértiles ya están secos.

Cultivo –
La cola de caballo máxima es una planta frecuente en lugares generalmente húmedos, como prados con estanques, manantiales y arroyos, pero puede muy bien estar satisfecha con los márgenes de la carretera cuando encuentra las condiciones adecuadas.
En invierno, la parte aérea de la planta se seca y desaparece por completo; así los brotes hipogeos latentes permanecen en la raíz rizomatosa que tiene diversas ramificaciones y está dispuesta horizontalmente.
Llegado en la primavera, se desarrollan nuevos tallos cilíndricos. Primero los fértiles y luego los tallos amarillentos y estériles.
La floración está ausente y la planta se reproduce, como se mencionó, por medio de esporas de marzo a mayo.

Costumbres y tradiciones –
La cola de caballo máxima es parte de una familia de plantas que apareció en la tierra hace unos 395 – 345 millones de años y ha mantenido sus caracteres casi sin cambios.
Esta planta, utilizada desde la antigüedad, tiene propiedades curativas: antihemorrágica, cicatrizante (acelera la cicatrización de heridas), hemostática (bloquea el flujo de sangre en caso de hemorragia), diurética (facilita la liberación de orina), astringente (limita la secreción de líquidos), antituberculosos y remineralizantes (especialmente válido para pacientes con tuberculosis pulmonar).
En Equisetum telmateia hay algunas sustancias de las que recordamos: ácido silícico, glucósido, saponinas (equisetonina), flavonoides, pequeñas cantidades de alcaloides, resinas y ácidos orgánicos (también ácido ascórbico), sustancias amargas y otras sustancias minerales (sales de potasio, aluminio). , manganeso, hierro y calcio).
Debido a la presencia de estas sustancias, Equisetum telmateia se puede utilizar para diversos fines.
En el pasado, entre las familias campesinas, los brotes ocasionalmente se empanizaban y freían o se condimentaban con vinagre. Se puede añadir a sopas o minestrone como suplemento de sal mineral.
Sin embargo, conviene recordar que, según algunos textos, esta planta si se ingiere en grandes cantidades puede presentar cierta toxicidad ya que contiene la enzima tiaminasa que absorbe el complejo vitamínico B.
Entre otros, se reportan los de cosmética. En esta zona se utilizan cremas antiarrugas, donde parece frenar el envejecimiento de la piel en general; tiene propiedades anticelulíticas.
Además, en la antigüedad, debido a la presencia superficial de gránulos de silicio, se utilizaba para desengrasar y pulir superficies de envases, incluido el metal.

Método de preparación –
En Equisetum telmateia se utilizan tanto rizomas como aéreos.
Especialmente una vez, entre las familias campesinas, los brotes se utilizaban ocasionalmente y se consumían después de empanizarlos y freírlos o sazonados con vinagre.
Además, los brotes se pueden utilizar para añadirlos a sopas o minestrone como suplemento de sales minerales.

Guido Bissanti

Fuentes
– Acta Plantarum – Flora de las Regiones italianas.
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Base de Datos útil de Plantas Tropicales.
– Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (ed.), 2005. Una lista de verificación anotada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.
– Pignatti S., 1982. Flora dtItalia, Edagricole, Bologna.
– Treben M., 2000. La Salute de Farmacia del Lord, Consejos y experiencias con hierbas medicinales, Ennsthaler Editore.

Precaución: Las aplicaciones farmacéuticas y los usos quirúrgicos están indicados únicamente con fines informativos, no representan de ninguna manera una prescripción médica; por lo tanto, no se asume ninguna responsabilidad por su uso con fines curativos, estéticos o alimentarios.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *