Euproctis chrysorrhoea

Euproctis chrysorrhoea

La mariposa lagarta cola parda (Euproctis chrysorrhoea Linnaeus, 1758) es una polilla que pertenece a la familia Erebidae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático, pertenece al dominio Eukaryota, Reino Animalia, Subarign Eumetazoa, Superphylum Protostomia, Phylum Arthropoda, Subphylum Tracheata, Superclasse Hexapoda, Clase Insecta, Subclase Pterygota, Cohorte Endopterygota, Superorden Oligoneoptera, Suborder Lepoptera, Suborder Lepoptera Heteroneura, División Ditrysia, Superfamilia Noctuoidea, Familia Erebidae y luego al Género Euproctis y a la Especie E. chrysorrhoea.

Distribución geográfica y hábitat –
La mariposa lagarta cola parda es una polilla originaria de Europa, los países vecinos de Asia y la costa norte de África. Desde el siglo XVI se han informado descripciones de brotes, es decir, grandes aumentos de población que duran varios años.
Esta especie se puede encontrar en toda Europa, excepto en los países más septentrionales, también en los países más occidentales de Asia, como Turquía, Siria e Israel, y en los países del norte de África.
Posteriormente fue introducido accidentalmente en Estados Unidos en 1890 donde la difusión y propagación alternaron momentos de gran intensidad con fenómenos de reducción de su población.
Además de América del Norte, ha habido informes de que esta especie aparece en China, Japón y Nueva Guinea.
Euproctis chrysorrhoea es un defoliador bastante frecuente también en toda Italia, especialmente en las zonas montañosas y al pie de las colinas marginales de los bosques.
Los estadios larvarios de esta polilla se asientan en diferentes plantas, que pueden defoliarse completamente, entre ellas: árboles caducifolios forestales y paisajísticos (tilo, roble, carpe, arce, álamo), rosáceas ornamentales y frutales.
El hábitat de esta especie está representado por espacios abiertos, bordes de bosques y brezales. Sin embargo, estos insectos también se pueden encontrar en huertos, avenidas arboladas y setos.

Morfología –
Los adultos de Euproctis chrysorrhoea tienen una envergadura de 30-40 mm, con alas delanteras blancas con puntos marginales negruzcos, terminales de color amarillo-dorado, también debido a la presencia de un pelo del mismo color.
Los huevos son de color ocre-herrumbroso y se reconocen porque son depositados en grupos y cubiertos con pelos amarillentos producidos por las hembras y presentes en la parte terminal del abdomen.
Las larvas, cuando están maduras, tienen una longitud de 30-40 mm; están cubiertos de pelo castaño negruzco, con el dorso provisto de tubérculos anaranjados; completan la librea de las bandas longitudinales amarillo-naranja y, a los lados del cuerpo, de las rayas longitudinales blanquecinas y anaranjadas. Los pelos brindan protección contra los depredadores; la larva incorpora parte de ella al capullo dentro del cual pupa.
En el dorso de estos tubérculos oscuros se pueden ver de los que parten pelos o cerdas de color blanco ocre o pardo; estos pelos pican y pueden causar molestias en las membranas mucosas de los mamíferos.

Actitud y ciclo de vida –
La Euproctis chrysorrhoea hiberna en el estadio larvario de la 3ª edad, en nidos se hacen con hojas secas e hilos sedosos, secretados por las mismas larvas, construidas en el período otoñal anterior y colocadas en la parte apical de la copa; los nidos tienen una longitud de unos 10 cm y tienen una forma más o menos cónica.
En el período de abril estas larvas reanudan la actividad trófica sobre los brotes jóvenes; estos en días fríos o lluviosos y por la noche regresan al nido.
Las larvas alcanzan la madurez al comienzo del período estival y los adultos parpadean entre la tercera década de junio y los primeros días de julio.
Los adultos se aparean y se acuestan sobre las hojas o las ramas.
La hembra pone, en el envés de una hoja, un racimo de 200 a 400 huevos; este racimo está cubierto de pelo de su mechón anal.
Las larvas de 1ª generación nacen y están activas en verano, entre la tercera década de julio y la primera quincena de agosto.
Las larvas jóvenes, que tienen hábitos gregarios, comienzan inmediatamente su actividad trófica erosionando las hojas y comenzando a construir el nido en el que pasarán el invierno.
De esta forma, la Euprottis hace solo una generación por año.
El daño es causado por las grandes infestaciones de los estadios larvarios que son defoliadores.
la defoliación provoca un debilitamiento de la propia planta que sufre estrés volviéndose receptiva a otras enfermedades de las plantas. En general, el daño puede configurarse en un peligroso deterioro y debilitamiento de las plantas afectadas que seguramente serán más sensibles a patologías, especialmente fúngicas (hongos lignícolas).

Papel ecológico –
La mariposa lagarta cola parda es una especie que periódicamente puede causar daños importantes a las plantas de las que se alimenta y se ha vuelto invasora en algunos países como Estados Unidos y Canadá.
Además, los pelos de las orugas son tóxicos para los seres humanos y provocan un sarpullido con comezón que dura hasta semanas debido a la irritación mecánica y química. No es necesario el contacto directo con las larvas, ya que el cabello se pierde y puede ser transportado por el viento.
Aunque Euproctis chrysorrhoea es menos venenosa que Thaumetopoea pityocampa, puede causar problemas ya que los cabellos con escozor contienen histamina, que es una sustancia tóxica.
Las intervenciones de contención de esta polilla pueden ser biológicas y biotecnológicas, mientras que las de naturaleza química deben evitarse.
En lo que respecta al control biológico y biotecnológico, existen algunos experimentos que utilizan el protozoo Thelohania hyphantriae; estas pruebas han demostrado una actividad satisfactoria de estos preparados frente a las larvas jóvenes.
Además, también para los reguladores del crecimiento inhibidores de la quitina, se han obtenido buenos resultados en combinación con la eclosión de los huevos y en las larvas jóvenes.
Te recordamos no intervenir químicamente para favorecer la propagación de los enemigos naturales de esta polilla que pueden, en poco tiempo, compensar las plagas repentinas.
Entre los enemigos de Euproctis chrysorrhoea recordamos:
– Calosoma sycophanta, que es un depredador activo de las larvas;
– Compsilura concinnata que es un parasitoide de larvas;
– Himenópteros del género Apanteles, que son parasitoides.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Russo G., 1976. Entomología agrícola. Pieza especial. Liguori Editore, Nápoles.
– Tremblay E., 1997. Entomología aplicada. Liguori Editore, Nápoles.

Enlace para comprar en Amazon




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *