Macerado de ruibarbo

Macerado de ruibarbo

Entre los distintos macerados que se pueden preparar para su uso en agricultura también se encuentra el a base de ruibarbo (Rheum spp.).
Este macerado es muy útil contra algunos pulgones negros, como el del melocotonero (Myzus persicae (Sulzer, 1776) y también la polilla del puerro (Acrolepiopsis assectella Zeller, 1839).

Preparación del macerado –
Para la preparación del macerado de ruibarbo es necesario tomar 1,5 kg de hojas de ruibarbo recién cosechadas y luego colocarlas, limpias de tierra y otras impurezas, en 10 litros de agua, eventualmente desionizada o de lluvia.
Las hojas especialmente picadas se dejarán macerar en agua durante 10 días en un recipiente de vidrio o cerámica (nunca de metal), mezclando la preparación una vez al día para la necesaria oxigenación.
Pasado este período, el macerado se filtrará, posiblemente con un paño de yute o lino sin color.

Uso –
Esta preparación está lista para ser rociada sobre las partes de las plantas infestadas por los insectos en cuestión o incluso como repelente para posibles ataques futuros.
Recuerda que la preparación se puede guardar en la nevera (o en un sótano muy fresco) durante unas semanas y luego utilizar, una vez que haya vuelto a temperatura ambiente, incluso más tarde.
Sin embargo, para evitar las molestias del olor, es recomendable mantener el macerado de ruibarbo en un recipiente cerrado.
De esta forma, se puede utilizar posteriormente en caso de que se necesiten más tratamientos.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *