Hidroxicloroquina

Hidroxicloroquina

La hidroxicloroquina, cuyo término en la nomenclatura oficial de la IUPAC es: 2 – ({4 – [(7-cloroquinolin-4-il) amino] pentil} (etil) amino) etan-1-ol es un alcaloide utilizado entre los fármacos antipalúdicos.
De hecho, la hidroxicloroquina pertenece a las familias de los fármacos antipalúdicos y los derivados 4-aminoquinolínicos.
La hidroxicloroquina tiene una fórmula bruta o molecular: C18H26ClN3O, que forma parte de los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad y se utiliza en el tratamiento de la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico además de la malaria.
La hidroxicloroquina ha sido aprobada en los Estados Unidos para uso médico desde 1955.
Esta sustancia está en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, los medicamentos más seguros y eficaces que se necesitan en un sistema de salud.
En 2017, fue el medicamento número 128 más recetado en los Estados Unidos, con más de cinco millones de recetas.

La hidroxicloroquina, aunque no se puede excluir un riesgo, se usa para tratar enfermedades reumáticas durante el embarazo y se toma por vía oral.
En los últimos tiempos esta sustancia ha sido objeto de especial atención habiéndose estudiado para el tratamiento experimental de la enfermedad por coronavirus en 2020 (COVID-19).
La ingesta de hidroxicloroquina puede resultar en una serie de manifestaciones y efectos secundarios; entre los más comunes se encuentran:
vómitos, dolor de cabeza, cambios en la visión y debilidad muscular. Los efectos secundarios graves pueden incluir reacciones alérgicas.

Advertencia: La información que se muestra no es un consejo médico y puede no ser precisa. Los contenidos son solo para fines ilustrativos y no reemplazan el consejo médico.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *