Palpita unionalis

Palpita unionalis

La Glifodes o polilla del jazmín (Palpita unionalis Hübner 1796) es una polilla perteneciente a la familia Crambidae.

Sistemática –
Desde un punto de vista sistemático pertenece a:
Dominio eucariota,
Reino Animal,
Sub-reino Eumetazoa,
Protostomía de superphylum,
Phylum Arthropoda,
Subfilo Tracheata,
Superclase Hexapoda,
Clase de insecta,
Subclase Pterygota,
Cohorte de endopterygota,
Superorden oligoneópteros,
Sección Panorpoidea,
Orden Lepidoptera,
Suborden Glossata,
Infraorden Heteroneura,
División Ditrysia,
Superfamilia Pyraloidea,
Familia Crambidae,
Subfamilia Pyraustinae,
Tribu Pyraustini,
Género Palpita,
Specie unionalis.
Los términos son sinónimos:
– Botys jucundalis Lederer, 1863;
– Botys quinquepunctalis Boisduval, 1833;
– Margarodes septempunctalis Mabille, 1880;
– Margarodes transvisalis Guenée, 1854;
– Margaronia unionalis Hübner, 17961;
– Orphanostigma versicolor Warren, 1896;
– Palpita vitrealis Rossi, 1794;
– Phalaena vitrealis Rossi, 1794;
– Pyralis unionalis Hübner, 1796
– Syngamia latimarginalis Walker, 1859.

Distribución geográfica y hábitat –
Glifodes es una especie originaria del Mediterráneo, donde se distribuye ampliamente también en las regiones tropicales y subtropicales del viejo mundo, así como en América y Australia. Esta polilla vive principalmente en plantas del género Olea, Fraxinus, Jasminum, Lygustrum y Arbutus.

Morfología –
En la etapa adulta, esta pequeña mariposa se reconoce por su brillante color blanco nácar con un margen anterior de alas de color avellana claro; tiene una envergadura de unos 25 a 30 mm; tiene dimorfismo sexual y el macho se diferencia por un mechón de escamas alargadas en la parte terminal del abdomen.
La larva tiene un cuerpo amarillo claro al nacer, que luego se vuelve verde más pronunciado. Tiene 3 pares de pequeñas cerdas dispuestas lateralmente en cada segmento. En su pleno desarrollo, la oruga mide de 18 a 20 mm de longitud.
La crisálida es de color oscuro, finamente arrugada y mide de 12 a 16 mm de largo, de 3 a 4 mm de ancho.
El huevo varía en color de blanco pálido a amarillento y es de forma elíptica, aplanado y de 1 x 0,5 mm de tamaño.
La actividad trófica de esta polilla es provocada por las larvas que provocan la destrucción de una parte del follaje que en caso de fuertes ataques pueden hacer que la planta deje de desarrollarse.
Además, la magnitud de los daños causados ​​está estrechamente relacionada con la edad y el desarrollo de las plantas y con la forma de cultivo como las plantas monocauli, macetas tupidas y arbustos.
Se ha visto que en el caso de nuevas plantas monocauli o en la reconstitución de plantas preexistentes en macetas tupidas, los ataques de Palpita unionalis dificultan el normal crecimiento de ramitas y brotes, afectando así tanto el desarrollo global de la planta como el logro y mantenimiento de la forma de elección de cría. Los ataques tardíos, que ocurren del 10 al 15 de septiembre en adelante, son particularmente dañinos, ya que ocurren en los brotes de finales de verano – principios de otoño, lo que provoca el retraso del reinicio vegetativo en la primavera siguiente. Además, en el caso de infestaciones particularmente graves, las drupas de las aceitunas también pueden ser atacadas.

Actitud y ciclo de vida –
La Glifodes, en algunas condiciones climáticas, puede realizar 4-5 generaciones por año que se superponen entre sí; pasa el invierno en todos sus estadios juveniles (a excepción de las larvas de primera edad) y como crisálida.
En el centro de Italia realiza hasta 5 generaciones por año con invernada en diversas etapas de desarrollo, especialmente como larvas de segunda y tercera edad.
Los primeros adultos hacen su aparición a principios de la primavera. Son activos durante la noche y se aparean desde el segundo día.
El apareamiento dura de 4 a 6 horas y puede repetirse numerosas veces. El período de puesta es de 11 a 30 días, dependiendo de los períodos. La hembra muere muy temprano y antes de hacerlo pone unos 600 huevos, generalmente solos, en la capa superior o inferior de las hojas; estos eclosionan en 3 o 20 días, según las temperaturas; el umbral más bajo es de 9 ° C. El desarrollo de las larvas dura de 18 a 25 días y estas se alimentan de las hojas más jóvenes, ubicadas en los extremos de las ramas, inicialmente raspando una parte y luego cortando la parte del colgajo. La oruga, antes de cristalizarse, construye un escondite atando hojas con un hilo de seda.

Papel ecológico –
Habitualmente los ataques de Palpita unionalis no justifican intervenciones químicas ya que, en los olivares adultos, no ocasiona daños de interés económico. También se mantiene bajo control por los tratamientos realizados contra la mosca del olivo y por algunos tratamientos culturales como el amamantamiento; este último, además de determinar la falta de alimento para las larvas jóvenes, provoca la destrucción de los huevos, eliminando los focos de infección.
En el olivo, las larvas se alimentan de hojas, brotes y drupas, pero el daño afecta únicamente a plantas de vivero y plantas jóvenes.
En olivo es capaz de realizar dos generaciones al año con invernada en estado larvario.
La actividad larvaria es de tipo subcortical y puede provocar el secado de ramas, ramas y, a veces, árboles enteros. Los ataques generalmente ocurren en la base del tronco o en la bifurcación de las ramas y se manifiestan con hinchazones y grietas: 5-6 larvas son suficientes para llevar una planta joven a la muerte.
El control mediante intervenciones insecticidas es difícil, además de desaconsejado, debido a la interferencia con el resto de la entomofauna y especies de aves y mamíferos, y en todo caso presupone la identificación de los períodos de oviposición.
Entre otras cosas, esta polilla es mantenida a raya por numerosos enemigos: entre los parásitos más activos se encuentra el himenóptero bracónido, Apanteles xanthostigmus Hal., Que es capaz, por sí solo, de parasitar hasta el 40 – 50% de las larvas. y los dípteros taquínidos, Nemorilla maculosa Meig .. Estos insectos son endófagos y se desarrollan en las larvas. Entre los depredadores, además de numerosas especies de arañas, también estuvieron activas las larvas del hoverfly Syrphus corollae F. que se alimentan de las formas juveniles.
En las técnicas de control biológico o integrado se están obteniendo buenos resultados en España con el método de confusión sexual, además el Bacillus thuringiensis Berliner se ha utilizado eficazmente en ensayos experimentales, tratando la aparición del primer daño en presencia de larvas en las primeras etapas de desarrollo y repitiendo la operación después de 6 a 8 días. El tratamiento tardío no da resultados satisfactorios debido a la presencia simultánea de larvas más vulnerables (estadio I y II) o menos (estadio III y IV).

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Russo G., 1976. Entomología agrícola. Pieza especial. Liguori Editore, Nápoles.
– Tremblay E., 1997. Entomología aplicada. Liguori Editore, Nápoles.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *