Puerro

Puerro

El puerro (Allium ampeloprasum L.) es una planta herbácea bienal, utilizada desde la antigüedad tanto para fines alimenticios como farmacéuticos.

Orígenes e historia –
El puerro es una planta herbácea de la misma familia de ajo y cebolla y cuyo origen es incierto, algunos creen que proviene del Medio Oriente y otros de los territorios celtas.
Es un vegetal, también cultivado por los egipcios, que cuenta con un pasado respetable tanto en la cocina como en la farmacopea griega y romana.
Hipócrates recomendó su consumo para aumentar la diuresis y la producción de leche en el lactante. Discorides afirmó que soñaba con cosas aterradoras y estimuló a Venus.
Plinio tejió las alabanzas del puerro diciendo que «tomado en una crema de cebada, o comido crudo sin pan, un día y otro no, también beneficia la voz, el placer sexual y el sueño». El historiador latino completó su análisis contando anécdotas singulares como la del emperador Nerón que, cada mes en días determinados, comía solo puerros sazonados con aceite para preservar una hermosa voz.
El poeta marcial también cantó las propiedades afrodisíacas de los puerros: «Si la edad envidiosa afloja el nudo nupcial, su comida será puerros …».
En la Edad Media, la Facultad de Medicina de Salerno confirmó la virtud de los puerros para que las niñas fueran fructíferas, y los herbolarios las recomendaron para uso interno para tratar los pulmones y las vías respiratorias, para uso externo para detener el sangrado y contra las picaduras de insectos.
En el siglo 16 Giordano Bruno vio en el puerro un símbolo fálico, atribuyéndole la calidad de transformarse en la semilla masculina.
El doctor Castor Durante, en el «Tesoro de la Salud» publicado en Roma en 1586, ofrece una imagen bastante completa de las virtudes atribuidas a la verdura hasta entonces:
«El consumo equilibrado de puerro causa orina, facilita la menstruación … estimula el venus; cocinado con manzanas limpia los pulmones, reduce el asma … cocinado bajo la ceniza resuelve dolores de cabeza; elimina la embriaguez, … mejora la voz y hace que las mujeres sean fructíferas «.
En el siglo XVII. Jacques du Four da la Crespèliere, médico, poeta y libertino, incluso escribió un poema para poder describir ampliamente las virtudes milagrosas de esta planta herbácea.

Descripción –
El puerro que pertenece a la familia Liliaceae es una planta herbácea cuyas porciones basales de las hojas, llamadas vainas, se consumen comúnmente, que se superponen para formar un tallo falso cilíndrico. Hay dos variedades, una con maduración de verano, más pequeña y más tierna, la otra con maduración de invierno, menos tierna y con un sabor más intenso. Las principales variedades italianas son el gigante de Italia, con un sabor dulce, el puerro largo de la Riviera.
Tiene hojas opuestas de color verde oscuro o verde amarillento que se juntan para formar una especie de seudo-tallo.
Las flores son de color blanco verdoso, formadas por tres piezas y transportadas en una inflorescencia umbel al final de un paisaje floral que se desarrolla en el segundo año de vida de la planta.

Principios activos –
El puerro es una planta que contiene buenas dosis de potasio, fósforo, vitaminas y fibra.
Desde el punto de vista de la composición y los valores nutricionales, el puerro contiene, en promedio:
– 87,7% de agua;
– 3.8% de azúcares;
– 1.8% de fibra
– 1.5% de proteína;
– 1% de ceniza;
– 0.3% de grasa;
También es rico en minerales, tales como: potasio, magnesio, selenio, fósforo, cobre, hierro, sodio, calcio y manganeso, mientras que entre las vitaminas se mencionan A, B1, B2, B3, B5, B6, C, E, K y J. También hay numerosos aminoácidos y el contenido de ácido fólico es bueno. También informamos la ingesta de antioxidantes y, en particular, betacaroteno, luteína, zeaxantina y también contiene alicina.
Finalmente, para subrayar, cómo el puerro es un alimento bajo en calorías, dado que 100 g de producto solo proporcionan 29 calorías.

Propiedades y Usos –
Los puerros, debido a su composición particular, en la cocina dan lo mejor de ellos crudos, pero son exquisitos en el horno o se agregan a las sopas y cremas.
La parte comestible de este vegetal está representada por la parte basal de las hojas (la parte blanca), mientras que la parte verde apical de las hojas se descarta comúnmente.
La variedad Allium ampeloprasum var. El kurrat, comúnmente llamado kurrat, se cultiva en Egipto y Oriente Medio. Es ampliamente utilizado en la cocina árabe y magrebí, principalmente para las hojas.
En la medicina tradicional china y la macrobiótica, el puerro se considera un alimento que se calienta.
El puerro es un aliado importante del sistema digestivo ya que ayuda al proceso digestivo, gracias a la presencia de aceites esenciales que estimulan la secreción de jugos gástricos. Además, tiene interesantes propiedades carminativas que reducen los gases intestinales, útiles en caso de distensión abdominal y areofagia.
Los puerros también tienen una acción antiséptica sobre el sistema digestivo, lo que los hace útiles incluso en caso de inflamación intestinal, debido a la intoxicación alimentaria, pero también por causas virales. Finalmente, se recomienda para quienes sufren de estreñimiento: el agua y la fibra lo convierten en un laxante ligero, también valioso contra las hemorroides.
Como en el caso del ajo y la cebolla, el puerro contiene alicina, un químico que tiene un efecto antibiótico. En este sentido, es particularmente útil en caso de reumatismo, artritis y gota, pero también para resfriados o estados gripales, para los que también es útil el contenido de vitamina C, que fortalece el sistema inmunológico.
Además, entre las propiedades del puerro es importante subrayar también los desintoxicantes y diuréticos. En este caso, debemos agradecer el rico contenido de potasio y el contenido reducido de sodio que, tan proporcionado, promueve la secreción de líquidos en el cuerpo y la eliminación de sustancias tóxicas por medio de los riñones. Muy recomendable, por lo tanto, para aquellos con problemas renales y contra la retención de agua.
Además, gracias al suministro de potasio, los puerros también son beneficiosos para el sistema cardiovascular, ya que contribuyen a una regulación correcta de la presión arterial y tienen la capacidad de reducir los niveles de colesterol malo en la sangre, lo que previene enfermedades cardiovasculares.
Finalmente, los antioxidantes presentan radicales libres de contraste y envejecimiento celular.
Más allá del contenido calórico, el efecto diurético y las propiedades desintoxicantes, se sugiere el puerro en las dietas adelgazantes porque es un alimento con un buen efecto saciante. Igualmente conocidas son las propiedades afrodisíacas y para conciliar el sueño, así como para mantener saludables la garganta y las cuerdas vocales. La riqueza en minerales y vitaminas, entonces, hacen del puerro un excelente tónico, en caso de convalecencia crónica o debilidad y fatiga.
En cuanto a cualquier contraindicación, tenga en cuenta que no presenta ninguna particular, excepto intolerancias específicas o alergia a la alicina. Se recomienda limitar su uso en caso de presión arterial baja, incontinencia urinaria, alergia al níquel, en cambio, se recomienda en el embarazo debido al ácido fólico, pero preste atención a lavarlo cuidadosamente y consumirlo cocinado, siempre haciendo referencia a las indicaciones de su médico. .

Preparaciones –
El puerro se debe comprar o cosechar entero, incluidas las raíces, con el tallo recto, blanco, firme y liso. Las hojas tensas, gruesas y crujientes incluso al tacto. De esta forma podemos reconocer una verdura fresca, que se compra y almacena en el refrigerador, en el compartimento de verduras y con la parte superior de las hojas cubiertas, solo si en estas condiciones puede durar mucho tiempo. Finalmente, es un buen hábito evitar cocinar el puerro y mantener el puerro, incluso en el refrigerador, ya que se oxida muy rápidamente y se vuelve tóxico.
El puerro se puede comer tanto crudo como cocido, y se puede usar tanto la parte blanca como la verde. A menudo, el blanco se sirve crudo en pinzimonio o para enriquecer ensaladas, pero también se puede usar para preparar guisos, guarniciones con verduras cocidas, minestrone, aterciopelado, empanadas o tortillas de acuerdo con la temporada.
El sabor de la parte blanca recuerda mucho al del ajo o la cebolla, por lo que el puerro se puede usar como sustituto de todas las preparaciones que lo usan: el resultado es un aroma más delicado, dado que el puerro es menos Fuerte e intenso. La parte verde, por otro lado, tiene un sabor más amargo y se usa para la preparación de salsas, sopas y pasteles.

Guido Bissanti

Advertencia: La información que se muestra no es un consejo médico y puede no ser precisa. El contenido es solo para fines ilustrativos y no reemplaza el consejo médico.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *