Cómo cultivar Hydrangea

Cómo cultivar Hydrangea

Hydrangea (Hydrangea L.) es un género de plantas perteneciente a la familia Hydrangeaceae. comúnmente conocidas como hortensias, originarias de China y que llegaron a Europa alrededor del siglo XVIII, se cultivaron en casi todas partes. En esta hoja vemos cómo cultivar la Hortensia tanto en macetas como en el jardín. Estas son plantas con hojas verdes brillantes con márgenes dentados y deciduos. La mayoría de las hortensias tienen las flores (reunidas en inflorescencias de forma esférica) de color blanco, pero en algunas (como H. macrophylla), pueden ser azules, rojas, rosadas, violetas o violetas oscuras. El color de las flores se debe al pH del suelo. En particular para H. macrophylla y H. serrata, si el suelo es ácido (con un pH inferior a 6) habrá flores tendientes al color azul; si en cambio es ligeramente ácida, neutra o alcalina (con pH superior a 6), las flores serán de color rosado. El fenómeno se debe a la solubilidad de los iones de aluminio que interfieren en el pigmento de las flores.

 

Para el cultivo de hortensias, lo mejor es comenzar con una plántula comprada en un vivero o desde un corte de hortensias que ya tenga en su posesión. Para la preparación de esquejes, el período apropiado es el de finales de otoño; de esta forma, se verificará el mismo que permitirá el crecimiento de una planta más vigorosa que se trasplantará en primavera. Obviamente, la reproducción por esquejes proviene de plantas que son siempre similares a ellas. La elección del suelo será entonces la que determinará la gradación del color de la hortensia; a continuación le brindamos algunos consejos para aumentar el pH del suelo o disminuirlo. La hortensia debe colocarse con todo el pan de tierra en un hoyo previamente preparado en el que haya agregado los suelos con el pH deseado. Para el cultivo en maceta operar de manera idéntica colocando en la base de este (preferiblemente grande) la arcilla expandida o la grava gruesa, para aumentar el drenaje. Entre otras cosas en las zonas frías, el cultivo en macetas, le permite reparar la planta y mantenerla en habitaciones con temperatura alrededor de 13-15 ° C. La hortensia prefiere ambientes frescos y húmedos a la sombra y no puede soportar la exposición a la luz solar directa. En cuanto a la irrigación, esto debe ser frecuente, en las horas de la mañana y de la tarde, para mantener el suelo siempre húmedo pero sin estancamiento, con un aumento en la intensidad de los cambios durante el calor del verano. Obviamente, también el pH del agua tiene una ligera influencia sobre la reacción del sustrato y, por lo tanto, del color de las flores. La poda de la hortensia se realiza para eliminar las ramas dañadas, las demasiado largas o internas para darle a la planta una forma armoniosa y más aireante que evita más ataques de plagas. El período más adecuado es al final del invierno y con pequeños ajustes en el crecimiento vegetativo y durante la floración mediante la eliminación de alguna rama seca o de flores y hojas secas. La floración de las hortensias tiene un período que va desde el verano hasta principios del otoño.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *