Melolontha melolontha

Melolontha melolontha

El Escarabajo sanjuanero (Melolontha melolontha Linnaeus, 1758) es un insecto escarabajo perteneciente a la familia Scarabaeidae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático pertenece al Dominio Eukaryota, Reino Animalia, Subarign Eumetazoa, Ramo Bilateria, Phylum Arthropoda, Subphylum Tracheata, Superclase Hexapoda, Classe Insecta, Subclase Pterygota, Cohorte Endopterygota, Superorden Oligoneoptera, Sección Colederopterooptera Scarabaeiformia, Superfamilia Scarabaeoidea, Familia Scarabaeidae, Subfamilia Melolonthinae, Tribu Melolonthini y luego al Género Melolontha y a la Especie M. melolonta.

Distribución geográfica y hábitat –
El Escarabajo sanjuanero es un insecto que frecuenta plantas arbóreas y arbustivas agrarias, forestales y ornamentales, y plantas herbáceas espontáneas.
Su hábitat es el de los bosques, parques y jardines europeos.
Este escarabajo, en Italia, está muy extendido en casi todas partes y es extremadamente polífago.
Esta especie, al igual que otros insectos, está en declive; hasta principios de la década de 1980, se podían encontrar 20 millones de especímenes en 18 km² de bosque, hoy su número ha disminuido.

Morfología –
Melolontha melolontha es un escarabajo que, en la etapa adulta, se reconoce por tener una longitud de 20-30 mm, de forma alargada y con élitros y protórax rojo-pardusco de un color que va del pardo negruzco al verdoso. En la subespecie farinosus, los élitros están cubiertos de escamas blancas. El tórax y la cabeza son de color negro y tienen partes bucales grandes.
El pigidio, que es la parte terminal del abdomen, es de forma triangular, con el ápice apuntando hacia la parte distal y curvado hacia abajo. La parte inferior, en cambio, tiene rayas blancas y negras.
Dispone de antenas formadas por un funículo y un abanico con diferente número de elementos según el sexo. En los machos el funículo tiene 3 artículos y el abanico, muy alargado, curvo y aplanado, 7 artículos. En la hembra, el funículo está compuesto por 4 artículos y el abanico, muy corto y casi globular, de 8 artículos.
Las larvas miden hasta 40 mm de largo, con forma de C-curva, de color blanquecino y con cabeza y patas anaranjadas y la parte terminal del abdomen muy hinchada y de color oscuro por acumulación de heces, eliminadas concomitantemente a mudas larvarias.

Actitud y ciclo de vida –
Melolontha melolonta es un escarabajo de ciclo de varios años en el que los adultos, que tienen una vida de 5-7 semanas, parpadean en el período de abril. Estos se alimentan de los sistemas aéreos de las plantas, especialmente los árboles latifoliados del bosque, que infestan iniciando su actividad trófica al anochecer. Después de 15 días desde el parpadeo, se aparean y las hembras ponen en el suelo, a una profundidad de unos 20 cm, unos 60-80 huevos, que eclosionan 4-6 semanas después de la puesta.
Las larvas recién nacidas inician su actividad trófica en las raíces, especialmente las más tiernas, incluso de plantas herbáceas espontáneas. Estos llegaron al final del primer año, a medida que se acerca el invierno, se profundizan en el suelo e invernan. Posteriormente en la primavera siguiente retoman su actividad, pasando todo el 2º año en estado larvario.
Las larvas que llegan en la primavera del 3er año pueden tener diferentes comportamientos los cuales son:
– reanudar la actividad, como en el segundo año, y luego parpadear en la primavera del cuarto año;
– pupan y parpadean en mayo del tercer año.
De esta forma, este escarabajo completa su ciclo de vida en 3 o 4 años solares, que en realidad son 2-3 años.
Después de la presencia de este insecto, las plantas, si son atacadas significativamente, muestran descomposición, desarrollo deficiente, marchitamiento durante el verano y caída temprana de las hojas en primavera. En caso de infestaciones graves, las plantas pueden morir. La presencia de infestaciones considerables de este escarabajo puede manifestarse con fallas en la tierra cultivable y emaciación, especialmente en los años siguientes a la aparición de los adultos.

Papel ecológico –
La Melolontha melolonta, en caso de infestaciones masivas, causa daños tanto por adultos como por larvas:
– de adultos que se alimentan de hojas y pueden causar una defoliación grave a las plantas afectadas en caso de infestaciones graves;
– de las larvas que se alimentan de las raíces y son especialmente nocivas para los viveros o cultivos herbáceos, especialmente si se trata de hortalizas.
Entre los principales hechos de riesgo que más pueden exponer a este escarabajo al ataque recordamos:
– Huertos ubicados en áreas que se sabe están sujetas a ataques;
– Suelos ligeros y arenosos;
– Altas temperaturas durante el vuelo del insecto;
– Sin viento durante el vuelo.
Para reducir las infestaciones de este escarabajo, se pueden adoptar algunas medidas agronómicas:
– Es posible colocar redes en el suelo que eviten la deposición de huevos en el suelo y en consecuencia la presencia masiva de larvas. Estas redes deben colocarse antes del inicio del vuelo y deben permanecer en los huertos hasta el final del vuelo de regreso;
– Si, además, existen redes anti-granizo, estas deben desplegarse antes de que comience el vuelo. También es importante cerrar las partes laterales. Esta medida es suficiente para evitar daños por rosura durante el período de maduración y limitar la oviposición. Se debe prestar atención a la posibilidad de que la formación constante de hielo durante las noches frías dañe las redes anti-granizo;
– Además, el fresado de las vías de tránsito para la eclosión de las larvas durante el año de vuelo (finales o junio / principios de julio) puede reducir considerablemente el grado de ataque (hasta un 80%).
Por último, cabe recordar que entre los depredadores muy activos de Melolontha melolonta existen topos para los que, en suelos donde se ha realizado previamente deshierbe, la limitación de las poblaciones de topos beneficia al Escarabajo sanjuanero.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Russo G., 1976. Entomología agrícola. Pieza especial. Liguori Editore, Nápoles.
– Tremblay E., 1997. Entomología aplicada. Liguori Editore, Nápoles.

Enlace para comprar en Amazon




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *