Tuber macrosporum

Tuber macrosporum

La trufa negra lisa (Tuber macrosporum Vittad., 1831) es un hongo subterráneo de la familia Tuberaceae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático, pertenece al dominio Eukaryota, el Reino de los Hongos, la División Ascomycota, la Subdivisión Pezizomycotina, la Clase Pezizomycetes, la Orden Pezizales, la Familia Tuberaceae y, por lo tanto, al Género Tuber y la Especie T. macrosporum.

Etimología –
El término Tuber proviene de tubérculo tubérculo, trufa en Plinio y otros autores. El epíteto específico macrosporum deriva del griego μακρόϛ macrós grande, lungo y de la espora σπορα; Para grandes esporas.
El nombre de trufa lisa negra se debe a la superficie característica que presenta verrugas muy cercanas que le dan al peridio un aspecto suave.

Distribución geográfica y hábitat –
La trufa negra lisa es una especie subterránea que crece en el mismo hábitat que la T. magnatum con respecto a la cual tiene mayor tolerancia a la sequía. Lo encontramos en el bosque desde el nivel del mar hasta la montaña, sobre todo en robles, robles, pavos, tilos, álamos, sauces, carpes y avellanos. Frutas en el período de septiembre a diciembre, produciendo más especímenes en el mismo agujero.

Reconocimiento –
El Tuber macrosporum es reconocido por tener un cuerpo fructífero más bien globular o sub-globular de 1 a 6 cm de diámetro.
Presenta un peridio verrugoso, con una coloración oscilante entre marrón rojizo y negruzco; A veces tiene manchas oxidadas, con verrugas poligonales, aplanadas e irregulares.
La gleba es de color blanco-pardusco y luego marrón-oxidada, con numerosas venas blancas, bastante amplias que al contacto con el aire se vuelven de color marrón pálido.
Tiene un olor aromático, que sabe ligeramente a ajo y recuerda vagamente la preciada trufa blanca (T. magnatum).
En el microscopio podemos observar esporas elipsoidales, de masa marrón, cubiertas por una red de malla irregular de 40-80 x 30-55 (60) µm; el tamaño de las esporas, más alto que las otras trufas (para las cuales macrosporum).
Los ejes son sub-globulares, sub-pedunculados, de 90-140 x 70-85 (100) µm, que contienen de 1 a 5 esporas.

Cultivo –
Tuber macrosporum normalmente crece en el mismo hábitat que el Tuber magnatum, con respecto al cual, sin embargo, es el que más tolera la sequía, mientras que nunca se encuentra en los ambientes de Tuber melanosporum. Esta trufa que fructifica de septiembre a diciembre tiene la característica de producir, en el mismo agujero, numerosos ejemplares de tamaños variables, pero siempre bastante pequeños.

Usos y Tradiciones –
El Tuber macrosporum es una trufa típicamente otoñal, su período de maduración se anticipa ligeramente en un par de décadas en comparación con la de la trufa blanca; Esta concomitancia, combinada con las cantidades modestas que se comercializan y la productividad constante a lo largo de los años, hace que la trufa negra suave no se comercialice y valore como una especie en sí misma, sino que se mezcle con otras trufas negras, generalmente en forma de gancho, que la deprecia. También porque en otoño el mercado está monopolizado por el blanco.
Hay quienes incluso lo consideran no comestible y no comercializable, y lo descartan.
La trufa negra lisa se debe considerar una buena trufa – excelente comestibilidad.

Modo de preparación –
A diferencia de la blanca, la trufa negra suave es más persistente y poderosa tanto en la nariz como en el paladar y, en algunas preparaciones de las pocas amas de casa locales que la usan en sus platos, incluso está indicada para consumirla después de eliminar la cáscara externa. Facilita la digestibilidad.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Cetto B., 2008. Las setas de la vida, Saturnia, Trento.
– Pignatti S., 1982. Flora de Italia, Edagricole, Bolonia.
– Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (editado por), 2005. Una lista de verificación anotada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.

Atención: las aplicaciones farmacéuticas y los usos alimentarios están indicados solo con fines informativos, no representan en modo alguno una receta médica; por lo tanto, no se asume ninguna responsabilidad por su uso con fines curativos, estéticos o alimentarios.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *