Garrulus glandarius

Garrulus glandarius

El arrendajo euroasiático​ (Garrulus glandarius (Linnaeus, 1758)) es un ave perteneciente a la familia Corvidae.

Sistemática –
Desde un punto de vista sistemático pertenece a:
Dominio eucariota,
Reino Animal,
Sub-reino Eumetazoa,
Superphylum Deuterostomia,
Phylum Chordata,
Subfilo Vertebrata,
Infraphylum Gnathostomata,
Superclase Tetrapoda,
Clase Aves,
Subclase Neornithes,
Superorden Neognathae,
Orden Passeriformes,
Suborden Oscines,
Infraorden Corvida,
Familia Corvidae,
Género Garrulus,
Especies de G. glandarius.
Dentro de esta especie se reconocen 34 subespecies, las cuales son:
– Garrulus glandarius hibernicus Witherby & Hartert, 1911 – endémico de Irlanda;
– Garrulus glandarius rufitergum Hartert, 1903 – muy extendido en Gran Bretaña, Normandía y Bretaña;
– Garrulus glandarius glandarius (Linnaeus, 1758) – la subespecie nominal, muy extendida en Europa central y Fennoscandia, al este de los Urales;
– Garrulus glandarius fasciatus (Brehm, 1857) – endémico de la Península Ibérica;
– Garrulus glandarius corsicanus Laubmann, 1912 – endémico de Córcega;
– Garrulus glandarius ichnusae Kleinschmidt, 1903 – endémico de Cerdeña;
– Garrulus glandarius albipectus Kleinschmidt, 1920 – muy extendido en la península italiana, Sicilia y Dalmacia;
– Garrulus glandarius graecus Keve-Kleiner, 1939 – generalizado en la península balcánica y en Grecia;
– Garrulus glandarius ferdinandi Keve-Kleiner, 1944 – muy extendido en Tracia;
– Garrulus glandarius cretorum Meinertzhagen, 1920 – endémico de Creta;
– Garrulus glandarius glaszneri Madarász, 1902 – endémico de Chipre
– Garrulus glandarius whitakeri Hartert, 1903 – muy extendido en el norte de Marruecos y el noroeste de Argelia;
– Garrulus glandarius minor Verreaux, 1857 – muy extendido en el Atlas sahariano;
– Garrulus glandarius cervicalis Bonaparte, 1853 – se extendió desde Cabilia hasta el noroeste de Túnez;
– Garrulus glandarius samios Keve-Kleiner, 1939 – endémico de Samos;
– Garrulus glandarius anatoliae Seebohm, 1883 – extendido en la península de Anatolia al este de las montañas Zagros;
– Garrulus glandarius iphigenia Sushkin & Ptuschenko, 1914 – endémico de Crimea;
– Garrulus glandarius krynicki Kaleniczenko, 1839 – generalizado en el noreste de Turquía y el Cáucaso;
– Garrulus glandarius atricapillus Geoffroy Saint-Hilaire, 1832 – generalizado en el Levante (oeste de Siria y Jordania, Israel);
– Garrulus glandarius hyrcanus Blanford, 1873 – generalizado en el sureste de Azerbaiyán y a lo largo de la costa iraní del Mar Caspio;
– Garrulus glandarius brandtii Eversmann, 1842 – se extendió desde los Urales hasta Sakhalin, Hokkaidō y Corea, tan al sur como el norte de Turkestán y Mongolia y Manchuria;
– Garrulus glandarius kansuensis Stresemann, 1928 – generalizado en el centro de China (Qinghai, Gansu y noroeste de Sichuan);
– Garrulus glandarius pekingensis Reichenow, 1905 – muy extendido en el este de China (sur de Liaoning, Shanxi, Hebei y el área de Beijing);
– Garrulus glandarius japonicus Temminck & Schlegel, 1847 – muy extendido en Honshū y Oshima;
– Garrulus glandarius tokugawae Taka-Tsukasa, 1931 – endémico de Sado;
– Garrulus glandarius orii Kuroda, 1923 – endémico de Yakushima;
– Garrulus glandarius sinensis Swinhoe, 1871 – muy extendido en el centro-sur de China y el norte de Birmania;
– Garrulus glandarius taivanus Gould, 1863 – endémico de Taiwán;
– Garrulus glandarius bispecularis Vigors, 1831 – extendido en las laderas suroeste del Himalaya desde el área de Murri hasta el oeste de Nepal;
– Garrulus glandarius interstinctus Hartert, 1918 – extendido a lo largo de las laderas sureste del Himalaya, desde el sur del Tíbet hasta Assam;
– Garrulus glandarius persaturatus Hartert, 1918 – endémico del sur de Assam;
– Garrulus glandarius oatesi Sharpe, 1896 – endémico del noroeste de Birmania;
– Garrulus glandarius haringtoni Rippon, 1905 – muy extendido en el oeste de Birmania;
– Garrulus glandarius leucotis Hume, 1874 – se extendió desde el centro de Birmania hasta el centro y sur de Indochina.
A su vez, estas 32 subespecies de arrendajo se pueden dividir en ocho grupos.

Distribución geográfica y hábitat –
El arrendajo es una especie muy extendida en una amplia gama paleártica que incluye toda Europa, Asia y el norte de África. En detalle, está muy extendido en la mayor parte de Europa (incluidas las Islas Británicas, mientras que la especie está ausente en el suroeste de la Península Ibérica, Islandia y las partes central y norte de la península escandinava), las montañas del Atlas en el norte de África, el Península de Anatolia, el Cáucaso, el Levante, Mesopotamia y las costas del sur del Mar Caspio, y se extiende hacia el este a través de Asia Central y Siberia hasta Manchuria (incluida la isla Sakhalin) y Japón, yendo al sur (aunque con un rango disjunto) a Indochina. (Birmania y las costas del norte del Golfo de Siam) y las laderas del sur del Himalaya.
Esta especie está muy extendida en Italia en todo el territorio nacional, incluidas las islas principales, con dos subespecies de las cuales G. g. albipectus, presente en todo el territorio nacional excepto en Cerdeña donde la subespecie endémica G. g. ichnusae.
El hábitat de esta ave es el de monte bajo y bosques mixtos, con preferencia por las zonas boscosas con predominio de encinas y carpes aunque resulta ser una especie muy adaptable, que también habita en la taiga, pinares y matorral mediterráneo sin problemas importantes. También coloniza jardines, parques y áreas boscosas suburbanas, a menudo beneficiándose de la presencia de agua y alimentos (en forma de granos disponibles en comederos para pájaros pequeños).

Descripción –
El arrendajo es un ave paseriforme con una longitud total de 33-36 cm, una envergadura de 52-58 m, un peso de 150-200 gramos, con dimorfismo sexual mínimo.
Es reconocido por su apariencia robusta, con una gran cabeza cuadrada y alargada con un pico fuerte y cónico y vértices de plumas eréctiles que forman una cresta que el animal eleva en caso de excitación o interés.
Tiene piernas fuertes; las alas son redondeadas y mecanografiadas y la cola es bastante larga (poco menos de la mitad del total) y tiene extremos en forma de cuña.
Fácilmente reconocible también por la librea caracterizada por un plumaje inconfundible ya que el área alrededor de las fosas nasales, la garganta, el área alrededor de los ojos y la cola son de un blanco puro, mientras que la frente y el ápice tienen plumas blancas con punta negra. A los lados del pico hay un gran bigote negro que se curva hacia abajo hasta el borde superior del cuello.
Las remiges secundarias y primarias son negras (estas últimas solo en el tercio distal y en la base, siendo el resto blanco-plateado) y la cola (también blanca en la base). Las coberteras, en cambio, tienen un color azul brillante, con bandas horizontales negras con ribetes azulados en el medio, característica junto a las anchas bandas alares blancas y negras que hacen reconocible al ave incluso en vuelo.
El resto del plumaje es, en cambio, gris-beige con matices rosáceos, particularmente evidente en la nuca y el pecho, mientras que el vientre tiende a ser un poco más claro y el dorso y las alas muestran una mayor tendencia al grisáceo.
Por otro lado, existen variaciones consistentes de la librea en las poblaciones regionales en cuanto a la coloración de los ojos, la cabeza, las bandas blancas y la intensidad del matiz rojizo del plumaje.
Los huevos son de color azul grisáceo con escasas manchas de color marrón rojizo, no pocas veces con rayas más evidentes hacia el polo obtuso.
El vuelo parece un poco pesado, batido y planeado.
La llamada es inconfundible: dura y estridente, que se emite con mucha frecuencia, y se puede escuchar especialmente durante los meses calurosos. Además, esta ave es capaz de imitar los sonidos percibidos en el entorno circundante, desde el canto de los pájaros (incluidas las llamadas de sus depredadores potenciales, incluido el búho) hasta la voz humana.

Biología –
El arrendajo, como se mencionó, frecuenta bosques formados por bosques de robles, castaños y matorrales.
Es un ave estrictamente monógama, en la que las parejas tienden a permanecer juntas durante muchos años.
Antes del apareamiento, el macho corteja a la hembra emitiendo un canto ronco y torpe y ofreciéndole comida.
El período de apareamiento comienza entre marzo y abril, cuando las parejas se aíslan y construyen un nido en forma de copa muy rugoso y aplanado, que generalmente se construye sobre los árboles. Esto lo hacen ambos sexos tejiendo ramitas, ramitas, briznas de hierba y pajitas para el exterior y forrando el interior con un material más suave, pero siempre de origen vegetal, como raicillas y musgo.
En este nido, la hembra pone 5-6 huevos, generalmente con una sola cría anual.
El período de incubación, realizado por ambos padres, es de 16 a 17 días.
Las crías abandonan el nido después de 19 a 29 días.

Papel ecológico –
El arrendajo es un animal muy gruñón y difícil de abordar.
Aunque tiende a ser un ave sedentaria, el arrendajo es un excelente volador, y especialmente las poblaciones de zonas más frías tienden a migrar hacia climas más suaves (o altitudes más bajas, en el caso de poblaciones de montaña) para escapar de los rigores del invierno, siguiendo patrones. irregular.
Además, por lo general vive en parejas, pero a veces también en pequeños grupos, que sin embargo resultan ser muy fluidos y tienden fácilmente a la dispersión y dispersión de los ejemplares individuales.
También tiene hábitos de vida esencialmente diurnos; se mueve indiferentemente entre las distintas capas de áreas boscosas, pasando en el suelo el tiempo de búsqueda de alimento, entre los arbustos y la maleza los períodos de descanso u observación del entorno y entre las ramas de los árboles los momentos de huida de los depredadores u horas nocturnas.
Una peculiaridad es la limpieza del plumaje que realizan las hormigas rojas mediante la técnica del «baño de hormigas».
Desde el punto de vista alimentario, es un ave básicamente omnívora aunque durante el período reproductivo la dieta se vuelve más insectívora debido al aumento de las actividades de cortejo y cría de crías.
Se alimenta principalmente de grandes insectos y larvas y cabe destacar la función de contención natural que desempeña esta ave en los bosques de pino negro, donde guarda la procesionaria polilla, pequeños mamíferos (roedores, murciélagos y musarañas) y reptiles (lagartijas, lagartijas y financo). a raya), pequeñas serpientes), polluelos y huevos de pájaros pequeños que se encuentran en los nidos (de los cuales los arrendajos, aunque mucho menos que sus «primos» urracas, son grandes asaltantes). Sin embargo, la comida favorita de esta ave son las bellotas, que por sí solas constituyen más de la mitad de la dieta de este animal y representan la gran mayoría de su sustento durante los meses fríos.
La porción vegetal de la dieta también incluye hayas, castañas, nueces, avellanas, granos, bayas (especialmente moras y serbales) y frutas (especialmente manzanas e higos).
Una aptitud particular de esta ave es la de amontonar el exceso de alimento (especialmente bellotas) en numerosos escondites ubicados en los tocones, debajo de la corteza de los árboles o en el suelo, en un amplio radio (hasta 20 km de distancia del lugar de recolección). de su territorio, teniendo cuidado de no ser observado por otros ejemplares durante esta operación.
Estos suministros se acumulan durante todo el año, con picos hacia el final del verano, para hacer frente a los posibles rigores del invierno con un suministro adecuado de alimentos.
Debido a este hábito, esta ave ha jugado un papel importante a lo largo de los siglos en la propagación y expansión del roble inglés y la encina, en particular la rápida expansión de estas especies hacia el norte inmediatamente después del final de la última glaciación parecería ser en gran parte atribuible a la dispersión por estas aves.
Según la UICN, esta especie, al menos para el área de distribución italiana, está en aumento.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– C. Battisti, D. Taffon, F. Giucca, 2008. Atlas de aves nidificantes, Gangemi Editore, Roma.
– L. Svensson, K. Mullarney, D. Zetterstrom, 1999. Guía de las aves de Europa, África del Norte y el Cercano Oriente, Harper Collins Publisher, Reino Unido.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *