Syzygium malaccense

Syzygium malaccense

La pomarrosa (Syzygium malaccense (L.) Merr. & L.M. Perry, 1938) es una especie arbórea perteneciente a la familia Myrtaceae.

Sistemática –
Desde un punto de vista sistemático pertenece a:
dominio eucariota,
reino plantae,
subarigno traqueobionta,
superdivisión de espermatofitas,
división de magnoliofitas,
clase Magnoliopsida,
Subclase Rosidae,
Orden Myrtales,
familia de las mirtáceas,
Género Syzygium,
Especies de S. malaccense.
Basionimo es el término:
– Eugenia malaccensis L ..
Los términos son sinónimos:
– Caryophyllus malaccensis (L.) Stokes;
– Eugenia domestica Baill.;
– Eugenia macrophylla Lam.;
– Eugenia pseudomalaccensis Linden;
– Eugenia purpurascens Baill.;
– Eugenia purpurea Roxb.;
– Jambosa domestica Blume;
– Jambosa domestica DC.;
– Jambosa macrophylla (Lam.) DC.;
– Jambosa malaccensis (L.) DC.;
– Jambosa malaccensis var. purpurascens (DC.) Nadeaud;
– Jambosa purpurascens DC.;
– Jambosa purpurea (Roxb.) Wight & Arn.;
– Myrtus macrophylla (Lam.) Spreng.;
– Myrtus malaccensis (L.) Spreng..

Etimología –
El término Syzygium proviene del griego σύζῠγος sýzygos emparejado, unido, emparejado: en referencia a las hojas emparejadas.
El epíteto específico de Malaccense deriva de Malasia, la región biogeográfica que se extiende a ambos lados de las fronteras de las ecozonas de Indomalaya y Australasia.

Distribución Geográfica y Hábitat –
Syzygium malaccense es una planta originaria de Malasia y Australia. Es una de las especies cultivadas desde tiempos prehistóricos por los pueblos austronesios. Las plantas fueron transportadas e introducidas deliberadamente en la antigüedad a Oceanía, mientras que en la actualidad se han introducido en todos los trópicos, incluidos muchos países y territorios del Caribe.
Su distribución natural es la del sudeste asiático: Myanmar, Tailandia, Malasia, Nueva Guinea, las Islas Bismark y el norte de Australia.
Su hábitat es el de las selvas tropicales de la región montañosa baja, los humedales costeros y es común en las aldeas, los bosques secundarios de tierras bajas y los valles cultivados desde el nivel del mar hasta los 1.000 – 1.200 metros.

Descripción –
Syzygium malaccense es un árbol de hoja perenne con un dosel agrandado pero en forma de cono que generalmente crece de 5 a 20 metros de altura, aunque se han registrado especímenes de hasta 30 metros en Nueva Guinea.
El tronco cilíndrico recto puede tener un diámetro de 20 a 45 cm (pero hasta 130 cm en Nueva Guinea), a menudo ramificado cerca del suelo aunque a veces sin ramas durante 10 a 15 metros, con contrafuertes en la base.
Las inflorescencias crecen directamente sobre el tronco o sobre las ramas viejas sin hojas, con una abundante floración de un color rojo-rosado muy vistoso.
Florece a principios de verano, dando frutos tres meses después.
El fruto es de forma oblonga y de color rojo oscuro, aunque algunas variedades tienen la piel blanca o rosada; midiendo hasta 20 mm x 26 mm y 5 – 8 cm de diámetro, conteniendo una sola semilla grande.
La pulpa es blanca y rodea una gran semilla. Su sabor es suave pero refrescante.

Cultivo –
Syzygium malaccense es una planta de las tierras bajas tropicales bastante húmedas, donde también se encuentra en altitudes de hasta 1.200 metros.
Esta planta crece mejor en zonas donde las temperaturas diurnas anuales oscilan entre 22 y 28 °C, pero puede tolerar entre 16 y 33 °C.
La planta es intolerante a las heladas y prefiere una precipitación media anual en el rango de 1200 – 1600 mm, pero tolera 1000 – 2200 mm.
Las plantas pueden tolerar una estación seca, pero crecen mejor en áreas con precipitaciones durante todo el año.
Desde el punto de vista pedoclimático prefieren un suelo rico y bien drenado y una posición a pleno sol, tanto que los encontramos en los suelos pobres y coralinos de las islas bajas, no les gustan los suelos muy ácidos y prefieren una pH entre 5,5 y 6,5, tolerando entre 5 y 8.
Las plantas tardan de 4 a 5 años en florecer desde la semilla, y el rendimiento máximo se alcanza después de unos 10 años.
Además, las plantas pueden dar frutos hasta tres veces al año; la floración parece verse facilitada por un período de lluvia que sigue a un período de sequía.
En algunos años, la fructificación puede ocurrir casi continuamente y se han registrado rendimientos de 60 a 80 kilos por planta.
Los árboles jóvenes se trasplantan muy fácilmente.
La propagación se produce tanto por semilla, siendo la siembra que debe realizarse cuando la semilla aún está fresca, separada del fruto, ya que tiene una vitalidad limitada.
El acodo aéreo es el método de reproducción vegetativa más común.
También se puede propagar por esquejes, tanto directamente como por injerto.

Costumbres y tradiciones –
Syzygium malaccense es una planta conocida con muchos nombres comunes dependiendo de la zona donde crece o se cultiva.
Se la conoce como manzana rosa malaya, o simplemente manzana malaya, manzana de montaña, manzana rosa, manzana Otaheite, ceniza rosa satinada, ciruela y pommerac (derivado de pomme Malac, que significa «manzana malaya» en francés).
A pesar de que a veces se le llama otaheita de anacardo, no está relacionado con el anacardo.
En Costa Rica se le conoce como Manzana de Agua. Se encuentra principalmente en las zonas lluviosas de la costa atlántica del país. En Colombia, Puerto Rico y otros países de América Latina está presente y se le conoce como Poma Rosa. En Papua Nueva Guinea, se conoce como laulau.
En 1793, el capitán William Bligh recibió el encargo de obtener frutos comestibles de las islas del Pacífico para Jamaica, incluida esta especie.
Esta planta se utiliza como alimento pero también con fines medicinales.
Los frutos son comestibles; se comen tanto crudos como guisados ​​con clavo o combinados con otras frutas en empanadas, cremas pasteleras, etc.
La fruta madura es crujiente y muy jugosa, con una piel fina y un sabor suave, refrescante y subácido.
Son deliciosamente refrescantes en un día caluroso, llenos de vitaminas.
Las flores también se consumen, se conservan en almíbar o se comen en ensaladas. Además, se agregan estambres ligeramente ácidos a las ensaladas.
Las hojas tiernas y los brotes, aunque todavía rojos, se comen crudos con arroz.
Para uso medicinal se utilizan diferentes partes del árbol en la medicina tradicional; de hecho, las hojas y la corteza han demostrado tener actividad antibiótica, la corteza es astringente, mientras que la planta también es ligeramente hipoglucemiante.
La planta contiene taninos y es astringente. En particular, la corteza, las hojas y las raíces de la manzana de Malasia se utilizan contra diversas dolencias.
Una infusión de la corteza se usa para tratar la tuberculosis, las infecciones bucales, el dolor de estómago y las dolencias abdominales.
La corteza se usa para tratar las úlceras bucales en los niños. También se usa como purgante y para tratar enfermedades venéreas.
Las hojas se utilizan para tratar los ojos rojos.
Una decocción de las hojas se usa como limpiador para infecciones de la piel.
Entre las demás indicaciones de esta planta en el campo medicinal, cabe recordar que se utiliza para la tos; diuresis y mal apetito; como remedio para dolores óseos profundos, diabetes, gonorrea, estómago hinchado después del parto, dolor de garganta, aftas, bronquitis y para aliviar el estreñimiento.
Entre otros usos, se obtiene un tinte marrón rojizo para realizar motivos sobre lienzo de corteza de tapa; esto se puede obtener de la corteza y la raíz.
La madera de color rojizo a marrón claro es dura, dura, muy pesada, pero tiende a deformarse y es difícil trabajar con ella. Se utiliza localmente para la construcción.
La madera se usa tradicionalmente en Hawái para construir vigas para su hale, casa y para modelar cuencos y tablas.

Método de preparación –
Syzygium malaccense es una planta muy extendida tanto en forma espontánea como en cultivo.
Como se ha mencionado, se utiliza tanto con fines alimentarios y comestibles como para otros usos.
También hay varios usos típicos en el uso alimentario.
En Puerto Rico, la manzana de Malasia se usa para hacer vinos.
En Hawái, la fruta se come de la misma manera que una manzana del noroeste del Pacífico.
Los indonesios consumen las flores del árbol en ensaladas, y en Guyana la cáscara de la fruta se cocina para hacer un jarabe.
También se obtiene una mermelada que se prepara guisando la pulpa con azúcar moreno y jengibre.

Guido Bissanti

Fuentes
– Acta Plantarum – Flora de las regiones italianas.
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– GBIF, la Facilidad Global de Información sobre Biodiversidad.
– Base de datos útil de plantas tropicales.
– Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (ed.), 2005. Una lista comentada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.
– Pignatti S., 1982. Flora de Italia, Edagricole, Bolonia.
– Treben M., 2000. Salud de la Farmacia del Señor, Consejos y experiencias con hierbas medicinales, Ennsthaler Editore.
Fuente de la foto:
https://inaturalist-open-data.s3.amazonaws.com/photos/71653846/original.jpeg

Advertencia: Las aplicaciones farmacéuticas y usos alimúrgicos se indican únicamente con fines informativos, no representan en modo alguno una prescripción médica; por lo que no se responsabiliza de su uso con fines curativos, estéticos o alimentarios.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.