Reproducción de la Morera del papel

Reproducción de la Morera del papel

La morera de papel (Broussonetia papyrifera (L.) L’Hér. Ex Vent.) es un árbol de la familia Moraceae, originario de Asia.

Hábitat de cría adecuado –
Broussonetia papyrifera es una planta originaria de Asia, en un área que incluye Taiwán, China, Japón, Corea, el sudeste asiático, Birmania e India.
Esta especie ha sido ampliamente cultivada en otros lugares durante algún tiempo y crece como especie introducida en partes de Europa, Estados Unidos y África.
En Europa se introdujo a mediados del siglo XVIII como planta ornamental. Se utilizó para crear el primer tipo de papel, atribuido a Cai Lun, un inventor chino que vivió bajo la dinastía Han, quien luego se convirtió en un alto funcionario del emperador He, donde se ocupó de las innovaciones técnicas a partir de armas y a quien tradicionalmente se le atribuye la invención del papel hacia el año 105.
Esta planta tras su introducción en Europa, como esencia ornamental, pronto escapó de jardines y parques gracias a su carácter frugal y pionero. Hoy en día se encuentra fácilmente a lo largo de los bordes de carreteras y vías férreas y en las áreas baldías a lo largo de las playas.
Su hábitat en la naturaleza es el de bosques, quebradas y bosques de montaña, bosques de tierras bajas áridas o húmedas, áreas abiertas, bosque secundario, junto a arroyos en bosques frondosos, prefiriendo la humedad, en altitudes de hasta 2.000 metros.
Es una planta rústica, indiferente al sustrato, soporta los ambientes fríos y poco luminosos.

Propagación –
Broussonetia papyrifera es un árbol muy adaptable que crece casi hasta unos 2.000 metros, pero su rango también se extiende a la zona templada donde las plantas maduras pueden soportar temperaturas de hasta -10 °C.
Crece mejor en áreas donde las temperaturas diurnas anuales están entre 15 y 28 ° C y prefiere una precipitación media anual en el rango de 800 – 2500 mm, pero tolera 500 – 3000 mm.
Se cultiva fácilmente en un lugar cálido y soleado en cualquier suelo y es una especie tolerante a la sequía una vez que echa raíces.
Desde el punto de vista edafológico crece bien incluso en suelos pobres arenosos o pedregosos en condiciones de pH entre 5 y 7,5, tolerando entre 4,5 y 8.
Planta de rápido crecimiento resistente a la contaminación urbana.
La propagación puede ocurrir por semilla y no se requiere tratamiento previo. La siembra debe hacerse directamente en las macetas; la germinación generalmente ocurre dentro de 1 – 3 meses a 15 ° C.
Las plántulas jóvenes deben cultivarse y trasplantarse cuando sean lo suficientemente grandes como para poder soportar la siembra en campo abierto.
También se puede propagar por esquejes con madera semimadura, de 8 – 12 cm de largo o incluso madera madura de ramas estacionales.

Ecología –
La morera de papel cuenta con una historia antigua. Fue utilizado por los antiguos austronesios para hacer corteza.
Varios estudios genéticos han rastreado los orígenes de las poblaciones de Broussonetia papyrifera en el remoto Pacífico hasta Taiwán a través de Nueva Guinea y Sulawesi. En Filipinas, a lo largo del camino de la expansión, Broussonetia papyrifera es en su mayoría descendiente de introducciones modernas en 1935. Las introducciones antiguas presumiblemente desaparecieron en tiempos prehistóricos debido a su reemplazo por telas tejidas a mano, ya que Broussonetia papyrifera generalmente sobrevive solo bajo cultivo humano. Sin embargo, su ausencia en Filipinas subraya aún más sus orígenes en Taiwán y no dentro de la isla del sudeste asiático. Además, las poblaciones de Broussonetia papyrifera en Nueva Guinea también muestran una afluencia genética de otra expansión desde Indochina y el sur de China.
Se cree que es el cultivo de fibra más transportado en tiempos prehistóricos.
Broussonetia papyrifera está presente en casi todas las islas o grupos de islas de Polinesia, incluidas Rapa Nui y Aotearoa. Algunas poblaciones se han extinguido recientemente después de dejar de ser cultivadas, como en las Islas Cook y Mangareva, aunque existen informes y especímenes preparados de corteza y herbario en colecciones de museos recopilados por europeos durante la época colonial. Fueron propagados por los polinesios principalmente a través de la propagación vegetativa con esquejes de raíces y brotes. Rara vez se cultivaban a partir de semillas, ya que la mayoría de las plantas se recolectaban antes de la floración, cuando los tallos alcanzan unos 2,5 cm de diámetro, como se describe en los relatos europeos del siglo XVIII. Se desconocen las plantas silvestres reproducidas sexualmente, ya que las plantas son dioicas y requieren la presencia de especímenes masculinos y femeninos en una isla.
El árbol fue introducido en Nueva Zelanda por los primeros colonos maoríes (las historias orales mencionan las canoas Ōtūrereao, Tainui y Aotea como fuentes).
El árbol se veía comúnmente durante los viajes de James Cook en la década de 1870, sin embargo, el árbol probablemente se extinguió en la década de 1840, debido a la reducción del cultivo y la depredación por parte de los cerdos y el ganado que comían el árbol. Luego fue reintroducido en Nueva Zelanda por plantas japonesas durante la colonización europea.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.