Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia

Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia

El Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, cuyo Código WDPA es: 348806 es un parque nacional español con una superficie terrestre de 1.200 Ha y una superficie marítima de 7.200 Ha.
Este parque fue creado con la Ley 15 de 2002.
Es un espacio natural protegido español que incluye los archipiélagos gallegos de Ons, Cíes y las islas de Sálvora y Cortegada.
Es el único parque nacional de Galicia y el decimotercero, por orden cronológico, de España.

Geografía –
Geográficamente, las islas del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia están situadas en la plataforma continental de las Rías Baixas gallegas. Los archipiélagos de Cortegada y Sálvora se sitúan respectivamente en la zona interior y exterior de la Ría de Arousa. El archipiélago de Ons, formado principalmente por las islas de Ons y Onza, está situado a la entrada de la Ría de Pontevedra. Asimismo, las islas Cíes rodean la entrada a la Ría de Vigo e incluyen las islas de Monteagudo, Montefaro y San Martiño.
Archipiélago de Ons: las islas de Ons forman un archipiélago situado en la desembocadura de la Ría de Pontevedra. El archipiélago está formado por la isla de Ons, la isla de Onza u Onzeta, y otras pequeñas rocas entre las que se encuentra El Corveiro. En la temporada estival se realizan travesías marítimas diarias desde los puertos de Marín, Cangas, Bueu, Sanxenxo y Portonovo.
Archipiélago de las Cíes: las Islas Cíes forman un archipiélago situado en la desembocadura de la ría de Vigo, en la Provincia de Pontevedra (Galicia, España). Administrativamente forman parte del municipio de Vigo, fueron declaradas parque natural en 1980 y se incluyeron en el Parque Nacional Geomarino de las Islas Atlánticas de Galicia, creado en 2002. En febrero de 2007, el periódico británico The Guardian elogió la playa de Rodas, en la isla de Monteagudo, como «la playa más bonita del mundo».
Isla de Cortegada: La Isla de Cortegada es una isla situada en la provincia de Pontevedra. Es la mayor del archipiélago que, además de Cortegada, también incluye las Islas Malveiras y las Islas Briñas.
Isla Sálvora: La Isla Sálvora está situada en la desembocadura de la Ría de Arosa, separada del continente por una distancia de 3 km al norte. Ocupa una superficie de unas 190 hectáreas y tiene una altitud máxima de 71 metros. Casi toda la isla tiene costas rocosas, a excepción de tres pequeñas playas de arena blanca y fina.

Climatizado –
Aunque se encuentran en una región de clima oceánico, la mayoría de las islas del parque tienen un clima mediterráneo subhúmedo con tendencia atlántica. Las lluvias son menos abundantes que en la costa cercana debido a la baja altitud de las islas, lo que representa un mínimo obstáculo para el paso de las nubes. La precipitación anual en Cíes es de 1.000 mm/año, mientras que Ons y Sálvora reciben 1.500 mm/año. En verano, las precipitaciones se vuelven escasas. Cortegada, por su ubicación en el interior de la desembocadura cercana a la costa, tiene un clima oceánico, con precipitaciones de 2000 mm/año. La temperatura media anual fluctúa en un rango de 13-15ºC con poca variabilidad estacional, con vientos predominantes del norte en los meses de verano y del suroeste en invierno.

Flora-
En el parque nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, desde el punto de vista botánico, existen unos 200 tipos de algas y 400 especies de plantas terrestres. En la isla de Cortegada se encuentra la mayor formación vegetal de laurel (Laurus nobilis) de Europa.
Este ecosistema marino-terrestre cuenta con un bosque de laurisilva y más de 200 especies de algas.

Fauna –
El Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia es un hábitat clave para muchas especies de fauna, incluida la avifauna.
Entre las especies de aves, las mayores poblaciones españolas de gaviota argéntea (Larus michahellis) y cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) viven en este ecosistema geomarino.
Entre las especies, destacan por su nivel de amenaza el ave tormentosa europea (Hydrobates pelagicus), cuya colonia de nidificación podría suponer el 1% de la población atlántica española, o la pardela balear invernante (Puffinus mauretanicus) y el zarapito común (Numenius arquata) incluida en el catálogo español de especies amenazadas como en peligro de extinción. Destaca especialmente la presencia de la gaviota argéntea (Larus michahellis); es una especie migratoria, cuyas estimaciones demográficas en las islas atlánticas de Galicia representan el 7-15% de la población mundial y un tercio de la población española; o la presencia, como se ha comentado, del cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), incluido en la categoría Vulnerable en el catálogo español de especies amenazadas y en el catálogo gallego de especies amenazadas, que en este territorio supone el 1-3% de su población mundial y el 78% de su población española.
En cuanto a los mamíferos que pueblan los ambientes marinos, destaca la presencia de hasta 27 especies de cetáceos y pinnípedos. Las especies más frecuentes son el delfín mular (Tursiops truncatus), la marsopa (Phocoena phocoena), el calderón (Globicephala melas) y el delfín común (Delphinus delphis).
Además, el parque ve una presencia regular de tortugas marinas. Entre estas, las especies más frecuentes son la tortuga marina (Caretta caretta), junto con la tortuga verde (Chelonia mydas), la tortuga lora (Lepidochelys kempii), la tortuga carey (Eretmochelys imbricata) o la tortuga laúd. (Dermochelys coriacea).
En la familia de los anfibios, las islas son el hogar de salamandras más pequeñas que en el continente vecino, con distintas actividades diurnas y de reproducción como una adaptación a las condiciones de la isla. Los reptiles incluyen eslizones de Bedriaga (Chalcides bedriagai) y lagartijas oceladas (Timon lepidus), y un insecto notable es la rara mariposa festón española (Zerynthia rumina). Los mamíferos son escasos, aunque hay muchos conejos que prácticamente no tienen depredadores. Las nutrias han reaparecido en los últimos años.
Además, los fondos marinos incluidos dentro de los límites del área protegida se caracterizan por una gran biodiversidad. A la gran variedad de peces, moluscos y crustáceos que viven en las praderas de algas, se suman diversas especies de delfines.

Guido Bissanti




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.