Parque Nacional Saguaro

Parque Nacional Saguaro

El Parque Nacional Saguaro, cuyo código WDPA es: 374162 es un Parque Nacional de los Estados Unidos ubicado en Arizona, con una superficie de 370 km².
Este parque fue establecido en 1994 y es administrado por el Servicio de Parques Nacionales.
El Parque Nacional Saguaro está ubicado en el sur de Arizona y está dividido en dos secciones, una a unas 20 millas al este y la otra a unas 15 millas al oeste de Tucson. Ambas secciones son fácilmente accesibles en coche y cuentan con un centro de recepción de visitantes.
El Parque Nacional Saguaro es parte del Desierto de Sonora y lleva el nombre de saguaro, un cactus gigante nativo de esta región, aunque también están presentes otras especies de cactus.
El área fue originalmente designada como Monumento Nacional el 1 de marzo de 1933 y fue transformada en Parque Nacional el 14 de octubre de 1994 por el presidente Bill Clinton.

Geografía –
El Parque Nacional Saguaro, como se mencionó, se divide en dos secciones.
La Sección Oeste: Distrito de las Montañas de Tucson y la Sección Este: Distrito de las Montañas de Rincón.
El Distrito de las Montañas de Tucson está ubicado al oeste de la ciudad de Tucson. El centro de visitantes de Red Hills (2700 North Kinney Road, Tucson, Arizona 85743) está abierto de 9 am a 5 pm todos los días excepto el 25 de diciembre, aquí puede encontrar folletos, libros y mapas del parque. Siguiendo el camino que ingresa al parque desde el centro de visitantes durante aproximadamente 2.5 km, se llega al bucle de Bayada, un camino empinado de tierra que hace un bucle de casi 10 km a través de un denso bosque de saguaro. En esta sección del parque hay algunos senderos muy simples y de corta duración, como el sendero del jardín de cactus en el centro de visitantes, el sendero natural de descubrimiento del desierto de poco menos de 1 km de largo, el sendero con vista al valle de aproximadamente 1,5 km que permite vistas panorámicas del desierto, las montañas y el bosque de saguaro.
El Distrito de las Montañas de Rincón se encuentra al este de la ciudad de Tucson y fue el Monumento Nacional original. La peculiaridad de este parque es que parte del Desierto de Sonora y gradualmente se convierte en parte del bosque de coníferas de las montañas del Rincón. El pico más alto de esta zona es la montaña Mica, que alcanza una altitud de 2641 m. Aunque esta sección tiene menos cactus saguaro que el área occidental, en promedio son más grandes debido a las lluvias más frecuentes y abundantes debido a la proximidad de la montaña Rincón.

Geología –
El Parque Nacional Saguaro tiene un origen geológico muy antiguo. Las rocas más antiguas son de naturaleza metamórfica, de color gris oscuro conocido como esquisto Pinal, que representa la corteza original del sur de Arizona. Estas rocas se formaron hace unos 1.700 millones de años durante el Precámbrico debido a la colisión entre placas que alteró las rocas volcánicas sedimentarias preexistentes en esquistos y otras rocas metamórficas. También hay algunas subvenciones formadas hace 1.400 millones de años y que forman la cresta del Tarque Verde.
Posteriormente, hace unos 600 millones de años, al inicio del Paleozoico, comenzaron los movimientos corticales relacionados con la colisión entre la placa del Pacífico y la placa de América del Norte, esto dio lugar a una sucesión de períodos de deposición de rocas sedimentarias, principalmente calizas, areniscas y periodos de esquisto y erosión. Se pueden ver ejemplares de estas rocas dentro del parque, en el merendero de Sus y cerca de las cascadas de Lime Kiln.
Durante la primera parte del Mesozoico, hace unos 150 millones de años, el continuo ascenso de la región provocó una fuerte erosión de las rocas que poco a poco llegaron a la superficie. Los sedimentos fueron arrastrados hasta un mar interior y hoy forman las Colinas Rojas cerca del centro de visitantes homónimo. El color rojo se debe a la hematita, un óxido de hierro que se forma en aguas poco profundas ricas en oxígeno como el mar que cubría esta región. La evidencia de la existencia de este mar proviene de madera fósil petrificada, conchas y huesos de dinosaurios encontrados en la zona.
Entre el final del Mesozoico y el comienzo del Cenozoico, hace unos 30 millones de años, la continua subducción de la placa del Pacífico bajo la placa de América del Norte provocó una fuerte actividad volcánica que involucró a la actual zona de Tucson, como consecuencia de esto. Fueron fuertes emisiones de riolita, lava y flujos piroclásticos. El consiguiente vaciado del subsuelo llevó a la formación de una enorme caldera que gradualmente se fue llenando de riolita, cenizas y rocas formadas durante el colapso del volcán. Este complejo rocoso se conoce como Tucson Mountain Chaos y es la principal formación rocosa de las montañas de Tucson. En el mismo período las áreas circundantes fueron sometidas a introsiones de granito rosa y vetas de cuarzo que contienen muchos minerales, entre ellos cobre, plata y oro, la presencia de estos minerales permitió el desarrollo de Arizona a fines del siglo XIX. Una de estas intrusiones es visible a lo largo del sendero Hugh Norris, a la altura del pico Amole.
Finalmente hace entre 10 y 20 millones de años el continuo movimiento de las placas tectónicas llevó a la formación de una falla en el área de Tucson, los movimientos a lo largo de esta falla llevaron a la formación de una depresión que se llenó de sedimentos de las montañas de Tucson y el Montañas Catalina, este proceso continúa hasta el día de hoy.

Clima –
El Parque Nacional Saguaro se encuentra en una región caracterizada por un clima árido de tipo BWh según la clasificación Köppen-Geiger.
En esta zona, en el período invernal, la temperatura puede ir desde alrededor de 19 ° C en horas pico a 5 ° C en la noche, el verano es extremadamente caluroso con temperaturas máximas que pueden superar los 41 ° C mientras que por la tarde la temperatura desciende a aproximadamente 22 ° C.
La zona se caracteriza por un clima muy árido con precipitaciones medias anuales de poco más de 300 mm, la precipitación más abundante se da en los meses de julio y agosto, mientras que es extremadamente escasa entre abril y junio. En invierno, las lluvias se concentran en los meses de diciembre a febrero y se presentan en forma de lluvias ligeras pero prolongadas, las nevadas también son posibles en altitudes más altas, la temporada de lluvias de verano en cambio va de julio a septiembre y se caracteriza por lluvias intensas. Y violento típico del monzón norteamericano, acompañado de relámpagos y le siguieron inundaciones repentinas.

Flora –
El Parque Nacional Saguaro, por sus peculiaridades climáticas, alberga, en su mayor parte, plantas que se han adaptado a vivir en el desierto, por lo que en los períodos más secos reducen su actividad para preservar el agua acumulada. Hay más de 1162 especies de plantas en el distrito de las Montañas del Rincón, que van desde cactus y ocotillos en la zona desértica hasta pino amarillo (Pinus ponderosa) y pseudotsuga en la zona montañosa. El distrito de Tucson Muntains contiene 512 especies de plantas.
Dentro del parque hay 10 especies de plantas en peligro de extinción, 78 especies de plantas no nativas de la región se han extendido dentro del distrito de las montañas de Rincón, mientras que 47 especies de plantas no nativas de la zona se han extendido al interior de las montañas de Tucson. distrito. Hay 25 especies de cactus en el parque, incluido el saguaro (Carnegiea gigantea), varias especies pertenecientes al género Mammillaria, Ferocactus wislizeni, Opuntia versicolor, Echinocereus fendleri var. fasciculatus, la Opuntia engelmannii, el osito de peluche cholla (Cylindropuntia bigelovii), la Cylindropuntia fulgida.
También dentro del parque hay muchas especies no nativas de la región, la más peligrosa para la vida del saguari es el Pennisetum ciliare, una planta perenne originaria de África capaz de competir por los mismos recursos que comen los saguaros y que crea un césped. que no permite el crecimiento de otras especies y que facilita la propagación de incendios. Cada 10 años se realiza un censo de saguaros en el parque, el último fue de octubre de 2009 a octubre de 2010, los resultados no han sido analizados por completo aunque es evidente que el número de ejemplares está en constante aumento en ambos distritos. Desde 1990 .

Fauna –
Al igual que con las plantas, los animales del Parque Nacional Saguaro también incluyen especímenes que se han adaptado a vivir en climas áridos y cálidos.
De hecho, a pesar de ser una zona desértica, hay algunos anfibios en el parque, especialmente sapos que salen de madrigueras subterráneas en verano cuando las lluvias monzónicas llenan de agua los arroyos que atraviesan el parque y forman charcos. La lista de anfibios presentes en el parque incluye: Hyla arenicolor, una pequeña rana arborícola de colores muy variables que le permiten integrarse bien en el entorno en el que vive; es posible encontrarlo a lo largo de los cauces de los ríos entre cantos rodados a los que es capaz de aferrarse gracias a las ventosas presentes en las patas, la única defensa frente a los depredadores la da el mimetismo y quedando totalmente quieto cuando el depredador se acerca. El Scaphiopus couchii vive la mayor parte del año en madrigueras subterráneas en estado letárgico, durante las lluvias de verano sale de las madrigueras para alimentarse principalmente de termitas, si las lluvias son lo suficientemente largas, comienza la búsqueda de pareja de apareamiento.
Otro anfibio es el Bufo cognatus, fácilmente reconocible por las manchas simétricas en la espalda, la llamada del macho es muy ruidosa y puede durar hasta un minuto. La Rana yavapaiensis vive solo en áreas donde hay charcos de agua permanentes, se reproduce todo el año y los renacuajos tardan alrededor de un año en convertirse en adultos, el hecho de que vivan donde el agua está presente todo el año pone en peligro la presencia de esta especie en el interior del país. aparcar, ya que los períodos prolongados de sequía secan casi todas las piscinas. Spea multiplicata también está activa durante el período lluvioso de verano cuando está en peligro, emite una secreción con un fuerte olor a maní de la piel que causa lagrimeo y secreción nasal. El pequeño Bufo punctatus es fácilmente reconocible por las grandes glándulas presentes detrás de los ojos y por las protuberancias rojas esparcidas en la espalda, es la única especie de sapo presente en el desierto de Sonora que pone sus huevos individualmente. Incilius alvarius es uno de los sapos más grandes de Norteamérica, la piel es de un color verde oliva y tiene grandes glándulas detrás de los ojos que emiten toxinas de defensa si están en peligro, estas toxinas son tan poderosas que se paralizan y en algunos casos llegan a matar. un perro.
Dentro del Parque Nacional Saguaro obviamente no hay escasez de reptiles, algunos de los cuales se encuentran entre los más característicos de América del Norte, como el Gopherus agassizii, una tortuga que es capaz de vivir hasta 100 años y que es difícil de ver en qué permanece escondido en la guarida durante las horas más calurosas. El monstruo de Gila (Heloderma robustum) es uno de los dos saurios venenosos que existen en el mundo, el veneno es secretado por las glándulas de la mandíbula y penetra a la víctima a través de la mordedura, su veneno no es mortal para los humanos. El Phrynosoma solar es el lagarto cornudo más grande de los Estados Unidos y es fácilmente reconocible por los cuatro cuernos detrás de su cabeza, es fácil verlo cerca de hormigueros ya que se alimenta principalmente de hormigas.
Hay 5 especies de serpientes de cascabel: Crotalus atrox, la más común en Norteamérica, Crotalus tigris, Crotalus molossus, Crotalus scutulatus y Crotalus cerastes. Otra especie de serpiente venenosa presente en el parque es la Micruroides euryxanthus. También hay numerosas especies de serpientes no venenosas que incluyen: Thamnophis cyrtopsis, Lampropeltis getula, Diadophis punctatus, Tantilla hobartsmithi, Trimorphodon biscutatus y Leptotyphlops humilis.
La avifauna también es interesante; Dentro del Parque Nacional Saguaro, existen especies de aves que son difíciles de ver en otros lugares, como el papamoscas bermellón (Pyrocephalus rubinus) y el autillo (Megascops trichopsis). En la zona desértica es posible ver el mimì mayor (Geococcyx californianus), quizás una de las aves más famosas del suroeste de Estados Unidos; es raro verlo volar ya que para cazar explota su carrera rápida que le permite capturar lagartijas y roedores, la cola larga actúa como timón durante la carrera. El pájaro carpintero de Gila (Melanerpes uropygialis) anida en la corteza exterior del saguaro, de esta manera es capaz de defenderse tanto de los depredadores como de las altas temperaturas del desierto. Los nidos abandonados están ocupados por otras aves, como el cernícalo (Falco tinnunculus), la golondrina púrpura (Progne subis) y el búho duende (Micrathene whitneyi); este último es el búho más pequeño del mundo, se alimenta de insectos, especialmente escarabajos y polillas, y migra a México a fines de octubre para regresar al desierto de Sonora en marzo. El colador de Gambel (Callipepla gambelii) es fácilmente reconocible por un mechón negro en la cabeza, no le gusta el calor por lo que está activo por la mañana y por la noche, durante los períodos de sequía obtiene agua de los frutos de los cactus .
El colibrí de Anna (Calypte anna) es el único colibrí que se encuentra durante todo el año en la región del desierto de Sonora. El reyezuelo (Campylorhynchus brunneicapillus) es el ave simbólica del estado de Arizona, el macho y la hembra construyen juntos el primer nido y mientras la hembra está incubando los huevos, el macho construye un segundo nido que se utilizará primero como refugio. para adultos y, por tanto, para la nueva prole. El mimo de pico curvo (Toxostoma curvirostre) además de ser reconocible por su pico curvo, tiene ojos amarillos muy vistosos, usa su pico para cavar en la arena para cazar insectos y semillas.
El ratonero común de Harris (Parabuteo unicinctus) vive y caza en grupos, los grupos están formados por una pareja que se reproduce y por algunos adultos que solo se encargan de alimentar a las crías de la pareja y de defender el nido. La paloma blanca (Zenaida asiatica) juega un papel fundamental para el saguaro, de hecho favorece la polinización al pasar de flor en flor y una vez maduran los frutos de los cactus ayuda a la propagación de semillas ya que se alimenta de los frutos pero no es capaz de para digerir las semillas.
Subiendo a mayores altitudes es posible encontrar el azor común (Accipiter gentilis), el junco de ojos amarillos (Junco phaeonotus) y el arrendajo mexicano (Aphelocona ultramarina). El macho de la fainopepla negra (Phainopepla nitens) se distingue por su color negro brillante, cresta y ojos rojos, mientras que la hembra es gris con ojos rojos. Se alimenta principalmente de muérdago y contribuye a su difusión dispersando sus semillas a través del estiércol.
A pesar de las características climáticas del parque, existen numerosos mamíferos en esta zona.
Estos incluyen el gato montés (Lynx rufus), que está muy extendido en el parque; esta se alimenta principalmente de conejos y codornices, en algunos casos llega hasta los límites de la ciudad de Tucson. El puma (Puma concolor) es el depredador más fuerte presente en el parque y está muy extendido en ambas secciones, las mandíbulas de este animal son tan fuertes que pueden romper el caparazón de las tortugas para comérselas. El oso negro americano (Ursus americanus) está presente solo en las altitudes más altas en el distrito de las montañas del Rincón, normalmente vive dentro del bosque pero cuando en los años más secos también desciende a altitudes más bajas en busca de alimento y agua. La nasua común (Nasua narica) es un animal diurno capaz de alimentarse tanto de insectos como de serpientes, así como de semillas y bayas. El mapache (Procyon lotor) prefiere las zonas donde hay agua todo el año, se desplaza con facilidad hacia la ciudad en busca de alimento.
La lubina norteamericana (Bassariscus astutus) es el mamífero símbolo del estado de Arizona, aunque está muy extendido dentro del parque es muy difícil verlo ya que es tímido, como guarida prefiere cuevas, grietas en las rocas o huecos. bañador. El coyote (Canis latrans) está muy extendido en ambas secciones del parque y se alimenta tanto de cactus como de animales. El zorro pigmeo americano (Vulpes macrotis) está presente solo en el distrito de las montañas de Tucson, su hábitat en los alrededores del parque está disminuyendo constantemente y esto está comprometiendo la presencia de esta especie dentro del parque. El zorro gris (Urocyon cinereoargenteus) es la única especie de la familia canina capaz de trepar a los árboles, tanto para cazar como para defenderse de los depredadores. Los pècari de collar (Pecari tajacu) están muy extendidos en el parque, viven en grupos que van de 4 a 20 individuos liderados por una hembra adulta, su dieta consiste en raíces, semillas, frutos de cactus y ocasionalmente carroña. La familia Mephitidae está representada en el parque por la mofeta común (Mephitis mephitis), la mofeta moteada occidental (Spilogale gracilis) y la mofeta encapuchada (Mephitis macroura). El tejón plateado (Taxidea taxus) es muy raro en el parque, el número de ejemplares está disminuyendo constantemente debido a la desaparición de su hábitat en las áreas aledañas al área protegida.
La ardilla de Alberto (Sciurus alberti), introducida en el área de las montañas de Santa Catalina cerca del parque Saguaro en 1941, se ha convertido en la especie más extendida dentro del parque después de haber superado a la ardilla gris de Arizona (Sciurus arizonensis), una especie nativa de esta área. Ambas especies viven en áreas boscosas de las montañas de Rincón. Muy fácil de detectar es el Ammospermophilus harrisii, reconocible por las rayas blancas a los lados del cuerpo, están activos incluso durante las horas más calurosas del día. El Topermophilus variegatus es una ardilla de tierra que prefiere las zonas rocosas de alta montaña, se observa fácilmente dentro del parque. Igualmente fácil de detectar, pero en la zona desértica del parque, es el Xerospermophilus tereticaudus. Finalmente, las Neotamias dorsalis se pueden observar tanto en las zonas montañosas del parque como en las altitudes más bajas, pero limitadas a las zonas cercanas a los cursos de agua.
La liebre del desierto (Lepus alleni) no es muy común en el parque y es posible avistarla principalmente en las cercanías de grandes cursos de agua arenosos y secos. La liebre californiana (Lepus californicus) prefiere la zona desértica y está activa durante las horas más frescas del día. El conejo del desierto (Sylvilagus audubonii) es muy común dentro del parque debido a su alta tasa de reproducción, su abundancia también lo convierte en una presa favorita de muchas especies de serpientes de cascabel y otros depredadores como halcones y linces.
Dentro del Parque Nacional Saguaro también encontramos numerosas especies de murciélagos, de los cuales solo dos se alimentan de néctar y son Choeronycteris mexicana y Leptonycteris curasoae.
La mayoría son insectívoros como Eptesicus fuscus, Macrotus californicus (especie que no migra e hiberna durante el invierno), Myotis californicus, Myotis velifer, Myotis thysanodes (especie que migra en invierno aunque hoy se desconoce la ruta de migración), el Lasiurus cinereus, Myotis volans), el moloso brasileño (Tatarida brasiliensi), la especie más extendida en el suroeste de los Estados Unidos, el murciélago del desierto (Antrozous pallidus), el Nyctinomops femorosaccus, el Lasionycteris noctivagans, Myotis auriculus, el murciélago de Townsend ( Corynorhinus townsendii), Parastrellus hesperus (pesa unos 3 gramos y es el murciélago más pequeño de los Estados Unidos de América), Lasiurus blossevillii, Myotis ciliolabrus, Myotis yumanensis.

Guido Bissanti




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *