Valor nutricional de la acelga

Valor nutricional de la acelga

La acelga (Beta vulgaris var. Cicla) es una variedad de remolacha, una planta perteneciente a la familia Chenopodiaceae.

Características –
La acelga de la costa La acelga de la costa es una variedad de Beta vulgaris; es una planta herbácea tanto bianual como anual, con grandes hojas de color verde brillante. Los tallos son blancos, rojos o amarillos según la variedad.
Esta verdura se come cocida y también se llama acelga o, más raramente, bida.
Tiene un sabor dulce y se comen las hojas y la parte tierna y carnosa del corazón.
Puede consumir toda la planta, incluidas las hojas y el tallo. Las hojas se cosechan cuando aún son pequeñas (menos de 20 cm).

Ficha nutricional –
La acelga es muy rica en vitaminas, especialmente A y C y también K, también contiene fibra, ácido fólico y sales minerales.
Los siguientes son los valores nutricionales medios por 100 g de sustancia:
– Energía 20 kcal (80 kJ);
– Proteína 1,88 g;
– Carbohidratos totales 4,13 g;
– Azúcares 1,1 g;
– Fibra 2,1 g;
– Grasa total 0,08 g;
– Agua 92,65 g.
En cuanto a las Vitaminas tenemos:
– Vitamina A 306 µg;
– Tiamina (Vit. B1) 0,034 mg;
– Riboflavina (Vit. B2) 0,086 mg;
– Niacina (Vit. B3) 0,36 mg;
– Ácido pantoténico (Vit. B5) 0,163 mg;
– Vitamina B6 0,085 mg;
– Ácido fólico (Vit. B9) 9 mg;
– Vitamina C 18 mg;
– Vitamina E 1,89 mg;
– Vitamina K 327,3 µg.
Finalmente los minerales:
– Calcio 58 mg;
– Hierro 2,26 mg;
– Fósforo 33 mg;
– Magnesio 86 mg;
– Manganeso 0,334 mg;
– Potasio 549 mg;
– Sodio 179 mg;
– Zinc 0,33 mg.

Propiedad –
La acelga es una verdura muy popular ya que, como se ve, contiene vitaminas, fibra, ácido fólico y sales minerales. Las hojas exteriores, que son las más verdes, contienen la mayor cantidad de vitaminas y caroteno. También contiene ácido oxálico.
Por su riqueza en calcio, potasio, fibra y vitaminas A y C posee propiedades remineralizantes.
La presencia de buenas concentraciones de vitaminas, especialmente A y C y también K, actúa sobre el fortalecimiento de los huesos y participa en la protección del sistema nervioso. Además, se caracterizan por una buena presencia de sales minerales, como el hierro y sobre todo el potasio. Esto es muy importante porque permite que las remolachas jueguen un papel en la regulación de la presión arterial y las hace parte de una dieta diseñada para quienes padecen hipertensión arterial. La alta concentración de hierro, por otro lado, los convierte en una estimación aliada contra la anemia.
Para mantener intactas sus cualidades organolépticas y su contenido nutricional, es aconsejable cocinar las acelgas con la menor cantidad de agua posible. Esto se debe a que las acelgas son alimentos que ya tienen un bajo aporte energético en sí mismos, cocinarlos con mucha agua contribuye a la liberación de la mayoría de sus nutrientes y por tanto a su «agotamiento». Además, al no tener prácticamente colesterol, son alimentos de fácil digestión.
La acelga también tiene acciones diuréticas positivas y por esta razón se la suele referir como un alimento que debe incluirse en su dieta en caso de problemas de cistitis o disfunción renal ya que favorece la eliminación de sustancias tóxicas.
Además, la presencia de muchas fibras promueve la regulación de la actividad intestinal y los niveles de glucosa y también contribuye a aumentar la sensación de saciedad.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *