Nimbina

Nimbina

Nimbina, cuyo término en la nomenclatura oficial de la IUPAC es: metilo (2R, 3aR, 4aS, 5R, 5aR, 6R, 9aR, 10S, 10aR) -5- (acetiloxi) -2- (furan-3-ilo) -10 – (2-metoxi-2-oxoetil) -1, 6,9a, 10a-tetrametil-9-oxo-3,3a, 4a, 5,5a, 6,9,9a, 10,10a-decahidro-2H-ciclopenta [ b] nafto [2,3-d] furan -6-carboxilato es un triterpenoide.
La nimbina tiene una fórmula molecular: C30H36O9 y es una sustancia aislada del árbol de Neem (Azadirachta indica A. Juss., 1830).
Según los estudios más recientes, se cree que la nimbina es responsable de gran parte de las actividades biológicas del aceite de neem y tiene propiedades antiinflamatorias, antipiréticas, fungicidas, antihistamínicas y antisépticas.
La nimbina, junto con la nimbidina, es responsable del mal olor de Neem. Estas dos sustancias son capaces de actuar frente a virus y bacterias, no solo a los fitófagos sino también a una buena parte de los virus y bacterias existentes, incluidos los que atacan a humanos y animales. De ahí la evidencia científica que ha llevado en los últimos años a estudiar en profundidad el Neem para el tratamiento de algunas patologías relacionadas con estos microorganismos.

Advertencia: La información que se muestra no es un consejo médico y puede no ser precisa. Los contenidos son solo para fines ilustrativos y no reemplazan el consejo médico.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *