Chimborazo

Chimborazo

El Chimborazo, con sus 6310 m s.l.m. es la montaña más alta de los Andes ecuatorianos. También es el pico más alto cerca del ecuador y debido al abultamiento ecuatorial, su pico es el punto más alejado del centro de la Tierra.
De hecho, aunque es 2.547 metros más bajo que el Everest, su cumbre está a 2,5 km más del centro de la Tierra que la cima de la montaña del Himalaya. Por lo tanto, si la «montaña más alta» debe entenderse como la que más se extiende hacia el espacio, el volcán ecuatoriano es, con mucho, el pico terrestre más alto.
El Chimborazo se encuentra en el interior ecuatoriano cerca de Riobamba a 180 km al sur de Quito.
Este pico también tiene un diámetro de 20 km y logra dominar una región de 50.000 km². Es apodado por los habitantes Taita Chimborazo, es decir papá Chimborazo, mientras que su madre es la Tungurahua.
De esta montaña surgen los numerosos afluentes del río Guayas, así como los del río Amazonas, y es considerada la primera fuente de abastecimiento de agua para las provincias de Bolívar y Chimborazo: Guaranda es abastecida por los vertientes, en la parte alta. «páramo» (una meseta árida de unos 4 000 m) [¿altura, ancho, largo?] ubicado a 25 km de la ciudad.

Geografía –
El Chimborazo, desde el punto de vista geológico, es un volcán Cuaternario, con una cúpula sin cráter. A través de investigaciones particulares se han identificado algunas erupciones durante las distintas épocas que en los últimos 10.000 años se pueden resumir de la siguiente manera:
– 550 d.C. ± 150 años;
– 270 d.C. ± 150 años;
– 2500 aC ± 1500 años
– 4130 a. C. ± 150 años;
– 5410 a. C. ± 75 años;
– 7500 a. C. ± 2500 años.
Desafortunadamente, según los investigadores franceses, muy probablemente debido al calentamiento global, los glaciares de los Andes, y por lo tanto también del Chimborazo, están experimentando un fenómeno de derretimiento bastante rápido y, por lo tanto, están destinados a desaparecer en unas pocas décadas.
Por esta razón se asume que ciudades como Quito, Lima y La Paz, que dependen de dicho suministro de agua, tendrán serios problemas en el futuro.
Al oeste del volcán hay una amplia extensión desértica de arenas volcánicas formadas por la acumulación de los mejores materiales de expulsión. Los flujos de lava del Chimborazo se fusionan con los del cercano Caruhuairazo.

Flora –
El particular ecosistema que rodea la inmensa estructura del Chimborazo se debe a su relativa aridez. La provincia de Chimborazo aunque con un clima seco, tiene algunas áreas inundadas donde crecen plantas típicas como el páramo de paja, ñáchag con pequeñas flores amarillas, chuquiragua o flor andina, orejas de conejo, romerillo, sunfo y ashpachocho.
También hay árboles como el kishwuar y los conocidos de papel que forman pequeños bosques.
Alrededor de este pico se estableció la Reserva de Protección de Vida Silvestre Chimborazo la cual está conformada por especies herbáceas, con presencia esporádica y restos de arbustos y arbolitos, cuenta con ocho ecosistemas; alberga más de 1.500 especies vegetales, con un 60% de endenismo como: Polylepis, Ginoxis, Pumamaqui, Quishuar, Chuquirahua, Romerillo, Gentanella, etc.
Los páramos secos como el banco de arena del Chimborazo pueden ser considerados como páramo «Puna» que varía entre semidesértico y desierto, es el único comparable a las tierras altas de Perú, Bolivia y norte de Argentina.
Según el Sistema de Clasificación Vegetal propuesto por Sierra (1999), la Reserva cuenta con cuatro formaciones vegetales ubicadas en la Subregión Central, Sector Central de la Cordillera Occidental.
– Bosque siempreverde de alta montaña: (3.000-3.400): comprende la vegetación conocida como Ceja Andina o flora de transición entre los bosques de alta montaña y el páramo. Esta formación es similar a la selva tropical en su fisonomía, así como en la cantidad de musgos y plantas epífitas. Sin embargo, difieren en el suelo que tiende a estar cubierto por una gruesa capa de musgo. Los árboles crecen de forma irregular, con troncos ramificados y en algunos casos muy inclinados o casi horizontales (Sierra 1999).
– Área herbácea desolada: (3.400-4.000): en su límite inferior se encuentra la ceja arbustiva andina o campos cultivados, donde se ha talado el bosque andino. Predominan las gramíneas copetudas de los géneros Calamagrostis y Festuca, mezcladas con pequeños arbustos (Sierra 1999).
– Tierra desolada: (más de 4.200 metros sobre el nivel del mar hasta el límite de nevadas); en esta formación la vegetación se alterna con parches de arena desnuda. Se caracteriza por ser xerofítica, con pocas hierbas, pequeños arbustos, musgos y líquenes. En algunas montañas, los páramos del desierto comienzan en un nivel considerablemente más bajo. Por ejemplo, las laderas occidentales del Chimborazo son áridas y arenosas desde los 3.800 metros sobre el nivel del mar. También hay un gran arenal en la pared suroeste del volcán, similar a las Punas de Bolivia, donde la vegetación es escasa y dominan algunas especies de Stipa, Calamagrostis, arbustos y pastos. En los páramos de Chimborazo el gradiente entre húmedo, semiseco y seco es muy evidente (Sierra 1999). Entre la flora característica destacan: Azorella pedunculata (Apiaceae), Chuquiraga jussieui, Hypochaeris sonchoides, Senecio microdon y S. comosus, Culcitium nivale, Werneria rigida (Asteraceae) y otras plantas.
– Gelidofitia: (por encima de los 4.700 metros sobre el nivel del mar); la vegetación está dominada por líquenes y musgos. Las plantas superiores (fanerógamas) prácticamente desaparecen y las existentes crecen bajo tierra. Los rizomas y raíces están muy desarrollados y las hojas son muy pequeñas. Este tipo de formación se encuentra en todos los picos de la Cordillera Occidental, como en el caso del Chimborazo (Sierra 1999). Las plantas características son: Aciachne flagellifera (Poaceae), Loricaria ferruginea (Asteraceae), Draba aretioides (Brassicaceae), Valeriana pilosa (Valerianaceae). Almizcles: Andreana sp. y Grimmia sp. Líquenes: Lecanora sp. y Gyrophora sp ..

Fauna –
El área natural Chimborazo se distingue por su avifauna, con diversas especies de colibríes como el colibrí endémico «Estrella del Chimborazo», que anida a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar, además de halcones y curquiloni; también existen especies de mamíferos y animales salvajes como: conejos, lobos, ciervos y camélidos.
La Reserva de Protección de Vida Silvestre Chimborazo fue creada para la reintroducción de vicuñas y la conservación de los páramos de esta zona, cuyas condiciones ecológicas similares a la Puna Sur de los Andes eran ideales para la adaptación de este camélido; El último censo de población realizado en 2018 registró 6.800 vicuñas en Ecuador.
En cuanto a los mamíferos, la familia Camélidos es la principal que habita en la zona. Por ejemplo, las vicuñas (Vicugna vicugna) tienen poca demanda de agua y pueden vivir en áreas semidesérticas. Una peculiaridad de este animal es que sus dientes incisivos crecen durante casi toda su vida, lo que le permite alimentarse de hojas duras, con un alto contenido en ácido silícico, que se encuentra por ejemplo en festuca, Calamagrostis, así como pastos bajos y rastreros . La alpaca (Lama pacos) es otro de los camélidos domesticados por los nativos andinos, muy apreciada por la calidad de su lana. El lama (Lama glama) vive en la Reserva y también en otros páramos del altiplano ecuatoriano. Estos animales soportan vientos que pueden alcanzar los 180 km / h (Gallo et al. 1992). También es posible observar lobos de páramo (Lycalopex culpaeus), venados de páramo (Odocoileus virginianus), chucuris (Mustela frenata), turones (Conepatus semistriatus). Comúnmente se pueden observar conejos (Sylvilagus brasiliensis) entre las praderas; (Paredes 2005; Gallo et al. 1992). Los bosques de Gynoxys son el hábitat perfecto para las especies de roedores: Akodon mollis, Phyllotis andinum, Thomasomys paramorum (Cricetidae).
Además, en la Reserva se han identificado 31 especies de aves, típicas de los ambientes andinos. Es normal observar: curquiloni (Phalcoboenus carunculatus), cerdos (Geranoaetus melanoleucus) y en las zonas arenosas es posible observar vencejos (Aeronautes montivagus) volando muy rápido; (Paredes 2005a). Otras aves muy representativas de esta parte de los Andes son: el colibrí estrella ecuatoriano (Oreotrochilus chimborazo), el cóndor (Vultur gryphus). En las lagunas de Cocha Negra y en las lagunas invernales de los páramos de Urbina en Abraspungo es posible encontrar: patos de marisma (Anas andium), ratoneros (Gallinago stricklandii), gaviotas de marisma (Larus serranus), azucenas (Vanellus resplendens).
Entre los anfibios y reptiles, el Plan de Manejo (1992) reporta el sapo jambatos (Atelopus ignescens), Eleutherodactylus curtipes (Brachycephalidae) y Gastrotheca riobambae (Amphignathodontidae), actualmente en riesgo de extinción. Sin embargo, se pueden mencionar otros anfibios que pueblan esta área protegida, tales como: Eleutherodactylus w-nigrum, E. chalceus, E. unistrigatus (AmphibiaWeb 2006). Además, la Reserva es un refugio natural para especies altamente amenazadas, como: Colostethus jacobuspetersi (Dendrobatidae, CR) y Gastrotheca pseustes (Amphignathodontidae, EN); (Amphibia Web 2006).

Guido Bissanti




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *