Spinus spinus

Spinus spinus

El lúgano,​ lugano o jilguero lúgano (Spinus spinus, Linnaeus 1758) es un ave paseriforme perteneciente a la familia Fringillidae.

Sistemática –
Desde un punto de vista sistemático pertenece a:
Dominio eucariota,
Reino Animal,
Phylum Chordata,
Subfilo Vertebrata,
Clase Aves,
Subclase Neornithes,
Superorden Neognathae,
Orden Passeriformes,
Suborden Oscines,
Infraorden Passerida,
Superfamilia Passeroidea,
Familia Fringillidae,
Subfamilia Carduelinae,
Tribu Carduelini,
Género Spinus,
Especies de S. spinus.
Los siguientes términos son sinónimos:
– Acanthis spinus Linnaeus, 1758;
– Fringilla spinus Linnaeus, 1758;
– Carduelis spinus Linnaeus, 1758.

Distribución geográfica y hábitat –
El lúgano es una especie paleártica muy extendida por toda Europa con la excepción de las regiones del extremo norte de Escandinavia e Islandia, en parte de Asia y en el norte de África. En el norte de África migra durante la estación fría, así como en el sur de Europa y Oriente Medio.
En detalle, reside todo el año en las Islas Británicas, en la zona costera sur de Fennoscandia, en Europa Central desde Alemania hasta los Alpes y del este al sureste de Ucrania y la Rusia europea, así como en las zonas montañosas. del sur de Europa y la península balcánica, los Cárpatos, el Cáucaso, el norte de Turquía y el noroeste de Irán. En el interior de la península escandinava y Finlandia y en Rusia hasta los tramos superiores del Ob y el Enisej, el jilguero es solo un visitante de verano, mientras que durante el invierno las poblaciones de las zonas frías migran al sur de Europa (incluida la Italia y Córcega), en el Levante, hacia el delta del Nilo y en el Magreb desde el norte de Túnez hasta la costa atlántica de Marruecos: las poblaciones asiáticas de jilgueros, en cambio, son siempre migratorias, eligiendo para su reproducción el Lejano Oriente ruso entre El lago Baikal, las montañas Jablonovyj, el mar de Okhotsk y el norte de Manchuria y Mongolia, así como Sakhalin (y probablemente también el centro-sur de Kamchatka, las islas Kuriles y el noreste de Hokkaidō), mientras que durante el frío temporada de invierno en Corea, Japón, Central (Valle del Yangtze) y el este de China y Taiwán.
Los movimientos migratorios son bastante irregulares, con las mismas poblaciones que pueden abandonar repentinamente los clásicos sitios de invernada para ir más al sur, quizás en relación a la abundancia de recursos y la cantidad de ejemplares.
Durante la dispersión de las crías o los movimientos migratorios, ocurre que algunos ejemplares aislados llegan a Islandia, Canarias, Nueva Inglaterra o las Aleutianas.
Su hábitat característico es el de los pinares, especialmente las estribaciones húmedas o colinas con predominio de alerces y abetos, de los que obtiene alimento durante el invierno y refugio para las crías durante el verano: sin embargo, los siskins son bastante adaptables, ocupando sin También problemas mixtos de zonas boscosas, matorral mediterráneo, zonas de pastizales en el borde de los bosques alpinos, taiga y zonas cultivadas.

Descripción –
Spinus spinus es un ave pequeña con una longitud de 11-13 cm, una envergadura de 21-23 cm y un peso de unos 14 gramos. Dentro de la especie existe un evidente dimorfismo sexual.
El macho, de hecho, tiene hombros y lomo verdosos con rayas marrones y la parte superior de las alas negruzcas con una barra amarilla evidente (claramente visible incluso cuando se coloca). Su cabeza es de color verde amarillento con vértice y garganta negruzcos. El pecho es amarillo y luego se desvanece hacia el abdomen y el vientre blanquecino con vetas marrones. Las patas son negruzcas y el pico predominantemente gris con reflejos rosados.
Las hembras son similares a los machos pero tienen una cabeza predominantemente verde con matices amarillos y finas rayas marrones; el cofre es blanquecino. Los juveniles son muy similares a las hembras sin, sin embargo, tonos amarillos y vetas más pesadas.
En última instancia, estas aves tienen una apariencia esbelta pero masiva, con una cabeza cuadrada, pico cónico, alas puntiagudas y cola ligeramente bifurcada.

Biología –
El lúgano es una especie estrictamente monógama, cuya temporada de cría se extiende desde finales de febrero hasta agosto.
Las parejas se forman en el período invernal, en el que los machos compiten entre sí por las hembras incluso de manera agresiva, lanzándose a concursos de canto, vuelos rituales y persecuciones: el cortejo real ve al macho siguiendo insistentemente a la hembra con las plumas erizadas y la cola desplegada, mostrándole así el amarillo de la rabadilla y al mismo tiempo trinando y cantando. Durante el período de apareamiento, las parejas tienden a aislarse de las bandadas, reuniéndose en pequeñas colonias reproductoras de una docena de ejemplares como máximo.
Inmediatamente después del apareamiento, se construye el nido que tiene la clásica forma de copa y se construye en la parte terminal de la rama de una conífera: su construcción del nido la realiza la hembra que utiliza fibras vegetales secas para construirlo, revistiendo el interior con material suave como musgo y plumón.
La hembra pone entre dos y seis huevos que miden unos 16,5 x 12 mm y son de color blanquecino, con presencia de escasa y diminuta puntuación marrón: incluso la eclosión es prerrogativa exclusiva de la hembra, con el macho que permanece en guardia cerca. . del nido y se encarga de buscar comida para él y para la pareja.
Los polluelos son inicialmente ciegos y sin plumas; la eclosión de los huevos tiene lugar en los siguientes 10-14 días después de la puesta: son alimentados por ambos padres con semillas y pequeños invertebrados regurgitados.
Sin embargo, tienden a no abandonar definitivamente el nido antes del mes de vida, pidiendo cada vez más esporádicamente pistas a sus padres (quienes, no pocas veces, si la disponibilidad de alimento lo permite, se comprometen a realizar una segunda cría), antes de dispersarse y poder volar de forma autónoma alrededor del día 25 de vida.

Papel ecológico –
El Spinus spinus es un ave muy vivaz y alegre, aunque algo tímida, que tiende, fuera de la temporada reproductiva, a agruparse en bandadas incluso en números bastante sustanciales, a veces en asociación con otras especies, especialmente en correspondencia con abundantes fuentes de alimento. Los grupos pasan la mayor parte del día en las ramas o en la hierba alta en busca de comida, y luego regresan por la noche a los árboles-perchas donde pueden pasar la noche.
Además, dentro de los rebaños existe un orden jerárquico preciso, sancionado por el hecho de que los ejemplares subordinados regurgitan parte del alimento para dárselo a los ejemplares dominantes del mismo sexo, a menudo reconocibles por su color más vivo.
En cuanto a la alimentación, esta es marcadamente granívora: durante los meses más fríos, los siskins se alimentan mayoritariamente de semillas de abedul, aliso, olmo y chopo (aunque estas dos últimas plantas se visitan de forma menor), mientras que a finales de primavera y en verano su dieta se compone principalmente de plantas herbáceas (cardos, diente de león, artemisia, centaurea, hipérico, reina de los prados, farinello y romice), y en primavera son asiduos frecuentadores de bosques de pinos, especialmente aquellos con predominio de abetos, abetos y alerces, de los piñones de los que (alimento de los que son extremadamente golosos) obtienen la energía necesaria para afrontar mejor la época reproductiva. No es infrecuente que durante la temporada de frío el jilguero pueda visitar las zonas cultivadas en busca de alimento, lo que demuestra que no le temen a los humanos aunque sean bastante tímidos.
Estas aves también pueden alimentarse de hojas, brotes, bayas y frutos, mientras que de forma más bien esporádica (y especialmente durante la época de apareamiento, cuando aumenta el requerimiento energético) comen insectos y pequeños invertebrados.
Sin embargo, prefieren las maderas de coníferas, en particular las formadas por alerces y abetos, pero también muy parecidas a las semillas de aliso y abedul, además de las de composites.
En cuanto a su estado global, se estima que su población combinada está entre 20 y 36 millones. La población europea se estima en entre 2,7 y 15 millones de parejas. No parece haber una disminución importante en el número de poblaciones en este momento y, por esta razón, la UICN ha enumerado su estado de conservación como la menor preocupación.
El lúgano figura en el anexo II de la Convención de Berna como una especie de ave protegida.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– C. Battisti, D. Taffon, F. Giucca, 2008. Atlas de aves nidificantes, Gangemi Editore, Roma.
– L. Svensson, K. Mullarney, D. Zetterstrom, 1999. Guía de las aves de Europa, África del Norte y el Cercano Oriente, Harper Collins Publisher, Reino Unido.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *