Ilex paraguariensis

Ilex paraguariensis

La yerba mate o yerba de los jesuitas o yerba del Paraguay, (Ilex paraguariensis A. St. Hil., 1822) es una especie arbórea perteneciente a la familia Aquifoliaceae.

Sistemática –
Desde un punto de vista sistemático pertenece a:
Dominio eucariota,
Reino Plantae,
División Magnoliophyta,
Clase Magnoliopsida,
Orden Celastrales,
Familia Aquifoliaceae,
Género Ilex,
Especie I. paraguariensis.
Los siguientes términos son sinónimos:
– Ilex curitibensis Miers;
– Ilex domestica Reissek;
– Ilex compañero A.St.-Hil.;
– Ilex parviflora Benth.;
– Ilex sorbilis Reissek;
– Ilex theaezans Bonpl. ex Miers.

Etimología –
El término Ilex proviene de ilex, el nombre latino de la encina (Quercus ilex), utilizado por Linneo como nombre genérico de acebo para hojas similares; según algunos autores puede derivarse del griego ὑλήεις hyléeis boscoso, leñoso.
El epíteto específico de paraguariensis se refiere a su origen en Paraguay.

Distribución geográfica y hábitat –
La yerba mate es una planta originaria de América del Sur y se encuentra en Argentina, Uruguay, Paraguay, sur, este y centro de Brasil.
Su hábitat es el de las tierras altas frescas, húmedas y tropicales cerca de arroyos y valles de ríos a altitudes de hasta 1.500 metros.

Descripción –
Ilex paraguariensis es una planta en un principio en forma de arbusto y que luego, cuando madura, se convierte en árbol, con alturas de hasta 15 metros y con follaje denso y alargado y un tronco corto de 30-40 cm de diámetro.
Las hojas son de hoja perenne, de 7 a 110 milímetros de largo y de 30 a 55 milímetros de ancho, con márgenes dentados. Las hojas contienen cafeína (conocida en algunas partes del mundo como mateína) y alcaloides de xantina relacionados y se cosechan comercialmente.
Las flores son pequeñas y de color blanco verdoso con cuatro pétalos.
El fruto es una drupa roja de 4-6 milímetros de diámetro.

Cultivo –
La yerba mate es un pequeño árbol de hoja perenne de crecimiento lento que se ha utilizado como bebida estimulante durante cientos de años y es una bebida más común que el té (Camellia sinsnsis) en América del Sur.
Esta planta se cultiva y se cosecha en la naturaleza en su nativa América del Sur; también se cultiva en la Península Ibérica y se vende en países de todo el mundo.
Esta planta tropical y subtropical también se puede cultivar en la zona templada cálida. Crece mejor en áreas donde las temperaturas diurnas anuales están entre 17 y 26 ° C, pero puede tolerar 12-30 ° C.
Las plantas maduras no pueden tolerar temperaturas de -6 ° C o menos, pero el crecimiento de las plantas jóvenes puede verse gravemente dañado a -1 ° C.
Prefiere una precipitación media anual en el rango de 1.200 – 2.000 mm, pero tolera 700 – 2.500 mm, también prefiere una posición soleada, logrando crecer incluso en sombra ligera y en una amplia gama de suelos, siempre que estén bien drenados. incluso si prefiere un suelo rico, ligeramente ácido en tono claro con un pH entre 6,5 y 7, tolerando 5,8 – 8.
Las plantas jóvenes tardan mucho en estabilizarse cuando se plantan; también son plantas dioicas, por lo que, si se requieren frutos y semillas, se deben cultivar tanto la forma masculina como la femenina.
La propagación puede tener lugar por semilla que germina muy lentamente, tardando 2-3 años en germinar.
Es recomendable almacenar la semilla durante 4-7 meses en arena cálida y húmeda para permitir que la semilla termine de madurar antes de sembrarla. La siembra debe realizarse en un semillero sombreado. Por tanto, la germinación debería tener lugar en unos pocos días.
Las plántulas deben estar listas para ser trasplantadas a sus ubicaciones permanentes entre 10 y 11 meses después.

Costumbres y tradiciones –
La yerba mate fue consumido por primera vez por los indígenas guaraní y también se extendió al pueblo tupí que vivía en los departamentos de Amambay y Alto Paraná en el territorio de Paraguay.
Su consumo se extendió durante la colonización europea, particularmente en la colonia española de Paraguay a finales del siglo XVI, tanto entre los colonos españoles como entre los indígenas guaraní, que lo habían consumido en cierta medida antes de la llegada de los españoles. Este consumo generalizado lo convirtió en el principal producto básico del Paraguay, por encima de otros productos básicos, como el tabaco, y el trabajo de los pueblos indígenas se utilizó para recolectar el producto de los bosques.
A mediados del siglo XVII, los jesuitas lograron domesticar la planta y establecer plantaciones en sus áreas indígenas en Misiones, Argentina, lo que provocó una feroz competencia con los recolectores de masas silvestres de Paraguay.
A partir de aquí la planta inició su incursión en otros territorios no paraguayos. Después de su expulsión en 1770, sus plantaciones cayeron en mal estado, al igual que sus secretos de domesticación.
Así fue como Brasil se convirtió en el mayor productor de mate. En proyectos brasileños y argentinos, entre finales del siglo XIX y principios del XX, las plantas fueron nuevamente domesticadas, allanando el camino para los sistemas de plantación.
Cuando los empresarios brasileños centraron su atención en el café en la década de 1930, Argentina, que había sido durante mucho tiempo el primer consumidor, se convirtió en el mayor productor, resucitando la economía en la provincia de Misiones, donde los jesuitas tenían la mayoría de sus plantaciones. Durante años, el estatus del mayor productor ha cambiado entre Brasil y Argentina.
Hoy, Brasil es el mayor productor, con un 53%, seguido de Argentina con un 37% y Paraguay con un 10%.
Para este importante cultivo y fuente de ingresos en la ciudad de Campo Largo, estado de Paraná, Brasil, existe un Parque Histórico Mate (en portugués: Parque Histórico do Mate), financiado por el gobierno estatal para educar a la gente sobre los métodos de cosecha sostenibles necesarios. .Para mantener la integridad y vitalidad de los bosques de mate más antiguos del mundo. Desafortunadamente, a partir de junio de 2014, sin embargo, el parque está cerrado al público.
Ilex paraguariensis es una planta de cuyas hojas obtenemos, como se mencionó, el mate, bebida muy popular en el Cono Sur de América del Sur (Paraguay, Uruguay, Brasil, Argentina y Chile).
Se prepara una bebida estimulante con las hojas; las hojas tiernas se cosechan en forma de té, luego se secan, se muelen finamente y se empaquetan.
Tradicionalmente, las hojas se preparan de manera similar al té, pero la infusión se bebe directamente del pico de la tetera, o de una calabaza o vaso usando un tubo conocido como bombilla.
Esta planta también tiene usos medicinales.
Las hojas son ricas en minerales y contienen derivados de xantina, que incluyen aproximadamente un 1,5% de cafeína más teobromina y teofilina, y hasta un 16% de taninos. Estos son estimulantes, diuréticos, antirreumáticos.
Se dice que tienen el poder de aumentar la claridad y el vigor intelectuales.
Las hojas se utilizan internamente en el tratamiento de dolores de cabeza, migrañas, dolores neurálgicos y reumáticos, fatiga y depresión leve; también se han utilizado en el tratamiento de la diabetes.
Entre otros usos, conviene recordar que la madera es ligera, lisa, ligeramente compacta, con poca durabilidad natural y se utiliza únicamente para la fabricación de cajas y como combustible.

Método de preparación –
Las hojas de Ilex paraguariensis se cosechan cuando las bayas están maduras, se calientan sobre un fuego de leña, se muelen hasta convertirlas en polvo y luego se almacenan en bolsas durante 12 meses antes de usarse.
Con las hojas se prepara una bebida estimulante pero esta infusión se bebe de una forma particular, directamente del pico de la tetera, o de una calabaza o un vaso utilizando un tubo conocido como bombilla.

Guido Bissanti

Fuentes
– Acta Plantarum – Flora de las regiones italianas.
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Base de datos útil de plantas tropicales.
– Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (ed.), 2005. Una lista de verificación anotada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.
– Pignatti S., 1982. Flora de Italia, Edagricole, Bolonia.
– Treben M., 2000. Salud de la Farmacia del Señor, Consejos y experiencias con hierbas medicinales, Ennsthaler Editore.

Advertencia: Las aplicaciones farmacéuticas y los usos alimúrgicos están indicados únicamente con fines informativos, no representan de ninguna manera una prescripción médica; por lo tanto, no se asume ninguna responsabilidad por su uso con fines curativos, estéticos o alimentarios.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *