Agrotis ipsilon

Agrotis ipsilon

El gusano cortador negro o gusano grasiento (Agrotis ipsilon Hufnagel, 1766) es un insecto perteneciente a la familia Noctuidae.

Sistemática –
Desde un punto de vista sistemático pertenece a:
Dominio eucariota,
Reino Animal,
Sub-reino Eumetazoa,
Protostomía de superphylum,
Phylum Arthropoda,
Subphylum Tracheata,
Superclase Hexapoda,
Clase de insecta,
Subclase Pterygota,
Cohorte de endopterygota,
Superorden oligoneópteros,
Sección Panorpoidea,
Orden Lepidoptera,
Suborden Glossata,
Infraorden Heteroneura,
División Ditrysia,
Superfamilia Noctuoidea,
Familia Noctuidae,
Género Agrotis,
Especies de A. ipsilon.
Los términos son sinónimos:
– Phalaena ipsilon Hufnagel, 1766;
– Noctua suffusa Denis & Schiffermüller, 1775;
– Noctua ypsilon Rottemburg, 1777;
– Phalaena adecuado Cramer, 1780;
– Bombyx spinula Esper, 1786;
– Phalaena spinifera Villers, 1789;
– Phalaena spinula Donovan, 1801;
– Agrotis telifera Harris, 1841;
– Agrotis bipars Walker, 1857;
– Agrotis frivola Wallengren, 1860;
– Agrotis aneituna Walker, 1865;
– Agrotis pepoli Bertolini, 1874;
– Agrotis aureolum Schaus, 1898.

Distribución geográfica y hábitat –
Agrotis ipsilon es una pequeña polilla nocturna que se encuentra en todo el mundo.
Se han encontrado poblaciones de esta especie en el sur de Canadá, Estados Unidos (incluido Hawai), México, América Central y del Sur, Australia, Nueva Zelanda, el Pacífico, África del Norte, Europa y Asia.
Sin embargo, estos insectos están ausentes en algunas regiones tropicales y áreas más frías y son más comunes en el hemisferio norte que en el sur.
Además, también se sabe que esta especie migra hacia el norte en primavera y hacia el sur en otoño.
Las orugas de esta mariposa pueden alimentarse de muchas plantas cultivadas que incluyen: papa, cereales, tabaco, maíz, remolacha, espárragos, cebolla, lechuga, achicoria, tomate, etc.

Morfología –
Agrotis ipsilon es una mariposa de tamaño mediano, cuyos adultos tienen una envergadura de unos 50 mm, con alas delanteras parduscas y alas traseras beige muy pálido; la librea se enriquece con un característico diseño negruzco en forma de flecha o Y colocada en las alas.
Las larvas miden en promedio 45 mm, son de color gris con, en cada uno de los segmentos, 4 puntas negras dispuestas en trapecio y cabeza de color marrón amarillento.

Actitud y ciclo de vida –
El Agrotis ipsilon es un sujeto nocturno sujeto a fases migratorias estacionales; estas migraciones son realizadas por adultos que se trasladan de zonas secas y áridas a zonas más húmedas, provocando concentraciones dañinas para los cultivos. Esta noctua pasa el invierno como larva o crisálida.
En el período primaveral las larvas pueden tener una actividad trófica corta y por tanto cristalizan; los adultos parpadean a finales de marzo o principios de abril.
En determinadas condiciones climáticas, los adultos migrantes pueden llegar de los países más cálidos del Sur.
Para atraer a los machos al apareamiento, las hembras liberan feromonas sexuales. La producción y liberación de feromonas en las hembras y la respuesta a las feromonas en los machos dependen de la hormona juvenil (JH) y del neuropéptido activador de la biosíntesis de feromonas (BPAN).
Después del apareamiento, las hembras ponen sus huevos en el suelo o en la base de las plantas hospederas; de estos huevos tenemos la primera generación de larvas, que está activa desde finales de la primavera hasta principios del verano. A partir de estas larvas, una vez completado el ciclo de desarrollo, se origina la segunda generación de adultos y parpadea en junio-julio.
Las larvas de esta segunda generación están activas en pleno verano.
Estas dos generaciones pueden ser seguidas, dependiendo de las condiciones climáticas, por una tercera y una cuarta generación mientras que algunos adultos pueden migrar a otras áreas.
Este insecto completa así de 2 a 4 generaciones dependiendo de las condiciones climáticas.
La transición entre las distintas etapas de este insecto puede tener lugar en solo dos meses.
El daño está determinado por los estadios larvarios, que con su actividad trófica crean pequeñas erosiones de las hojas por parte de las larvas jóvenes y, posteriormente, se produce un daño más profundo en el cuello y en los órganos hipogeos, por las larvas más desarrolladas.

Papel ecológico –
El gusano cortador negro es una polilla cuya forma larvaria puede causar diversos daños a las plantas cultivadas.
Para definir el posible umbral de intervención es necesario realizar un seguimiento con trampas sexuales. Este monitoreo se puede realizar utilizando tanto trampas de monitoreo típicas como trampas de volumen (embudo).
Las trampas deben colocarse en la vegetación hacia fines de marzo, generalmente en los bordes del campo.
Es difícil establecer un umbral de intervención preciso tanto para la gran difusión de este insecto como para la gran polifagia de los fitófagos; sin embargo, el seguimiento del parpadeo y eventuales picos de presencia, constituye un parámetro importante para la detección oportuna de los primeros ataques masivos.
Por tanto, es necesario realizar un estudio directo, especialmente en las primeras etapas de desarrollo y en los períodos de vuelo, para señalar los primeros ataques a las plantas.
El umbral recomendado de intervención corresponde a la presencia de 1-2 larvas de 3ª o 4ª edad o 1-2 plantas con daño detectable por metro cuadrado (hasta la etapa de 8-10 hojas). La lucha se puede realizar tanto con tratamientos sobre la vegetación como con cebos envenenados, según el tipo de larvas presentes.
La lucha en campo abierto se realiza sobre las larvas jóvenes que no superan los 2 cm de longitud, con insecticidas.
Los productos utilizados, para tener una mejor eficacia del tratamiento, se pueden mezclar con productos azucarados (melaza o sacarosa). Los tratamientos deben realizarse al anochecer, con tierra húmeda y con mucho líquido portador, para que el insecticida se filtre también al collar.
Los cebos envenenados se utilizan contra larvas ya desarrolladas y enterradas; estos cebos se preparan con melaza o azúcar y residuos vegetales o salvado. Los cebos deben distribuirse por la tarde, con tierra húmeda y colocados en sectores y no en toda la tabla.
Sin embargo, conviene recordar que durante el ciclo biológico de Agrotis ipsilon, este puede ser parasitado por algunos organismos como el nematodo Hexamermis arvalis o por el insecto Archytas cirphis.
Por ello es oportuno aplicar técnicas agroecológicas en cultivos evitando la especialización, favoreciendo rotaciones y algunas asociaciones adecuadas.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Russo G., 1976. Entomología agrícola. Pieza especial. Liguori Editore, Nápoles.
– Tremblay E., 1997. Entomología aplicada. Liguori Editore, Nápoles.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *