Culmo

Culmo

El término culmo, en botánica, significa el tallo o caule, generalmente herbáceo, de gramíneas y otras monocotiledóneas, característicamente articulado, fistuloso, vacío en los entrenudos, sólido solo en los nudos.
Su término proviene del latín culmus. Está perfectamente dividido en nodos y entrenudos (frecuentemente huecos).
Las hojas (una por nudo) parten de los nudos del culmo. Los nudos están muy juntos en la base del culmo y se van distanciando a medida que te alejas del suelo. Esto se debe a que el mecanismo de crecimiento primario de la planta se basa precisamente en el crecimiento de los nudos y la consiguiente eliminación de los entrenudos. A partir de los primeros nudos (muy juntos) se forman nuevos tallos. Este aspecto permite que la planta crezca en ancho para formar mechones más o menos compactos. Es particularmente relevante cuando se considera la siega (por humanos o después del pastoreo).
En algunas plantas, los nodos basales del culmo pueden acumular sustancias de reserva.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *