Cómo se cultiva el ruibarbo chino

Cómo se cultiva el ruibarbo chino

El ruibarbo chino (Rheum palmatum L., 1759) es una planta herbácea perenne de la familia Polygonaceae, originaria de Asia Central.
Esta planta también se cultiva en Italia con fines ornamentales y medicinales.

Las condiciones climáticas –
El ruibarbo chino es una planta que crece en climas poco cálidos, por lo que su cultivo va mejor en el norte o en los cerros o montañas.
Una temperatura moderada permite un mayor período de producción y por lo tanto una mayor cosecha, por lo que debe cultivarse más a la sombra en las zonas más cálidas que en las frías.
La planta, por otro lado, tolera bien el frío del invierno y entra en letargo en los meses más fríos.

El terreno –
El ruibarbo chino es una planta que no tiene necesidades particulares, desde el punto de vista pedológico, pero crece mejor en suelos más orgánicos y ricos en nitrógeno.
Por ello, antes de plantar conviene preparar una fertilización básica, favoreciendo el uso de estiércol o compost.
Por otro lado, el drenaje del suelo es importante ya que el ruibarbo tolera mal el estancamiento.
Por ello, antes de sembrar o trasplantar este cultivo es bueno trabajar bien la porción donde se va a cultivar o, más recomendable, elegir suelos que sean más drenantes per se.
De hecho, el agua debe drenar fácilmente porque si se estancara, creando un suelo empapado y fangoso alrededor de las raíces, favorecería la pudrición, lo que conduce a la muerte de la planta.

Multiplicación y plantación –
En cuanto a la fase de multiplicación, el cultivo puede comenzar desde semilla o a partir del trasplante de rizomas.
En cualquier caso, es importante que en la fase de plantación (a partir de rizoma) o trasplante a partir de plántulas obtenidas por semilla, es recomendable utilizar un sexto de plantación de dos metros entre una hilera y otra y al menos un metro entre las plantas .
Obviamente, si lo cultivas para uso aficionado, pocas plantas son más que suficientes para cualquier uso.
Además, si parte de la semilla, la planta en un frasco a principios de marzo y luego la trasplanta al aire libre en el jardín a mediados de abril o mayo. Si parte de la semilla, la planta producirá a partir del segundo o tercer año, por lo que se necesita un poco de paciencia en comparación con el trasplante, que es más rápido para cosechar. Además, las plántulas se trasplantan a mediados de abril o incluso en mayo.
Si parte del rizoma es necesario dividir la cabeza de una planta en varias partes: cada pieza se puede enterrar y dará vida a una nueva planta. Lo importante es asegurarse de que cada porción de rizoma tenga al menos una yema. Esta operación se puede realizar a principios de primavera o antes del invierno.

Procesamiento posterior a la planta –
La mejor técnica para limitar las operaciones de deshierbe mecánicas o manuales, para promover mejor el crecimiento de la planta, es la cobertura vegetal. Las malezas deben mantenerse a raya, especialmente en el primer período de la vida del ruibarbo, cuando las plántulas aún son pequeñas, una vez que la planta ha crecido, compite bien. Deshierbar el suelo, si no tiene mantillo, es útil porque rompe la corteza de la superficie y permite que el suelo se oxigene.
Una alternativa interesante al mantillo verde es asociar el ruibarbo con el trébol enano, creando una cubierta vegetal alrededor de las plantas de ruibarbo. Por lo tanto, el trébol proporciona tanto cobertura del suelo (disminución de la evaporación) como nitrógeno, ya que es una leguminosa.

Irrigación –
El riego del ruibarbo es fundamental en la primera fase de crecimiento, desde la siembra (o plantación de rizomas) hasta una mayor expansión vegetativa.
En este período, el suelo debe mantenerse húmedo, mientras que una vez que se desarrolla el rizoma y el sistema radicular aumenta de tamaño, la humectación se realiza solo en caso de clima seco y ausencia de lluvias prolongadas. Cuando se usa riego, siempre se debe evitar cualquier forma de estancamiento.

Fertilización –
A la hora de fertilizar el ruibarbo chino, se debe tener en cuenta que es una planta herbácea perenne, por lo que con la cosecha de las costas, eliminando la biomasa debemos prever la reintegración.
En cualquier caso, es muy buena, como se mencionó anteriormente, la asociación con el trébol, sin embargo, a la planta, especialmente en suelos más pobres, es bueno hacer una fertilización orgánica y reintegrarse todos los años, a principios de primavera o mejor aún , a finales de otoño, con abonos orgánicos.
Enfermedades y adversidad –
El ruibarbo es una planta sujeta a poca adversidad. Las enfermedades a las que es más propensa son la pudrición radicular, por estancamiento hídrico, y algunos pulgones sobre todo al inicio de la primavera, que se ve muy limitada al evitar la fertilización con nitrógeno mineral.

Forzando ruibarbo –
Una técnica particular a la que se puede someter el ruibarbo es el forzado.
Esta técnica permite incrementar la calidad de las costas de ruibarbo y también anticipar su producción. Consiste en mantener cubierto el ruibarbo, para ello se pueden utilizar campanas especiales de terracota.
Entre otras cosas, la cobertura por un lado aumenta la temperatura y por lo tanto puede conducir a una cosecha más temprana en primavera y también más tarde en otoño, pero sobre todo al eliminar la fotosíntesis hace que el tallo sea más tierno y sabroso, concentra más las sustancias en las costas, a expensas de la hoja.
Al forzar, el recubrimiento se mantiene durante aproximadamente 10/15 días, tiempo suficiente para inhibir la clorofila. Pasado este período, se puede descubrir la parte de la planta que hemos etiolado.

Recolección y almacenamiento –
La recolección de ruibarbo chino comienza en el segundo año, retirando a mano los pecíolos de las hojas privados del colgajo. Por lo general, un tercio de las hojas presentes se dejan en las plantas. Los rizomas se pueden recolectar en el año 3-4, se limpian de la tierra, se cortan en rodajas y se dejan secar.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *