Corola

Corola

Con el término corola, en botánica, nos referimos al verticilo floral que forma la parte vexilar de la flor y compuesto por pétalos vistosos y de varios colores, que pueden ser libres o más o menos unidos.
La corola es parte de la flor de las angiospermas. Esta estructura está formada por el conjunto de pétalos y es la serie más interna de elementos del perianto.
La corola se coloca dentro del cáliz (formado por los sépalos) y antes del androceo (formado por los estambres) y el gineceo (formado por los pistilos).
La corola junto con el cáliz forma el perianto, que es el conjunto de hojas estériles transformadas (antofilas) que en la flor cumplen una función protectora frente a las hojas fértiles (estambres y carpelos) y una función de recordación de los polinizadores (función vexilar).
La corola puede tener varios colores y estos dependen de varios factores. La presencia de carotenoides, contenidos en los cromoplastos, serán los responsables de la coloración amarillo-naranja; las flavonas y flavonoles, pigmentos hidrosolubles vacuolares, dan colores que van del blanco al amarillo (dado que estos compuestos absorben la radiación ultravioleta, su presencia es percibida por ejemplo por las abejas); antocianinas, pigmentos vacuolares solubles en agua, que imparten colores del rosa al azul, dependiendo tanto de su estructura química como del pH del jugo vacuolar.

Finalmente, algunas corolas son blancas porque las células que forman los pétalos están vacías y por tanto reflejan la luz incidente.
Dentro de las corolas existen varios tipos:
– en algunos casos los pétalos que forman la corola pueden separarse entre sí y la corola se llama «dialipetala» (por ejemplo, el clavel, familia Caryophyllaceae);
– cuando los pétalos se fusionan, la corola se llama «gamopetala» (por ejemplo, la campanilla;
– si los pétalos insertados en el tálamo están dispuestos según una simetría radiada, la corola se denomina «actinomorfa» (por ejemplo, en la familia de las rosáceas);
– cuando la simetría se pierde en favor de una simetría bilateral, la corola es «cigomorfa» (por ejemplo en la orquídea);
– si no hay simetría, la corola se llama «asimétrica».
En las corolas en las que los pétalos y sépalos no se distinguen morfológicamente, hablamos de tépalos (como en el lirio). En el narciso, sin embargo, la corola tiene apéndices que forman una envoltura, llamada corona (paracorola).




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *