Catinona

Catinona

La catinona o β cetoanfetamina es un alcaloide cuyo término en la nomenclatura oficial de la IUPAC es: (S) -2-Amino-1-fenil-1-propanona.
La catinona tiene una fórmula bruta o molecular: C9H11NO y está presente de forma natural en las hojas de qāt (Catha edulis (Vahl) Forssk. Ex Endl.).
Químicamente, la catinona es un alcaloide monoamínico, químicamente similar a la efedrina, la catina, la metacinona y otras anfetaminas.
Esta sustancia es muy probablemente responsable del efecto estimulante de Catha edulis.
La primera documentación sobre Catha edulis, con fines médicos, estaba en un libro publicado por un médico árabe en el siglo X. Fue utilizado como un antidepresivo porque condujo a sentimientos de felicidad y emoción. La masticación crónica de qat también puede conducir a la adicción a las drogas, como lo demuestran los estudios en animales.
La masticación de las hojas de esta planta y los efectos de la catinona en el cuerpo difieren de una persona a otra, pero en general hay:
– sentimientos de euforia que duran de una a dos horas;
– discusión de problemas graves y aumento de la irritabilidad;
– la imaginación del masticador es muy activa.
Estas manifestaciones son seguidas por una fase depresiva, irritabilidad, pérdida de apetito e insomnio.
Entre otros efectos no relacionados con el SNC se informa que las personas que mastican estas hojas pueden desarrollar estreñimiento y acidez después de una sesión.
Entre los efectos a largo plazo de la ingesta de catinona se pueden manifestar:
enfermedad de las encías o cáncer oral;
– enfermedad cardiovascular y depresión.
Los síntomas de abstinencia de la catinona incluyen sofocos, letargo y una fuerte necesidad de usar el medicamento durante al menos los primeros dos días.

La catinona difiere de muchas otras anfetaminas en que tiene un grupo funcional cetona. Otras fenetilaminas que comparten esta estructura incluyen los estimulantes metacinona, MDPV, mefedrona y el antidepresivo bupropión.
La catinona estimula la liberación de dopamina e inhibe la recuperación de epinefrina, noradrenalina y serotonina en el sistema nervioso central (SNC). Todos estos neurotransmisores se consideran monoaminas y comparten la estructura general de un anillo aromático y un grupo amino unido por un separador de dos carbonos.
Además, dado que la catinona es una molécula hidrófoba, puede atravesar fácilmente las membranas celulares y otras barreras, incluida la barrera hematoencefálica.
Esta propiedad le permite interactuar con los transportadores de monoaminas en la hendidura sináptica entre neuronas. La catinona induce la liberación de dopamina de las preparaciones del cerebro estriado que están preetiquetadas con dopamina o sus precursores.
También se informa que los metabolitos de catinona, catina y noradedrina también poseen estimulación del SNC, aunque crean efectos mucho más débiles.
Para contrarrestar los efectos de la catinona en el cuerpo, se puede dar por adelantado un antagonista del receptor de dopamina. El antagonista mantendrá la neurona en su estado de reposo, razón por la cual la catinona no puede causar una liberación extraña de dopamina u otros neurotransmisores.
Entre los otros efectos de tomar catinona, se debe recordar que este alcaloide puede afectar al sistema nervioso parasimpático (PSNS) al bloquear los receptores adrenérgicos e inhibir la contracción del músculo liso. También puede inducir sequedad de boca, visión borrosa, y aumentos en la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Advertencia: La información dada no es un consejo médico y puede no ser precisa. Los contenidos son sólo para propósitos ilustrativos y no reemplazan el consejo médico.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *