Meles meles

Meles meles

El Tejón común también conocido como, Tejón europeo, Tejón eurasiático, Tasugo (Meles meles, Linnaeus, 1758), es un mamífero de la familia Mustelidae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático, pertenece al dominio Eukaryota, Reino Animalia, Subarign Eumetazoa, Superphylum Deuterostomia, Phylum Chordata, Subphylum Vertebrata, Infraphylum Gnathostomata, Superclasse Tetrapoda, Clase Mammalia, Subclase Theria, Infraclasse Eutasheria, Orden familiar Mustelidae, subfamilia Melinae y, por tanto, al género Meles ya la especie M. meles.
Se reconocen ocho subespecies de esta especie:
– Meles meles meles Linnaeus, 1758 – Tejón propiamente dicho, subespecie más grande, extendida por toda Europa (excepto en la Península Ibérica, Creta y Rodas) y al este hasta el Volga, Crimea y el Cáucaso;
– Meles meles arcalus Miller, 1907 – Tejón cretense, muy extendido en la isla homónima;
– Meles meles canascens Blanford, 1875 – Tejón caucásico, más pequeño que la subespecie nominal, con tonalidades marrones en el dorso, cresta sagital menos pronunciada y molares superiores alargados; se extendió desde Asia Menor y Transcaucasia a Turkmenistán y Afganistán;
– Meles meles heptneri Ognev, 1931 – Subespecie de gran tamaño y color claro, con una máscara facial adelgazada y reflejos ocres en el dorso y los costados [44], presente en las estepas ciscaucásicas hasta el delta del Volga;
– Meles meles marianensis Graells, 1897 – Tejo ibérico, pequeña subespecie endémica de la península ibérica;
– Meles meles milleri Baryshnikov, Puzachenko & Abramov, 2003 – Subespecie que incluye las pequeñas poblaciones diseminadas en la parte suroeste de Noruega;
– Meles meles rhodius Festa, 1914 – Badger of Rhodes, una pequeña subespecie endémica de la isla del mismo nombre;
– Meles meles severzovi Heptner, 1940 – Subespecie de transición entre el tejón común y el tejón asiático, presente en la región de Amu Darya, en el Pamir y en el valle de Fergana;
– Tejón cretense (M. meles arcalus): Subespecie que, sin embargo, no encuentra un reconocimiento común por parte de todos los autores.

Distribución geográfica y hábitat –
El tejón es una especie que ocupa una zona paleártica: está presente en la mayor parte de Europa, a excepción del norte de Escandinavia, Islandia y la mayoría de las islas del mar Mediterráneo, y en parte de Asia occidental, desde hace 15 años. ° a 65 ° de latitud norte y de 10 ° oeste a 135 ° de longitud este. En el este de Europa, su límite de distribución está representado por el Volga, mientras que al sur del Mar Caspio la especie se extiende hasta Hindu Kush y Kurdistán iraní.
En Italia, esta especie está presente en todo el territorio, a excepción de Sicilia, Cerdeña y las islas menores.
Su hábitat es el de los robles y bosques mixtos caducifolios pero se adapta sin problemas a las zonas boscosas, pastizales y también se encuentra en el matorral mediterráneo y en las zonas montañosas hasta 2000 m de altitud en el Arco Alpino y hasta 2500 m. m en el Cáucaso; sin embargo es necesario que en su área de distribución haya un mínimo de cobertura vegetal donde pueda refugiarse.
No está presente en zonas pantanosas, lo que evita, como zonas costeras y bosques de coníferas, mientras que puede colonizar zonas rocosas siempre que existan también construcciones abandonadas o cavidades naturales para resguardarse.
En general, es un mamífero que se adapta a zonas antropizadas, como sobre todo zonas periféricas, jardines, cultivos y parques, que puede colonizar.

Descripción –
El tejón es un mamífero carnívoro con una longitud de cabeza y cuerpo de 61 a 73 cm, con una cola de 1,5 a 1,9 cm; altura de los hombros de 30 cm, para un peso que varía entre 7 y 17 kg.
Presenta un ligero dimorfismo sexual con los machos que, a la misma edad, son algo más largos que las hembras, pero más pesados.
Al ser una especie que entra en hibernación, el peso varía estacionalmente, oscilando entre los 7 – 13 kg en el período primavera-verano, hasta los 15 – 17 kg en el período invernal, aunque algunos machos pueden tener pesos que, excepcionalmente, superan los 30 kg.
Este animal es reconocido por el cuerpo rechoncho y robusto, con una cabeza pequeña y alargada dotada de orejas grandes, cuello de toro, patas y cola cortas.
Tiene un pelaje espeso y erizado en el dorso y los costados y menos denso en el vientre, con una región inguinal casi lampiña: está compuesto por largas cerdas de 7-8 cm de largo, que recubren un subpelo suave y lanudo.
El dorso es de color gris plateado, con reflejos amarillo pálido en los laterales. La cola está dotada de pelos muy largos y erizados del mismo color que la espalda, aunque en las hembras también hay pelos blancos. El vientre tiene un color marrón con la parte inferior del abdomen y la región de la ingle adquiriendo tonos grisáceos.
Las zonas de la garganta, cuello, pecho y piernas son negras así como las dos bandas que partiendo del labio superior pasan por los ojos y llegan a las orejas, también negras, formando la característica e inconfundible máscara, de unos 2 cm de grosor en la base del hocico y hasta 5 cm en la región de las sienes.
En cambio, la cara, la barbilla, los lados del cuello y las puntas de las orejas son de un color blanquecino.
Durante el verano, el pelaje del tejón se vuelve menos grueso y adquiere tonalidades que tienden a oscurecerse.
Además, los casos de melanismo parcial, albinismo, leucismo y eritrismo no son raros.
En cuanto a las patas, estas son digitígradas y columnares, con las patas traseras más cortas que las anteriores, pero todas provistas de planta desnuda y con garras no retráctiles, de forma curva y con punta roma, de color cuerno, aptas para cavar. Las garras crecen continuamente, sin embargo, especialmente las de las patas traseras (aproximadamente la mitad de las de las patas delanteras) tienden a mostrar signos de desgaste con la edad.
El tejón también tiene una cabeza con una conformación alargada y en el macho hay una cresta sagital que, alcanzando un centímetro y medio de altura, es mucho más pronunciada de lo que se puede observar en la hembra, que en general tiene una cabeza y cuello más esbeltos y delgados. .
Los ojos son pequeños y de color marrón oscuro, con pupila redonda: las orejas miden hasta 7 cm de largo.
El hocico tiene una forma alargada y cilíndrica y termina en una nariz musculosa y flexible, cuya función es comparable al hocico de los cerdos; además, hay numerosos bigotes alrededor del hocico y los ojos.
El Meles meles es un mamífero con visión débil que simplemente identifica objetos en movimiento y colores blanco y negro, mientras que el sentido del olfato está muy desarrollado: el oído es similar al de los humanos.
En la base de la cola y en la región perineal hay glándulas odoríferas: las primeras secretan una sustancia amarillenta cremosa con olor a almizcle, mientras que las segundas secretan un líquido amarillo-marrón con un olor más acre.
Ambos sexos tienen tres pares de senos, que sin embargo están más desarrollados en la mujer.
Además, este mamífero puede emitir una amplia gama de sonidos: silbidos, gruñidos y gruñidos durante las peleas, ladridos de sorpresa o excitación y gritos estridentes en caso de peligro.

Biología –
Los tejones son animales monógamos y forman parejas que tienden a permanecer juntos de por vida, y el macho se aparea solo con su pareja, mientras que la hembra también puede aparearse con otros machos.
La madurez sexual se alcanza alrededor de los 18-24 meses de edad y el estro de las hembras tiene una duración variable entre 4 y 6 días y, si bien es más frecuente en el período comprendido entre primavera y verano, puede presentarse a lo largo de la arco del año.
Los machos también son más fértiles en el período comprendido entre enero y mayo, y la espermatogénesis experimenta una disminución entre el verano y el invierno.
Las hembras dominantes son generalmente las únicas que entran en celo, inhibiendo este evento en las hembras sometidas (a las que los cachorros generalmente mueren en caso de parto), que generalmente ayudan a la hembra dominante a cuidar de la descendencia.
El período de apareamiento de este mamífero suele caer a la entrada de la madriguera entre enero y mayo, cuando las hembras adultas están en celo posparto y las crías entran en celo por primera vez.
Cuando la hembra no está en celo, el macho puede montarla igualmente durante un par de minutos, mientras que el apareamiento durante el período de apareamiento suele durar entre 15 y 60 minutos: va precedido de vocalizaciones entre las dos parejas y de olfateo. recíproco de las glándulas odoríferas.
En cuanto a otros mustélidos, también en Meles meles se da la diapausa del óvulo fecundado, que tarda de 2 a 10 meses en implantarse en la pared uterina (aunque los acoplamientos en diciembre dan implantación inmediata).
Una vez implantado el cigoto, la gestación dura siete semanas y los nacimientos alcanzan su punto máximo entre mediados de enero y mediados de marzo.
La hembra da a luz a un número variable de cachorros que van de 1 a 5. El parto tiene lugar en una habitación de la guarida dedicada a ellos, aunque las hembras de las zonas sujetas a inundaciones suelen dar a luz en edificios abandonados.
Los cachorros, al nacer, son ciegos, semidesnudos, de color rosa con escaso pelo grisáceo: miden unos diez centímetros de largo y pesan entre 75 y 132 g, con una proporcionalidad inversa entre el peso al nacer y el tamaño de la camada. .
Hacia los 3-5 días de vida, las garras aparecen en los dedos y en el cuerpo se distinguen las líneas de pelo negro, incluida la característica máscara: los ojos se abren a las 4-5 semanas de vida, y alrededor de este período comienzan a aparecer. incluso dientes de leche.
El color final se alcanza alrededor de los dos meses de vida, mientras que a los tres meses comienza su destete, que suele completarse sólo después de dos meses más.
Generalmente, los polluelos permanecen en su propio grupo incluso una vez que han crecido, pero no es raro que las hembras, alrededor del segundo año de edad, se alejen de su grupo para unirse a otras comunidades. Incluso los machos no dominantes pueden alejarse de su propio grupo de pertenencia durante períodos bastante prolongados, especialmente durante la temporada de apareamiento, para visitar otros grupos, a los que, sin embargo, apenas se unen, tendiendo en cambio a volver a su propio grupo. origen.
El tejón tiene una esperanza de vida, en su estado natural, que varía entre los 4 y los 15 años de vida.

Papel ecológico –
El tejón es un animal de hábitos nocturnos ya que durante el día descansa dentro de una madriguera dotada de varias salidas y respiraderos que mantiene limpia con sumo cuidado. También se refugia en la guarida durante todo el invierno, sin caer nunca en un verdadero letargo.
Estos animales suelen vivir en grupos de 5-6 individuos, aunque también se han observado asociaciones de más de 20 tejones. Probablemente exista una correlación entre el tamaño de los grupos y el tipo de hábitat (con los recursos relacionados que proporciona) en el que se encuentran, así como entre este último y la extensión del territorio: en ambientes favorables los territorios individuales tienen generalmente una extensión de alrededor de 30 hectáreas, mientras que en áreas menos ricas pueden extenderse incluso más allá de 150 hectáreas.
El tejón tiene una dieta bastante variada: huevos, aves, reptiles y moluscos; esta dieta se puede completar con verduras: maíz, frutas, brotes, raíces, etc.
El sistema de guaridas que crea este mamífero también es particular. De hecho, cava su propia guarida en el suelo boscoso, a partir de cavidades naturales en el suelo o en las rocas, a lo largo de bancos naturales y artificiales o en la base de un árbol (que en este caso será utilizado por los distintos animales que habitan la guarida para afilar sus uñas.
La guarida consta de una entrada y una galería más o menos larga que mide entre 22 y 63 cm de ancho y 14-32 cm de alto, que fluye después de 5-10 m hacia una sala de estar generalmente entre 1 y 2,5 m de profundidad en el suelo, elipsoidal (74x76x38h cm) y que (a diferencia de por ejemplo lo que se puede observar en el zorro rojo) el animal, especialmente durante la estación fría, se recubre con hojas secas, helechos y musgo, que l el animal se quita y reemplaza con extrema habilidad.
Dentro del estudio único, incluso más familias encuentran alojamiento, cada una de las cuales, sin embargo, tiende a usar sus propias entradas y galerías. En ocasiones, el tejón puede compartir su guarida con otras especies animales, como el conejo salvaje y el zorro rojo que es compañero habitual de habitación del tejón; otro huésped es el perro mapache, en los casos en que el rango de distribución de las dos especies se superpone.
En las zonas más frías de su área de distribución, el animal cae en una verdadera hibernación, bloqueando las entradas de las madrigueras con tierra y hojas secas y dejando de salir de la madriguera con las primeras nevadas, permaneciendo en este estado por un período que puede prolongarse. de noviembre a abril. Para satisfacer las necesidades de la hibernación, los tejones tienden a acumular abundante grasa corporal durante el verano y principios de otoño, además de recolectar abundante material aislante para revestir sus madrigueras.
En cuanto a depredadores y animales potencialmente peligrosos para esta especie, existen lobos, osos, linces y perros callejeros; sin embargo, estos animales rara vez optan por recurrir a una presa tan exigente si tienen otras fuentes de alimento.
Desde los años noventa, el meles meles está creciendo rápidamente (en algunas zonas, como el Reino Unido, incluso más del 75%) en toda su distribución, principalmente gracias a la muy acusada disminución de la incidencia de la rabia.
En Italia, según la UICN, la conservación del tejón requiere una reducción de las matanzas abusivas y una sensibilización de la población, especialmente en áreas de agricultura intensiva (G. Pigozzi & A.M. De Marinis en Boitani et al. 2003). Esta especie está incluida en el Apéndice III de la Convención de Berna. La especie está protegida y no se puede cazar en Italia (L. 157/92). Preocupación menor evaluada por la Evaluación europea de mamíferos (Temple & Terry 2007).

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Gordon Corbet, Denys Ovenden, 2012. Guía de los mamíferos de Europa. Editorial Franco Muzzio.
– John Woodward, Kim Dennis-Bryan, 2018. La gran enciclopedia de los animales. Gribaudo Editore.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *