Nerolidol

Nerolidol

El nerolidol, o peruviol, es un sesquiterpeno que se encuentra en los aceites esenciales de muchos tipos de plantas y flores.
Este sesquiterpeno tiene una fórmula bruta o molecular: C15H26O y se presenta de forma natural en dos formas isoméricas, cis y trans, que difieren en la geometría alrededor del doble enlace central.
El nerolidol se encuentra en neroli, jengibre, jazmín, lavanda, árbol de té, cannabis sativa y limoncillo.
El nerolidol es uno de los más de 40.000 terpenos presentes en la naturaleza, se encuentra en muchas especies de plantas que producen aromas florales y también en varias hierbas utilizadas en la medicina tradicional.
Muchas plantas producen nerolidol como metabolito secundario. Se desarrolla en los bulbos, semillas, hojas y partes aéreas de numerosas especies. Este terpeno juega un papel protector contra los herbívoros depredadores que de otra manera devorarían las plantas.
Los tricomas de las flores de cannabis también producen este sesquiterpeno, que caracteriza el sabor y aroma de algunas variedades.
El nerolidol, con su olor fuerte y agradable, se utiliza para numerosos productos cosméticos y de limpieza.
El aroma fresco del nerolidol se encuentra en todas partes, desde champús y perfumes hasta jabones y detergentes. La Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. Ha clasificado al nerolidol como un sabor alimentario seguro y, de hecho, puede encontrarlo como un potenciador del sabor en muchos productos alimenticios.

La investigación realizada en modelos celulares y animales sugiere que el nerolidol ejerce una gran variedad de efectos terapéuticos:
– Antiinflamatorio;
– Antinociceptivo;
– Antitumoral;
– antioxidante;
– Neuroprotector;
– Antiulceroso.
El neriodiol parece tener sinergia con algunos cannabinoides, mejorando sus propiedades medicinales en un fenómeno conocido como «efecto séquito». Hasta ahora, la investigación ha encontrado que este terpeno mejora el potencial sedante del CBN.

Advertencia: La información que se muestra no es un consejo médico y puede no ser precisa. Los contenidos son solo para fines ilustrativos y no reemplazan el consejo médico.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *