Aonidiella aurantii

Aonidiella aurantii

La fuerte cochinilla blanco-roja de los cítricos (Aonidiella aurantii Maskell, 1879) es un insecto homóptero rincote perteneciente a la familia Diaspididae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático, pertenece al dominio Eukaryota, Reino Animalia, Sub-rango Eumetazoa, Rama Bilateria, Phylum Arthropoda, Subphylum Hexapoda, Clase Insecta, Subclase Pterygota, Cohorte Exopterygota, Subcoorte Neoptera, Superorden Paraneoptera, Sección Rhynchotoidea, Homoptera Sternorrhyncha, Coccoidea Superfamily, Diaspididae Family y luego al género Aonidiella y a la especie A. aurantii.

Distribución geográfica y hábitat –
La Aonidiella aurantii es una cochinilla originaria del sudeste asiático desde donde luego se extendió a todas las áreas de cultivo de cítricos del mundo.
En Italia está presente en las regiones del sur y especialmente en Sicilia.
Es una especie polífaga, que vive preferentemente de cítricos, en particular limón, pero también se encuentra en otros árboles frutales (algarrobo, higuera, almendro, manzano, peral, ciruelo, níspero japonés, vid, etc.) y en diversos plantas ornamentales (rosa, laurel, cycas revolt, hiedra, ligustro, pittospora, roble, etc.).

Morfología –
La Aonidiella aurantii es una cochinilla con dimorfismo sexual, teniendo las hembras un folículo de unos 2 mm de diámetro, redondo y de color avellana rojizo; las exuvias son centrales y más oscuras. Los machos, de menores dimensiones, tienen un folículo de aproximadamente 1 mm de longitud, de color ovalado y marrón claro.
En la etapa adulta, el macho es alado y de color amarillento.

Actitud y ciclo de vida –
La Aonidiella aurantii pasa el invierno en varias etapas de desarrollo; de hecho, en los ambientes con climas cálidos y secos, completa hasta cuatro generaciones al año que se superponen. La primera generación comienza a principios de mayo hasta finales de julio, la segunda va desde la primera década de julio hasta finales de agosto, la tercera comienza a finales de agosto hasta principios de septiembre y principios de noviembre y la última va desde Noviembre a mayo del año siguiente.
Las hembras, en el período primaveral, que han sido fecundadas por los machos alados, cuya vida se limita a aproximadamente un día, dan a luz a ninfas activas después de unas pocas horas o ponen un promedio de cien huevos al final del desarrollo embrionario, de los cuales las ninfas nacen inmediatamente. (especie ovovivípara).
Las ninfas de 1ª edad, tras una breve fase móvil en la que también pueden ser transportadas por el viento a otras plantas, se adhieren al sustrato y comienzan a alimentarse.
La Aonidiella aurantii infesta ramas, hojas y frutos, especialmente del Limón en los que causa daños similares a los de otras Cochinillas: amarillamiento de las hojas, filoptosis y deterioro general de la planta; además, los frutos afectados caen prematuramente y están fuertemente depreciados. Además, las ramas particularmente afectadas presentan grietas en la corteza tras las picaduras de insectos.

Papel ecológico –
La Aonidiella aurantii, con su actividad, en el caso de infestaciones elevadas, además del daño a las plantas de cítricos, provoca una depreciación especialmente en los frutos de los limones.
De hecho, la presencia de cochinilla en un número superior a unos 10 individuos por fruto determina una depreciación comercial de los frutos.
El equilibrio de las poblaciones de esta cochinilla está determinado por diversos factores como:
– diseño cuidadoso de cítricos u otros árboles frutales teniendo en cuenta que se evita una especialización excesiva, sextos demasiado estrechos, podas ineficientes, uso excesivo de fertilizantes nítricos, falta de setos, labranza excesiva de la tierra con falta de césped, etc.
– tratamientos con insecticidas u otros biocidas que eliminen la biocenosis de otros insectos como polinizadores, depredadores y parásitos de esta cochinilla.
Aonidiella aurantii está de hecho limitada por muchos enemigos naturales como:
– Depredadores: Chilocorus bipustulatus (L.) (Coleoptera: Coccinellidae);
– Parasitoides: Aphytis melinus De Bach, Aphytis lingnanensis Comp., Aphytis coheni De Bach, (Aphelinid Hymenoptera) (Ectophages), Compariella bifasciata How. ((Encirtidae Hymenoptera)
– Entomopatógenos: Cephalosporium lecanii Zimm.
La lucha contra esta cochinilla debe seguir de manera preliminar cuidadosos criterios agroecológicos para devolver a las poblaciones a los umbrales de daño.
En los últimos años hubo un uso masivo de insecticidas, aunque con criterios de lucha guiados e integrados. Estos son remedios que son necesarios debido al error de diseño de una vieja generación de cítricos.
Sin embargo, la lucha debe incluir, además de los criterios a seguir sobre una buena aireación de las copas de los árboles, una reducción del polvo en las hojas, la eliminación de fertilizantes nitrogenados de origen nítrico, sextas mayores, interrupción de las parcelas con otras especies para aumentar la biodiversidad de la empresa, con lavado a realizar en las ninfas cuando se superen los umbrales de intervención; estos se han estimado, sobre una muestra del 10% de las plantas, en:
– 1 hembra por cm de rama en una muestra de 4 ramas (10 cm de largo) por planta;
– 4 hembras por fruto de una muestra de 20 frutos por planta.
El muestreo debe realizarse a partir del final del invierno, primero en las ramitas y luego en los frutos.
Los productos a utilizar son aceites blancos eventualmente activados con jabón de Marsella u otros productos naturales cada 10-20 días dependiendo del nivel de infestación y el progreso de las generaciones de ninfas.
Para este Diaspino, también se ha aislado la feromona lo que permite seguir la evolución de la población mediante el seguimiento con trampas sexuales, instaladas en primavera.
Además, es bueno integrar con frecuencia intervenciones biológicas como:
– Lanzamientos del himenóptero afenilido Aphytis melinus para incrementar el control biológico natural ejercido por parasitoides y depredadores, especialmente después de que se hayan producido condiciones desfavorables para la entomofauna útil (heladas, altas temperaturas, tratamientos químicos no selectivos). Para programar tanto los lanzamientos como los tratamientos, se debe colocar una trampa de feromonas a principios de marzo para una parcela homogénea. La trampa intercepta los vuelos de los machos invernales maduros para aparearse con las hembras vírgenes de la cochinilla. El macho alado de la cochinilla se puede reconocer de otros insectos por la longitud de las antenas que excede la del cuerpo y por la típica banda transversal. En las primeras capturas comienzan los lanzamientos de inundación de A. melinus: 50.000-100.000 insectos / ha, divididos en 5-6 intervenciones, de las cuales al menos el 50% durante los vuelos primaverales de los machos. En cada intervención se liberan alrededor de 5.000 insectos por cada 100-120 plantas (20.000 / ha).

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Russo G., 1976. Entomología agrícola. Pieza especial. Liguori Editore, Nápoles.
– Tremblay E., 1997. Entomología aplicada. Liguori Editore, Nápoles.

Sugerimos esta compra



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *