Bellis perennis

Bellis perennis

La margarita común o Chiribita (Bellis perennis L., 1753) es una especie herbácea perteneciente a la familia Asteraceae.

Sistemático –
Desde un punto de vista sistemático, pertenece al Dominio Eukaryota, Reino Plantae, Superdivisión de Espermatophyta, División Magnoliophyta, Clase Magnoliopsida, Subclase Asteridae, Orden Asterales, Familia Asteraceae, Subfamilia Asteroide, Tribu Astereae, Subribe Bellidinae y por lo tanto al Género Bellis y la Especie. .
Los siguientes términos son sinónimos:
– Aster bellis E.H.L. Krause;
– Bellis alpina Hegetschw. Y Heer (1840);
– Armenio Bellis Boiss. (1875);
– Bellis hortensis Miller (1768);
– Bellis hybrida Diez;
– Bellis integrifolia Lam. (1804)
– Bellis menor Garsault;
– Bellis perennis var. pusilla N. Terracc .;
– Bellis pumila Arvet-Touvet y Dupuy (1883)
– Bellis Armenia Boiss ..

Etimología –
El término Bellis proviene de béllis pratolina, margarita, una planta ya mencionada por Plinio.
El epíteto específico perennis deriva de la planta perenne, que dura varios años, del prefijo de fortalecimiento durante y desde el año ánnus, debido a la longevidad de la planta o la floración durante todo el año.

Distribución geográfica y hábitat –
La margarita común es una planta nativa del oeste, centro y norte de Europa y muy común en Europa. Además de Europa, se encuentra en Asia occidental, en la isla de Madeira, en el norte de África (Libia) y en América del Norte (donde debe considerarse naturalizada).
En Italia es bastante común en los prados.
Su hábitat típico es el de áreas no cultivadas, prados, jardines y parques sobre sustrato, preferiblemente de piedra caliza y silícea con pH neutro, suelo con altos valores nutricionales y húmedo en promedio. Su distribución de altitud puede alcanzar hasta 2000 m sobre el nivel del mar y debe considerarse una planta sinantrópica.

Descripción –
Bellis perennis es una planta herbácea pequeña, perenne, pubescente en todas sus partes (con la excepción de las flores individuales), no más alta que 12-15 cm y provista de una raíz de raíz sólida.
Las hojas generalmente están dispuestas en una roseta basal adherida al suelo; son de color verde, a veces glaucescentes, con un pecíolo alado, con una cuchilla espatulada y un margen crenado, con solo la costilla media visible.
Las flores son cabezas de flores radiadas solitarias, con un diámetro promedio de 2 cm (carácter bastante constante) o un poco más grande, presente casi todo el año, en escamas simples, afilli, o con un máximo de algunas hojas en la porción basal hasta un par de cm de alto; las brácteas involucrales, ovales con ápice redondeado o ± agudo, están dispuestas en dos filas y son vellosas en toda la lámina; En un receptáculo cónico hay un disco de flores hermafroditas tubulares y actinomorfas, amarillas, rodeadas de flores liguladas (las llamadas «flores de rayos») con lígulas blancas ± teñidas de rojo violeta en el ápice. La cabeza de la flor se comporta como una sola flor: por la noche y cuando el cielo está nublado, o hay mucha humedad, se inclina y se cierra, mientras que durante el día sigue el curso del sol, avanzando hacia él.
La floración ocurre prácticamente durante todo el año en las áreas más frías (montañas), con descanso vegetativo de verano en otros lugares.
Los frutos son aquenios indehiscentes de forma ovalada y contienen una semilla sin endospermo, sin papus; la superficie puede ser pubescente; La dispersión ocurre después de la caída, en contacto con el suelo, por medio de hormigas y otros insectos del suelo.

Cultivo –
La margarita común es una planta que crece ampliamente en su estado espontáneo, pero puede propagarse por semillas, especialmente en suelos húmedos hasta 2000 metros sobre el nivel del mar.
Prefiere suelos con pH neutro, independientemente de si son calcáreos o silíceos. Sin embargo, estas plantas crecen bien en un suelo «suelto», más bien arenoso y fertilizado; deben colocarse en zonas soleadas.
La floración puede tener lugar, especialmente en las áreas más frías, durante todo el año.
A veces se considera una maleza debido a su desarrollo de paneles, pero también se usa como planta ornamental gracias a la delicada apariencia de sus flores. Especialmente para el compromiso de los jardineros alemanes, se han seleccionado algunas variedades (cultivares) con cabezas de flores de 5–6 cm de diámetro y colores como el rosa o el morado o las cabezas de flores con múltiples series de flores liguladas externas.

Usos y Tradiciones –
Una de las primeras citas de esta flor es del escritor romano Plinio el Viejo (Como, 23 – Stabia, 79).
Bellis perennis es una planta que se puede confundir con especies similares como:
– B. margaritifolia Huter; muy similar a B. perennis pero con flores en promedio más grandes (hasta 3 cm de diámetro) y no presenta vellosidad en las láminas, que son más redondeadas y cocleiformes; Está presente en Basilicata, Calabria y Sicilia.
– B. sylvestris Cirillo; con cabezas de flores notablemente más grandes que B. perennis (diámetro> 3 cm), y con escamas agudas (redondeadas u obtusas en B. perennis), generalmente hojas más alargadas (oblanceoladas) y estrechamiento progresivo (bruscamente en B. perennis) en el pecíolo, desaparecidos en Val d’Aosta, Piamonte, Lombardía, Trentino, Véneto, dudosos en Friuli V. Giulia.
– B. annua L. subsp. anual; que florece en invierno y primavera, hasta junio, difiere de B. perennis en ser una planta de ciclo anual, para los tallos de las flores que llevan hojas en la porción basal hasta la altura media, y a veces también ramificadas, y para la cabeza de la flor de tamaño más pequeño (generalmente más pequeño, o ligeramente más grande, la mitad del diámetro de las cabezas de flores de B. perennis); desaparecidos en el valle de Aosta, Piamonte, Lombardía, Trentino, Véneto, Friuli Venezia Giulia, dudosos en las Marcas.
– B. pusilla (N. Terracc.) Pignatti; especies puramente de montaña, presentes en los Apeninos centrales (Toscana, Abruzos, Molise, Marche y Umbria) a más de 2000 metros sobre el nivel del mar, de tamaño muy pequeño y con cabezas de flores siempre con un diámetro <2 cm. Además, en ambientes alpinos de gran altitud hay «margaritas» que, a primera vista, pueden confundirse con Bellis perennis L. .. En particular, Chrysanthemum alpinum L. se distingue fácilmente por la forma de las hojas, profundamente divididas en lacinias estrechas y no todo basal pero también presente en el paisaje; viceversa Aster bellidiastrum (L.) Scop., comúnmente llamada «falsa margarita», requiere un examen más detallado, distinguiéndose de Bellis perennis L. para los caracteres que no son evidentes de inmediato, es decir, la presencia de pappus con cerdas persistentes y la doble serie de escamas. involucrali. En cuanto a su estado, no hay noticias de protección de la planta en territorio italiano, aunque en algunas áreas su presencia es rara. Los principales componentes químicos de esta planta son: ácido ascórbico, málico, fumárico, tartárico, cafeico, acético y oxálico, resinas, aceites esenciales, aceites grasos, azúcares, taninos, un principio amargo, inulina, mucílago, poliina, saponina, triterpenos.
Para esta composición se usa en muchas aplicaciones. En cosmética se usa para aclarar la piel, limpiar áreas maceradas por el sudor y descongestionar la cara alrededor de los ojos. Además, la investigación en el campo fitofarmacológico en esta planta ha confirmado que es moderadamente activa como astringente, para reducir la producción de moco y por su acción antiinflamatoria. Se están realizando estudios para determinar la efectividad de la saponina extraída de las flores para inhibir el aumento en el nivel de triglicéridos en el cuerpo. Las margaritas han sido durante mucho tiempo un remedio casero y tradicional de medicina tradicional, utilizado en una variedad de situaciones. En el pasado, se aplicaban cataplasmas de hojas hervidas para tratar hematomas, hematomas, esguinces, llagas, forúnculos y flemones. En la medicina herbal moderna, para uso interno, las flores y las plantas se usan para propiedades laxantes ligeras pero, sobre todo, para estimular la diuresis y la sudoración, actuando como desintoxicante. Para uso externo, para reducir la secreción de tejidos y la función antiinflamatoria en irritaciones de boca y garganta y para los párpados rojos. En general, se reconoce que es una planta útil para la tos y la flema, que se puede usar libremente y sin contraindicaciones, también como soporte para la terapia de la artritis, en trastornos del hígado y los riñones. El famoso médico y naturalista de Siena, Mattioli, declaró que: “Las hojas en ensalada o cocinadas en el caldo son laxantes, masticadas curan inflamaciones de la boca y la lengua; los moretones disminuyen los de los órganos genitales «. La infusión de las hojas se puede usar como repelente de insectos. Las flores y las hojas se usan en infusión como medicamento contra la hipertensión o como astringente y diaforético. Al macerarlo, se obtiene un líquido efectivo como pesticida. Una infusión de hojas (como el té) puede ser útil en el insomnio. En la antigüedad, las hojas se usaban para curar heridas. En general, según la medicina popular, las propiedades medicinales son: – oftálmicas (cura las enfermedades oculares); – emoliente (resuelve un estado inflamatorio); – Bechica (tos calmante); – antiequimótico (ralentiza la propagación de la sangre en los tejidos adyacentes a una contusión); – bactericida (propiedad de prevenir o ralentizar el desarrollo de microbios); – antiespasmódico (reduce los espasmos musculares y también relaja el sistema nervioso); – laxante (tiene propiedades purgantes). Finalmente, recuerde que las abejas visitan las flores de esta planta para recolectar polen, incluso si no es particularmente abundante.

Método de preparación –
Las hojas recolectadas antes de la floración se pueden usar y en algunas áreas las hojas jóvenes se comen en ensaladas junto con otras verduras de primavera, los brotes se pueden preparar en vinagre. Las cabezas de flores se pueden usar para risotto.

Guido Bissanti

Fuentes – Acta Plantarum – Flora de las Regiones italianas. – Wikipedia, la enciclopedia libre. – Treben M., 2000. Salud de la farmacia del Señor, consejos y experiencias con hierbas medicinales, Ennsthaler Editore – Pignatti S., 1982. Flora de Italia, Edagricole, Bolonia. – Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (editado por), 2005. Una lista de verificación anotada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.

Advertencia: Las aplicaciones farmacéuticas y los usos alimúrgicos están indicados solo con fines informativos, de ninguna manera representan una prescripción médica; por lo tanto, no se acepta responsabilidad por su uso con fines curativos, estéticos o alimenticios.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *