Cydia splendana

Cydia splendana

La polilla de las nueces (Cydia splendana (Hübner, 1799)) es una polilla perteneciente a la familia Tortricoidea.

Sistemático –
Desde un punto de vista sistemático, pertenece al dominio Eukaryota, Animalia Kingdom, Sub-Kingdom Eumetazoa, Superphylum Protostomia, Phylum Arthropoda, Subphylum Tracheata, Superclass Hexapoda, Insecta Class, Subclass Pterygota, Endopterygota Cohort, Order Oligoneoptera, Order Epidopidae, Order Epidopidae, Order Epidopidae, Order Epidopidae, Order Epidopidae, Order Epidopidae, Order Epidopidae, Order Epidopidae, Order Epidopidae, Order Epidopidae Heteroneura, División Ditrysia, Superfamilia Tortricoidea, Familia Tortricidae, Subfamilia Olethreutinae, Tribu Grapholitini y, por lo tanto, el Género Cydia y la Especie C. splendana.

Distribución geográfica y hábitat –
La polilla de las nueces es un insecto con distribución en el continente europeo y asiático.
En Italia está presente en todo el territorio y, en particular, en el área correspondiente a la propagación de la castaña, incluso si vive de nueces, robles y hayas.

Morfología –
La Cydia splendana se puede reconocer en la etapa adulta por tener las alas delanteras de color gris, veteadas con rayas marrones y claras; en la parte más distal se puede distinguir un punto ocelar que está delimitado parcialmente por una banda negruzca que se ensancha en la parte posterior del ala.
La envergadura de las alas oscila entre 15 y 18 mm con machos ligeramente más pequeños que las hembras.
Los huevos son de forma lenticular, de 0.6 mm de tamaño, primero blancos, luego desarrollan un anillo rojizo.
Las larvas son de 12-16 mm de largo, tienen un color blanquecino y tienen una cabeza marrón.

Aptitud y ciclo biológico –
La polilla de las nueces pasa el invierno en la etapa de larva dentro de un capullo marrón colocado en el suelo.
El insecto llegó en el período de junio a julio, incrisalida para parpadear y luego en forma adulta de julio a septiembre.
El apareamiento tiene lugar unos días después del parpadeo y las hembras normalmente se acuestan en las hojas y «rizos» de castañas o, más raramente en nueces, robles y hayas, cien huevos que, en ciertos casos, pueden alcanzar hasta 300.
Las larvas que nacen después de unos 7-15 días de la oviposición penetran inmediatamente en las castañas y hacen un agujero en la base del «erizo».
En condiciones normales, existe la presencia de una larva de erizo, pero en condiciones de infestaciones altas puede encontrar hasta 2-3 que cavan túneles, incluso en tejidos profundos, que se llenan gradualmente de excrementos.
Las larvas pasan aproximadamente un mes y medio dentro de las castañas donde, al alcanzar la madurez, perforan la nucula y emergen para enterrarse y construir el capullo de invernada. Sin embargo, es posible que las larvas encuentren refugio en los barrancos de la corteza al invernar directamente en las plantas hospederas.
Esta polilla realiza solo una generación por año.

Papel ecológico –
Cydia splendana es una mariposa activa por la noche que infesta castañas, nueces y bellotas de robles y hayas.
El daño está determinado por la etapa larval del insecto que se alimenta de las frutas y los túneles nutricionales excavados, siempre por las larvas que pueden causar la caída temprana de las castañas.
Además de la caída de la fruta, el daño está determinado por el hecho de que no se pueden comercializar. El daño puede ser muy alto y en algunos casos alcanzar el 50% de la producción.
Para proteger a las plantas de las infestaciones de Cydia splendana, es importante llevar a cabo un monitoreo, que permita determinar la presencia de ataques masivos, a través de trampas de feromonas.
Además, es bueno recolectar y destruir castañas que cayeron temprano, para prevenir infestaciones fuertes en el año siguiente.
La adopción de intervenciones químicas rara vez se justifica, especialmente por los desequilibrios posteriores que causan estas intervenciones. En los últimos años se utilizaron fosforgánicos en el caso de infestaciones pesadas.
Finalmente, antes de almacenar las castañas, se recomienda la desinfección en agua a 45 ° C durante aproximadamente 50 minutos y, posteriormente, antes de la fase de conservación, es aconsejable secar bien las frutas para evitar la aparición de miopatías.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Russo G., 1976. Entomología agrícola. Parte especial Liguori Editore, Nápoles.
– Tremblay E., 1997. Entomología aplicada. Liguori Editore, Nápoles.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *