Lawsone

Lawsone

Lawsone, cuyo término en la nomenclatura oficial de la IUPAC es: 2-hidroxi-1,4-naftoquinona, también conocido como ácido henotánico y cuya fórmula química bruta o molecular es: C10H6O3 es un colorante rojo-naranja presente en las hojas de la planta de henna (Lawsonia inermis L.) y en la flor del jacinto de agua (Eichhornia crassipes (Mart.) Solms).
El procedimiento para extraer Lawsone de Lawsonia Inermis es complejo debido a su naturaleza fácilmente biodegradable.
El aislamiento de esta molécula orgánica se realiza de acuerdo con cuatro pasos:
– extracción con un disolvente que generalmente es hidróxido de sodio (NaOH);
– filtración en columna por medio de una resina de absorción macroporosa;
– tratamiento con etanol para eliminar impurezas;
– fase final de congelación de la sustancia para obtener un polvo amarillo.
Lawsone es una molécula que ha sido utilizada por los humanos durante al menos 5000 años como tinte para el cabello.
Lawsone reacciona químicamente con la queratina presente en la piel y el cabello produciendo una coloración permanente que dura hasta que la piel o el cabello vuelven a crecer.
Además, Lawsone absorbe fuertemente la luz UV y los extractos acuosos que contienen esta molécula pueden tener un efecto de bronceado y se usan en cremas solares muy efectivas.

Químicamente, lawone es similar a juglone, que se encuentra en las nueces.
Entre otras posibles aplicaciones, Lawsone tiene la hipótesis de estar sujeto a una reacción similar a la síntesis de aminoácidos de Strecker.
Recientemente se han llevado a cabo investigaciones sobre las posibles aplicaciones de lawone en el campo de la ciencia forense.
Dado que lawone muestra muchas similitudes con el comportamiento de la ninhidrina, que es un indicador altamente selectivo para la detección de aminoácidos, y que actualmente se utiliza como reactivo para detectar huellas digitales latentes, se han realizado investigaciones para determinar si la ley se puede usar en este campo.
En este campo, aunque la investigación está en curso, Lawsone muestra resultados prometedores como reactivo de huellas dactilares debido a su fotoluminiscencia maximizada a 640 nm, que es lo suficientemente alta como para evitar la interferencia de fondo común a la ninhidrina que en su lugar reacciona con aminoácidos que dan un color azul-violeta (absorción a 570 nm), excepto con prolina (es un aminoácido cíclico y, por lo tanto, tiene una amina secundaria) con la que forma un complejo amarillo (absorción a 517 nm).

Advertencia: La información que se muestra no es un consejo médico y puede no ser precisa. El contenido es solo para fines ilustrativos y no reemplaza el consejo médico.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *