Ácido pelargónico

Ácido pelargónico

El ácido pelargónico, cuyo término en la nomenclatura oficial de la IUPAC es ácido nonanoico y cuya fórmula bruta o molecular es: C9H18O2, es un ácido monocarboxílico alifático saturado con nueve átomos de carbono.
El ácido pelargónico se produce naturalmente en las plantas de Pelargonium roseum (Geraniaceae) de las cuales toma su nombre debido al hecho de que se aisló por primera vez de sus hojas.
El ácido pelargónico se puede obtener químicamente, junto con el ácido azelaico, por ozonólisis del ácido oleico.
Existe en la naturaleza como un aceite esencial, a temperatura ambiente es un líquido aceitoso, incoloro, ligeramente soluble en agua y con un fuerte olor rancio; hierve a 255 ºC y es corrosivo.

El ácido pelargónico es un producto utilizado como intermediario para la producción de herbicidas, solventes y lubricantes y para la producción de ésteres utilizados en la industria de perfumes y aromas.
Como herbicida, su acción se lleva a cabo solo en la post-emergencia de malezas o con actividad de contacto a nivel de hoja. El ácido pelargónico es activo contra un amplio espectro de malezas anuales y multianuales, mono y dicotiledóneas, algas y musgos. El ácido pelargónico no ejerce ninguna acción residual, por lo tanto, no contamina el suelo y es muy adecuado en áreas muy frecuentadas por personas y mascotas.

Advertencia: la información proporcionada no es un consejo médico y puede no ser precisa. El contenido es solo para fines ilustrativos y no reemplaza el consejo médico.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *