Parque Nacional del Archipiélago de La Maddalena

Parque Nacional del Archipiélago de La Maddalena

El Parque Nacional del Archipiélago de La Maddalena es un parque geomarino establecido en 1994. Es un territorio predominantemente marino (alrededor del 78%) y forma parte del área llamada Santuario para mamíferos marinos. Junto con la Reserva Natural de la Bocche di Bonifacio formará el Parque Internacional de la Bocche di Bonifacio. El parque tiene un área de 5.100 hectáreas de tierra y 15.046 hectáreas de superficie marina en un desarrollo costero de 180 km, que se extiende desde la Bocche di Bonifacio e incluye todas las islas que pertenecen al archipiélago de La Maddalena, hasta una corta distancia de la costa de Gallura, donde se encuentran las islas más pequeñas frente al parque, como la isla de Mortorio, con total protección.
Dentro del parque se encuentran todas las islas e islotes pertenecientes al municipio de La Maddalena en la provincia de Sassari, en Cerdeña.
El Archipiélago forma parte de la red europea de áreas naturales de excelencia ambiental (Sitio de Interés Comunitario y Área de Protección Especial) por la presencia de hábitats y formas de vida que ofrecen un escenario único en el mundo.
Casi toda la extensión del Parque Nacional del Archipiélago de La Maddalena es un sitio de interés comunitario (SIC) de acuerdo con la Directiva de Hábitats 92/43 CE y se caracteriza por la presencia de más de 700 entidades vegetales, que representan un tercio de la flora sarda y con más de 50 especies endémicas que representan el 25% del total de Cerdeña y muchas otras especies raras de interés fitogeográfico, así como numerosos hábitats de importancia comunitaria.
Dentro del Parque Nacional del Archipiélago de La Maddalena encontramos una flora y fauna casi únicas en el mundo.

Las principales formaciones vegetales son las típicas de la costa mediterránea: hay una mancha donde encontramos: enebro, fresa, phyllirea, lentisco, mirto, brezo, cálixotomo, cisto y euforbio. Continuando hacia la costa, la vegetación se degrada desde el matorral inferior hasta el matorral donde, entre las fitocenosas más características, deben mencionarse las halófilas. Las superficies arenosas y los lugares más o menos salados permiten la presencia de formaciones de vegetación alimieti, salicomieti y psammofila. El paisaje vegetal de las islas está fuertemente influenciado por el factor viento, la insolación, la aridez y la pobreza del suelo, la altitud y la distancia del continente.
El tipo de Archipiélago de la Maddalena ha dado lugar a asociaciones de plantas únicas, raras o de todos modos, si bien más comunes, muy bien representadas y en condiciones de máxima evolución, como en el caso de las formaciones bajas de Artemisia densiflora en Razzoli y los enebros en Juniperus phoenicea de Spargi , Caprera, Budelli, Santa María y La Maddalena; Su extensión y datos relativos de conservación no se reflejan en el área mediterránea.
También es importante el componente de fauna del Parque Nacional del Archipiélago de la Maddalena, que es una de las áreas más importantes para la fauna vertebrática (anfibios, reptiles, aves, mamíferos) y, en particular, para las aves marinas que anidan. La investigación llevada a cabo por el Parque Nacional ha demostrado que el sistema de islas pequeñas entre Cerdeña y Córcega también representa una etapa importante para la detención de aves migratorias transaharianas en el peirod de pre-reproducción. La fauna de los vertebrados del archipiélago es una muestra representativa de la comunidad mediterránea centro-occidental, tanto en términos de su componente terrestre como marino.
Son importantes los sitios que encuentran algunas especies de aves marinas anidando en el archipiélago, como la gaviota corsa (Larus audouinii), la única especie de gaviota endémica del Mediterráneo; y la subespecie mediterránea del Marangone del mechón (Phalacrocorax aristotelis desmarestii) cuyas poblaciones dentro del área representan el 1% y el 3% de la población mundial, respectivamente.

Guido Bissanti



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *