Infundibulicybe geotropa

Infundibulicybe geotropa

El Plataneras o Cabeza de fraile, Muserón de otoño, Blanquilla, Platera (Infundibulicybe geotropa (Bull.) Harmaja, 2003) es un hongo perteneciente a la familia Tricholomataceae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático, el hongo San Martino pertenece al Dominio Eukaryota, Reino Fungi, División Basidiomycota, Clase Basidiomycetes, Orden Agaricales, Familia Tricholomataceae y por lo tanto al Género Clitocybe y a la Especie C. geotropa. Tras una revisión taxonómica propuesta por el micólogo finlandés Harri Harmaja, la especie ha adoptado el nuevo nombre de Infundibulicybe geotropa.

Los términos son sinónimos:
– Toro Agaricus geotropus;
– Clitocybe gilva var. geotropa (Bull.) P. Kumm. 1871;
– Clitocybe geotropa (Bol.) Quél. 1872;
– Omphalia geotropa (Bol.) Quél. 1886;
– Omphalia geotropa (Bol.) Quél. var. geotrópico;
– Clitocybe subinvoluta sensu Lange (2005);
– Clitocybe maxima sensu auct Brit. (2005);
– Agaricus pileolarius Sowerby 1797;
– Agaricus gibbus ß major P. 18211.

Etimología –
El término Clitocybe deriva del griego klitùs = pendiente y kùbe = cabeza, debido a la forma del sombrero.
El epíteto específico geotrópico siempre deriva del griego geo = tierra y tropèo = giro, es decir, volteado hacia el suelo, debido al porte vertical del tallo.

Distribución geográfica y hábitat –
La Infundibulicybe geotropa crece en prados y pastos, entre matorrales espinosos, en grupos de numerosos ejemplares, generalmente en formación circular; este hongo da frutos desde finales del verano hasta finales del otoño.

Descripción –
Infundibulicybe geotropa se caracteriza por tener un sombrero de 4-12 cm (pero puede alcanzar los 20 cm de diámetro) que cuando es joven es convexo-campanulado o campanulado-umbonado, para luego volverse ligeramente deprimido en el centro; carnoso, liso con un margen delgado y contorneado; el color es entre amarillo blanquecino y ocre o avellana y la cutícula es viscosa en tiempo húmedo. Muy pequeño y rechoncho en el momento del nacimiento. Las branquias son densas, del mismo color que el tallo y decurrentes hasta ocupar la parte final del tallo que es robusto con una altura máxima de unos 10 cm, el color es el mismo que las branquias y el sombrero. La pulpa de este hongo es blanca con un sabor delicado y agradable. Cuando el hongo comienza a envejecer, su carne comienza a volverse flexible y esponjosa. La Clitocybe geotropa, especialmente cuando es joven, se asemeja a ciertas formas exuberantes de Clitocybe gibba (embudo), pero especialmente cuando es adulta tiene mayores dimensiones, especialmente el tallo. También se puede confundir con Clitocybe maxima, que tiene un olor harinoso y color similar, de mala comestibilidad y con un sombrero de 20-60 cm sin umbo central, con un tallo corto y rechoncho. Clitocybe inornata también puede ser confuso, pero es más pequeño, con olor a rábano (pronto rancio) de mala comestibilidad y sabor a harina. Finalmente, otra posibilidad de confusión se puede tener con Entoloma lividum que es venenoso, con fuerte olor a harina, branquias no decurrantes y de color rosado en su madurez.

Cultivo –
La Infundibulicybe geotropa se puede cultivar siempre que se respete el aporte de nutrientes que necesita y el sustrato adecuado.

Costumbres y tradiciones –
Infundibulicybe geotropa es un hongo comestible de excelente calidad muy buscado. De este hongo se consumen tanto el tallo (que hay que descartar, sin embargo, en los ejemplares más adultos, por ser más duro y fibroso) como el capuchón. Según el micólogo Giacomo Bresadola, «… es una de las setas más exquisitas y, por su fuerte aroma, también se puede cocinar a la manera de las trufas, utilizándolas como condimento …».

Método de preparación –
Dada la delicadeza de su carne, el Plataneras se utiliza sobre todo solo, salteado en una sartén, o para hacer salsas para condimentar. Alternativamente, puede cocinar de todas las otras formas en que generalmente se preparan los champiñones en la cocina. También se puede cocinar en sopa, y dado su fuerte aroma, se puede conservar en aceite o vinagre.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Cetto B., 2008. Setas reales, Saturnia, Trento.
– Pignatti S., 1982. Flora de Italia, Edagricole, Bolonia.
– Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (ed.), 2005. Una lista de verificación anotada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.

Advertencia: Las aplicaciones farmacéuticas y los usos alimúrgicos están indicados únicamente con fines informativos, no representan de ninguna manera una prescripción médica; por lo tanto, no se asume ninguna responsabilidad por su uso con fines curativos, estéticos o alimentarios.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *