Desarrollo Rural

Desarrollo Rural

La agricultura como la conocemos en los países occidentales es el resultado de una serie de desarrollos científicos, sociales, culturales y tecnológicos.
Desde la práctica agrícola en primer lugar, que data de hace unos 10.000 años, se han desarrollado varias etapas hasta el día de hoy, donde la agricultura, en gran parte, como es común en los países occidentales, se basan ahora en los modelos de producción de obra.
La agricultura «intensiva puede aprovechar al máximo la capacidad productiva de la tierra (definición típica de diccionarios), pero se basa principalmente en la especialización de la producción que se unen mal para el ecosistema natural y el ecosistema social.
Le explicamos este concepto.
El ecosistema es un complejo en el que cada componente contribuye a la totalidad a través de relaciones de reciprocidad y sistemas de auto-control. Por lo tanto, un ecosistema puede considerarse, incluso en la multiplicidad de sus componentes, un solo cuerpo.
La agricultura intensiva es en contraste con esta lógica y, a menudo cada componente es visto por sí mismo o incluso poner en contradicción con otras (control de plagas, el deshierbe, etc) ..
Podemos afirmar que la agricultura moderna ha evolucionado muy poco de científico y exclusivamente sobre la base de la producción y el comercio. Esto tiene obvias repercusiones ambientales y sociales que el modelo de producción es la víctima y el perpetrador de un sistema que, de hecho, ha desafiado ecosistema social y el ecosistema natural.
La agricultura moderna es uno de los modelos tecnológicos menos avanzados y menos eficiencia energética que la humanidad haya experimentado.
Ser capaz de hacer un balance entre el rendimiento energético empírica de un ecosistema natural ecosistema agrícola y encontramos una relación de 10 a 1. Sin embargo, bajo el impulso de los intereses económicos de grandes e imprudentes (los potentados y de empresa) no se puede salir de esta contradicción e injusticia social y cultural.
La agricultura moderna prefieren utilizar los monocultivos porque tienen rendimientos más altos. Desafortunadamente, así como agotar el suelo, provocando la aparición de la enfermedad, y los parásitos, lo que puede dañar las plantas. Así que para poner remedio a este hombre comenzó a usar fertilizantes, pesticidas y herbicidas. Estos productos químicos, además de contaminar el ecosistema en su totalidad, penetrar en el suelo y contaminar el agua, que a su vez puede causar la aparición de la enfermedad en las plantas y los seres humanos.
Digamos que, en definitiva, el hombre ha construido un sistema para que sea capaz de soportar ficticio requiere grandes cantidades de energía (combustible, fertilizantes, herbicidas, etc.) Las cosas en la naturaleza se encuentran disponibles en diferentes formas y texturas.
Todo esto, además de haber agotado la ecosfera, reducido a un parpadeo patrimonio rural de conocimiento que se transmite de padres a hijos, y han sido sustituidos por «conocimiento» reduccionista: que la simplificación y trivialización están divinidad absoluta.
En última instancia, los efectos del modelo occidental de la agricultura han disminuido los dos únicos ecosistemas que conocemos: lo social y lo natural.
El discurso que la agricultura moderna nació para alimentar al mundo es una de las mentiras científicas, culturales y filosóficos la historia más grande de la civilización.
Es un argumento sin base científica y lleno de falsedad ideológica. Sólo hacer un presupuesto mínimo termodinámico entre los sistemas agrícolas de monocultivo (sistemas abiertos) y los sistemas agrícolas biodiversos (sistemas cerrados) que te das cuenta de cómo los dos modelos, hay un abismo.
Vemos los efectos de la agricultura más moderna y avanzada:
• Disminución de las especies cultivadas (pérdida de la biodiversidad agrícola, que se puede resumir con la biodiversidad global);
• Disminución de las especies animales en las explotaciones agrícolas (con la pérdida de los aportes de materia orgánica);
• Pérdida de suelo para la deconstrucción de la tierra (la acción conjunta de las aportaciones de fertilizantes sintéticos, herbicidas, etc Reducción y materia orgánica.);
• Reducción de microorganismos e insectos (incluyendo polinizadores), la reducción de la producción agrícola y un aumento en los clasificados perjudicial;
• Abandono de tierras marginales con una interrupción consecuente social y ecológica de estas áreas;
• Contaminación de las aguas subterráneas y las corrientes y cuerpos de agua (acción conjunta con la contaminación producida por otras actividades sociales);
• Aumento exponencial de las enfermedades humanas en forma directa (utilización de productos sintéticos) y (consumo humano) indirecto;
• Pérdida del conocimiento tradicional y la ciencia aplicada;
• Desmontaje y desequilibrio social y el tejido organizativo de las zonas rurales y urbanas;
• Etc. etc.
Para más información, y por último pero no menos importante, el modelo de producción y organización asociada a este tipo de agricultura ha conducido a una especialización de la que tuvo un impacto negativo en el sistema de comercio en detrimento de micro (pequeños puntos de distribución, tiendas, etc.), También aquí con un aumento de la energía y el transporte impresionante.
Hasta ahora, el análisis vemos ahora soluciones posibles:
• Las granjas deben organizarse en sistemas cerrados, con diferentes producciones y un equilibrio entre flora y fauna satisface las necesidades de la empresa de energía celular;
• Los recursos e insumos energéticos por lo tanto debe ser local con un uso mínimo de los factores externos (recuerda que el transporte de cualquier masa requiere una entrada de energía);
• La energía necesaria para el ciclo de producción deben ser los únicos sistemas renovables y agrícolas son aquellos con una mayor disponibilidad de esta fracción de la energía;
• Los lugares y centros de distribución de los productos debe ser lo más cercano a las instalaciones de producción (cumplimiento del Protocolo de Kyoto);
• La investigación, la ciencia y la tecnología deben regresar al país: sin esta suposición investigadores, técnicos y agricultores son cada vez más pobres;
• La escuela debe revisar los conceptos de la educación obligatoria a través de la capacitación y reubicación de experiencia en el campo abierto (concepto se aplica a todos los sectores);
• Los sistemas de control de calidad y deben cumplir con el concepto de Agricultura Natural como principio de calidad en sí mismo.
Es evidente que estos principios son los conductores dentro de la cual necesitan para desarrollar modelos políticos y fiscal adecuada, pero es evidente que con una eficiencia de producción de prototipos más natural de todo el sistema será mayor.
Todo esto va a disminuir la necesidad de políticas financieras (ver CAP) y los sistemas de control y burocracia que no tienen nada que ver con la dignidad necesaria, en el nombre de la especulación engorroso, quitamos el Hombre y la Naturaleza.

Guido Bissanti

Bibliografia

AA.VV. (1997) – Atti del Convegno Internazionale: “I Fitofarmaci”, chi tutela il consumatore e l’ambiente? – Erice (TP).
M. R. Boni (2007) -Fenomeni di inquinamento degli ambienti naturali. Principi e metodi di studio – Carocci – Roma.
G. Celli (2000) – L’alfabeto dell’Ecologia – Mondadori – Segrate (MI).
P. Bellavite (1998) – Biodinamica. Basi fisiopatologiche e tracce di metodo per una medicina integrata – Tecniche Nuove – Milano.
G. Bissanti (1999) – Sviluppo Rurale e Rinascimento Politico – Nuova Ipsa Editore – Palermo.
G. Bissanti (2003) – Dalla materia al Padre – Mario Grispo Editore – Palermo.
G. Bissanti, M. Copello (2008) – Il Digital Divide Nelle Campagne Italiane (2008) – Digitaria – Roma.
A. Howard (2005) – I diritti della terra. Alle radici dell’agricoltura naturale – Slow Food Editore – Bra (CN).
J. C. Marques, S. E. Jørgensenb (2002) – Three selected ecological observations interpreted in terms of a thermodynamic hypothesis. Contribution to a general theoretical framework.
B. Mollison, D. Holmgren (1992)- «Permacultura». Un’agricoltura perenne per gli insediamenti umani – Libreria Editrice Fiorentina – Firenze.
C. Porrini, P. Radeghieri, F. Romagnoli , S. Versari (1998) – I pronubi selvatici come indicatori della biocomplessità ambientale. Atti XVIII Congr. Naz. it. Entomologia., Maratea (PZ).
G. Quaranta, R. Salvia (2005) – Riqualificazione e gestione del territorio, lotta alla desertificazione e sviluppo sostenibile. Buone pratiche per i territori rurali – Franco Angeli Editore – Milano.
J. Rifkin (2004) – Entropia – Baldini Castoldi Dalai Editore – Milano.
Vandana Shiva (2002) – Terra Madre – Utet – Torino.
H. Zhanga, J. Wu (2002) – A statistical thermodynamic model of the organizational order of vegetation.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.