Biomasa y Biodiversidad

Biomasa y Biodiversidad

Como todas las cosas nuevas que asoma en el horizonte de nuestro conocimiento del tema en torno a la biomasa está influenciada por las modas, las imperfecciones y “vistas” que aún tienen que lidiar con esa fase de estudio o, si se quiere, de la semántica de la purificación.
El interés nació y que ha desarrollado es lógicamente la influencia de los aspectos energéticos de la biomasa, económicos, técnicos y éticos.

Mucho más que ahondar en las profundidades de Desarrollo Sostenible, nos damos cuenta de que los conceptos que subyacen a esta nueva visión de desarrollo social se basa en la simple consideración de que la vida que se desarrollan y las necesidades de energía y que esta fuente de energía debe permanecer constante y está disponible en el período de lo posible. La disponibilidad de fuentes de energía es por lo tanto, el punto de partida a fin de garantizar que las generaciones futuras (Informe Brundtland 1987) para satisfacer sus propias necesidades.
Sin embargo, las fuentes de energía no son equivalentes y los principios de la termodinámica nos enseña a distinguir entre las fuentes de energía y las máquinas termodinámicas con un rendimiento diferente.
El uso de una fuente de energía es posible gracias a una máquina termodinámica, es decir, un sistema que es capaz de tener una forma de entrada y salida de energía de una forma diferente de energía. El resultado final será que de haber producido una obra útil para el sistema con una eficiencia de transformación que llamamos eficiencia. La entropía no transformadas será el índice que se define como una función de la irreversibilidad (o falta de desorden) del sistema.
Hasta aquí todo bien, son los elementos que hemos aprendido en la escuela, sólo que cuando traducimos estos conceptos en el ecosistema las cosas se complican, o mejor dicho, es complejizado. Basado en la comparación de los científicos disciplinarios como León Brillouin, en negaentropia, Erwin Schroedinger en la teoría de que los organismos se alimentan de la energía negativa e Ilya Prigogine, las estructuras disipativas en relación a la energía, que se demuestre que el ecosistema en condiciones de totopotenzialità y en un entorno determinado, es la máquina termodinámica más eficiente.
* Esta conclusión se alcanzó mediante la comparación también trabajan Nicolas Léonard Sadi Carnot, que ya se hizo y se publicó en 1824 y sus especulaciones teóricas posteriores.
Ahora, recordar brevemente los principios de la termodinámica, nos damos cuenta de que los sistemas biológicos complejizado tiene que levantar a la eficiencia energética punto más alto posible como consecuencia del uso de la energía solar y la que figura en nuestro planeta.
En los sistemas biológicos de cada organismo se comporta como una máquina termodinámica. Cada máquina termodinámica de los sistemas biológicos no sólo utiliza la energía solar y la Tierra, sino también los “restos” de otras organizaciones que trabajan en la final como un “organismo vivo”.
Lo que no entiendo hasta ahora (por la investigación de políticas) es que cada organismo es útil en el servicio a los demás.
Teniendo que me voy a una disminución de todo el sistema más y más piezas pierdo mi ecosistema disfuncional.
En conclusión: el valor de la entropía en los sistemas termodinámicos, que asume ciertos valores biológicos, como el sistema se degrada (piezas pierde) es cada vez más en detrimento de la eficiencia global de nuestra máquina biológica. Para usar un término tan conocido y, por desgracia, en nuestras ciudades, un ecosistema muy degradado utiliza la energía disponible y por lo tanto, contaminan más. El creciente valor de la entropía de todos los sistemas termodinámicos es una escala de medición de la contaminación y la ineficiencia energética.
Ahora bien, volviendo al título de este trabajo es muy claro que las cuestiones de uso de la energía de la biomasa para la producción de energía, todos los parametrización con demasiada frecuencia falta de eficiencia energética global. A cambio de la utilización de la biomasa se refiere a varios parámetros, pero muy rara vez lo hace con un presupuesto total y cuando se hace no de una manera ortodoxa.
La investigación científica tiene serias dificultades para parametrizar un balance de energía del ecosistema y de la literatura disponible no ayuda mucho.
La cuestión es que, en la evaluación de la eficiencia de la producción de energía de la biomasa no tiene en cuenta el balance de energía.
Un ecosistema que ha alcanzado el totopotenzialità tomó mucho tiempo es todo lo que se requiere para acumular energía en forma de energía material. En resumen, el sistema y volverse más complejos a través de su biodiversidad, no es sino la transformación de la energía acumulada durante un largo período. La visión relativista de Einstein viene a nosotros, haciéndonos entender que hay una equivalencia perfecta entre energía y materia y los estudios de Ilya Prigogine nos ilumine sobre la naturaleza y la función de la biodiversidad como capital básico para el funcionamiento de la máquina termodinámica del ecosistema.
Desafortunadamente, los estudios de factibilidad y los presupuestos que hemos visto en torno a este enfoque metodológico que aún falta, que no es poca cosa.
Tomemos un ejemplo absurdo: si hoy yo quería lograr una producción de energía de la biomasa, admitió que él hizo en detalle el balance de la eficiencia energética (por ejemplo, la cogeneración) y se utiliza una gran extensión de monocultivos, mientras que confortado por este tipo de presupuesto, he hecho un empobrecimiento del ecosistema, lo que resulta en una menor eficiencia termodinámica del sistema. Un balance de energía que tenga en cuenta el balance (Biodiversidad y Ecosistemas), así como en la economía, es un presupuesto para este parcial y errónea.

Conclusiones

Así como los aspectos de la biodiversificazione debe ser abordado por la agricultura moderna por lo que es imposible e impensable (desde el punto de vista científico y técnico) para obtener energía a partir de biomasa con baja biodiversidad.
Es decir lo siguiente:
• El “negocio” para la producción de energía de la biomasa debe basarse en los sistemas de complejizado, es decir, sistemas que emulan la mayor parte de la vegetación potencial agrícola del lugar;
• La maquinaria para la eficiencia en el procesamiento de estos productos debe ser multifuncional, es decir, utilizar los mejores productos y residuos o procesos;
• El balance de energía debe tener en cuenta dos aspectos: 1 – El rendimiento tradicional, es decir, de la transformación de la biomasa a partir de otras formas de energía, 2 – ¿Qué activos, es decir, un coeficiente de energía entre la biodiversidad y el potencial real del sitio.

Jurídico, técnico y de aplicación que se llevará a sugerencias importantes.

Guido Bissanti

* Biodiversità e Potenza della Materia”
Ing. Agr. Guido Bissanti – Contribución a la temáticas – Biodiversidad y Bioética –
C.N.R. – Consejo Nacional de Investigación – 16 de enero de 2008.