Jervina

Jervina

La jervina, cuyo término en la nomenclatura oficial de la IUPAC es: (2’R, 3S, 3’R, 3’aS, 6’S, 6aS, 6bS, 7’aR, 11aS, 11bR) -2,3,3’a, 4,4 ‘, 5’, 6,6 ‘, 6a, 6b, 7,7’, 7’a, 8,11a, 11b- hexadecahidro-3-hidroxi-3 ‘, 6’, 10,11b-tetrametil- espiro [9H-benzo [a] fluoreno-9,2 ‘(3’H) -furo [3,2-b] piridin] -11 (1H) -ona es un alcaloide esteroide.
Esta sustancia, también conocida con el nombre de (3β, 23β) -17,23-Epoxi-3-hidroxiiveratraman-11-ona, 11-cetociclopamina tiene una fórmula bruta o molecular: C27H39NO3.
Jervina fue aislada por primera vez en 1837 por Eduard Simon (1789-1856) a partir de las raíces del eléboro (Veratrum album L.) que es una planta rizomatosa tóxica perteneciente a la familia Liliaceae.
Solo en 1953 se estableció la estructura molecular.
La jervina, al igual que en el Veratrum album está presente en otras plantas del género Veratrum y es un teratógeno que puede, por tanto, determinar anomalías y malformaciones durante el desarrollo embrionario de los vertebrados. Jervina es responsable, en particular, de malformaciones conocidas como ciclopía y holoprosencefalia.

La actividad biológica de jervin se expresa a través de la unión con la proteína transmembrana suavizada (SMO) que bloquea el funcionamiento normal de la vía de señalización Hedgehog.
Jervin es un compuesto tóxico por ingestión y, además de los efectos teratogénicos, no hay datos en la literatura de los que se deduzca ningún efecto cancerígeno.

Advertencia: La información que se muestra no es un consejo médico y puede no ser precisa. Los contenidos son solo para fines ilustrativos y no reemplazan el consejo médico.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *