Pernis apivorus

Pernis apivorus

El Abejero europeo (Pernis apivorus (Linnaeus, 1758)) es un ave rapaz diurna perteneciente a la familia Accipitridae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático, pertenece al Dominio Eukaryota, Reino Animalia, Subarign Eumetazoa, Superphylum Deuterostomia, Phylum Chordata, Subphylum Vertebrata, Infraphylum Gnathostomata, Superclasse Tetrapoda, Classe Aves, Subclase Neornithes, Superorden Neipathae, Orden Pernitrhae y por lo tanto Familia Pernitrhae Pernitrhae al género Pernis ya la especie P. apivorus.
El término es sinónimo:
– Falco apivorus Linnaeus, 1758.

Distribución geográfica y hábitat –
El Abejero europeo es un ave que realiza migraciones de larga distancia.
Pasa el invierno al sur del Sahara y llega a Europa en primavera para anidar, pasando principalmente por el Estrecho de Gibraltar, Sicilia y el Estrecho de Messina, y Turquía.
Esta especie se reproduce en la mayor parte de Europa y está muy extendida, en el este, hasta el lago Balkhash y el río Ob, pero no está presente en la mayor parte de Escandinavia y las Islas Británicas. También falta en el sur y las islas de Italia, en Grecia, en gran parte de la Península Ibérica y en las islas del Mediterráneo.
Su hábitat está representado por zonas boscosas, repletas de grandes árboles, pero también en claros o en territorios más abiertos, junto a carreteras o cursos de agua. Al final de la temporada de reproducción, los buitres de la miel migran a África central o meridional. Al migrar, suelen volar en gran número, no en bandadas reales, sino en flujos continuos, que siguen itinerarios muy específicos: a orillas de lagos, por ejemplo. Cruzan el Mediterráneo en Gibraltar o en otros puntos donde la travesía marítima es lo más corta posible, pululando en la travesía cuando las condiciones meteorológicas son favorables. Por tanto, muchas aves cruzan el Estrecho de Gibraltar, el Estrecho de Messina o el Bósforo en su viaje a África.
En Italia es una especie migratoria, presente de abril-mayo a septiembre en los Alpes (hasta más de 1500 metros de altitud).

Descripción –
Pernis apivorus es un ave rapaz con una longitud total de 52-60 cm, una envergadura de 125-143 cm, para un peso de 625-1.050 gramos.
Es un ave con una apariencia diferente, pasando de la etapa juvenil a la de un individuo adulto y, normalmente, con la hembra más grande que el macho.
De adulto, se le reconoce por tener los lados grises de la cara.
En la parte inferior, las primarias externas tienen puntas negras y una clara línea de separación con el resto de las plumas blanquecinas. En cambio, la cara inferior de la secundaria es de color blanquecino con una banda subterminal ancha oscura y un gran espacio no barrado entre esta y las otras barras.
Observada en buenas condiciones de luz, las partes superiores tienen un tinte grisáceo, el ala tiene un margen posterior oscuro y la punta de las coberteras primarias oscura. Las partes inferiores tienen una cantidad variable de manchas oscuras o rayas finas en el pecho y rayas oscuras en el vientre y los costados, pero también pueden estar completamente desprovistas de cualquier marca. Desde arriba, la cola presenta una banda subterminal amplia y oscura y dos barras oscuras más delgadas cerca de la base.
En el individuo joven, generalmente, la cabeza es bastante clara, a veces completamente de color blanco, pero siempre con la frente blanca. Las partes superiores son de color marrón oscuro, con un panel claro en la cara superior de las primarias, con la punta pálida de las grandes coberteras superiores del ala y con las coberteras caudales superiores pálidas formando una evidente «U». En la parte inferior de las primarias exteriores, el color oscuro se extiende más allá de la mitad exterior de la pluma y la base es blanquecina. En el nuevo plumaje, las primarias secundarias e internas tienen puntas anchas y claras. La cara inferior de la secundaria es marrón, contrasta con la primaria blanquecina y forma una mancha oscura en la parte inferior de las alas de los individuos voladores. Las grandes coberteras inferiores secundarias son más claras que las secundarias y otras coberteras, lo que a menudo resulta en una barra de color gamuza que cruza la parte inferior del ala. Las partes inferiores están rayadas. Desde arriba, la cola puede presentar tanto cuatro barras oscuras, igualmente espaciadas pero menos evidentes, como el dibujo de la hembra adulta.
Las patas son amarillas, con pequeñas uñas ganchudas.
El pico es corto, en forma de gancho, con fosas nasales rajadas, gris o negro, con cera amarilla (joven) o negra (adulto).
En general es un ave con un cuerpo más macizo y pesado que los del cuervo, similar al del ratonero.
El vuelo es lento, batido o planeado, a menudo circular, aprovechando las corrientes térmicas; rara vez hace «espíritu santo». También suele mover la cabeza de un lado a otro; mientras maniobra mueve su cola como cometas.
El buitre de miel emite un kii-er agudo completamente diferente a la nota de llanto del buitre, o incluso un ki-ki-ki rápido.

Biología –
El Abejero europeo alcanza la madurez sexual alrededor de los 3 años de edad. Mientras que la longevidad máxima encontrada fue de 29 años en un espécimen anillado.
El cortejo, similar al del buitre euroasiático, se lleva a cabo bajando y subiendo varias veces como si caminara por un camino lleno de baches y baches. Luego, en la cima de la ascensión, el buitre de la miel revolotea durante unos segundos y bate sus alas sobre su espalda dos o tres veces, en rápida sucesión. Ambas aves también pueden trepar bastante alto por encima del nido, por lo que el macho se lanza sobre la hembra.
El período de reproducción es de mayo a agosto. Este pájaro anida en árboles, incluso en nidos abandonados por pájaros grandes. El ratonero de miel generalmente construye un nuevo nido, pero también puede reutilizar un nido de ratonero córvido o euroasiático.
El nido generalmente se construye sobre una rama lateral de los árboles a 10-20 m sobre el suelo; se compone de pequeñas ramas y ramitas que todavía llevan las hojas. La construcción del nido la realiza fundamentalmente la hembra, que completa este trabajo en 10-15 días.
El sitio de anidación está ubicado dentro de los límites de un territorio cuyo tamaño (10–40 km²) está determinado por la cantidad de recursos alimenticios en las cercanías del nido. Los límites de este territorio pueden superponerse a los de un par de buitres de miel cercanos, pero los alrededores del nido están ferozmente defendidos por todo tipo de aves rapaces. También tiende a regresar a los mismos sitios de anidación todos los años.
Pone 1-3 huevos blancos o parduscos con manchas oscuras. La incubación dura unos 30 días (una cría por año). Macho y hembra incuban los huevos por turnos (parece que la hembra es más asidua en esta tarea y que se ocupa de la incubación durante la noche). También se ha observado que si la hembra muere, el macho puede realizar la crianza de las crías por sí mismo.
Durante los primeros 7-10 días, casi exclusivamente la hembra se ocupa de las crías. El macho luego se marcha en busca de alimento, principalmente fragmentos de panales de enjambres de himenópteros silvestres, que la hembra aplastará con el pico para alimentar a los polluelos con las larvas contenidas en su interior. A partir del día 18, los polluelos pueden extraer las larvas por sí mismos de los fragmentos de panal que llevan los dos padres, quienes depositan el alimento en el nido. Otras presas, especialmente los vertebrados pequeños, a menudo se cortan en trozos pequeños antes de llevarlas al nido.
Las crías anidan y vuelan alrededor de los 40-45 días, sin embargo, todavía permanecen por algún tiempo cerca del nido, donde los padres continúan alimentándolas hasta que tienen aproximadamente 55 días de edad. Poco después, abandonan el nido, pero se vuelven completamente independientes alrededor de los 75-100 días.
El buitre de la miel pone sólo una nidada por año; si se destruye la primera cría, la hembra puede poner una cría de reemplazo, pero esto parece suceder muy raramente.

Papel ecológico –
El Abejero europeo fue descrito por primera vez por el naturalista sueco Carl von Linné en 1758 con el nombre inicial de Falco apivorus.
El término apivorus deriva de algunos de sus hábitos alimenticios; de hecho se le llama en alemán Wespenbussard, es decir «ratonero de las avispas», y este sería un nombre más apropiado, sobre todo en lo que respecta a su alimento fundamental que está representado por las larvas de avispa. De vez en cuando, también come miel y cera. A menudo se le ha visto arrancando panales de grandes nidos de avispas y abejas, así como de nidos más pequeños de avispones. Sin embargo, el mayor interés de los ratoneros por los panales lo representan las larvas y pupas. Sin embargo, al hacerlo, corren el riesgo de ser picados por abejas y avispas obreras. Sin duda, el plumaje constituye una protección suficiente y estas aves también están provistas de plumas especiales, similares a escamas, alrededor de los ojos y en la base del pico.
En general, sin embargo, se alimenta principalmente de insectos (larvas y pupas de avispas como se mencionó), aunque en invierno (pero no solo) no desdeña los pequeños reptiles y anfibios, huevos, pequeños pájaros y pequeños mamíferos.
Es un ave de hábitos principalmente diurnos, que vive sola o en pareja.
En cuanto a su población, en Europa, aunque las de Finlandia y Suecia experimentaron algún descenso en la década 1990-2000, las poblaciones de Rusia, Bielorrusia y Francia se consideran estables. BirdLife International y la UICN incluyen a esta especie en la categoría LC (Preocupación menor, «riesgo mínimo»), ya que el rango que ocupa es muy grande (estimado en 10 millones de km²) y su población total es grande (entre 100.000 y 1 millones de especímenes). Sin embargo, en detalle, la especie todavía se considera vulnerable en Italia, Suiza y Portugal, y cercana a una amenaza en Suecia y Noruega.
Entre otras cosas, la concentración de miles de aves rapaces en el Estrecho de Messina, durante la migración de primavera, condujo en el pasado al nacimiento de una forma tradicional de caza del ratonero de miel occidental.
El buitre de la miel sufre presiones de caza, especialmente durante las migraciones. También está amenazado por la degradación del hábitat y la disminución del número de sus presas, debido al uso de pesticidas y al cambio climático.
La especie figura en el Apéndice I de la Directiva de Aves de la Unión Europea, y desde 1979 está parcialmente protegida por CITES en el Apéndice II (estatuto validado en 2003), como todos los Accipitriformes. También está protegido por la Convención de Berna y la CMS (Convención de Bonn, que protege a todos los Accipitridae), en ambos casos en el Apéndice II, así como por la Convención Africana sobre la Conservación, donde figura en la clase B.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– C. Battisti, D. Taffon, F. Giucca, 2008. Atlas de aves nidificantes, Gangemi Editore, Roma.
– L. Svensson, K. Mullarney, D. Zetterstrom, 1999. Guía de las aves de Europa, África del Norte y Oriente Próximo, Harper Collins Publisher, Reino Unido.

Sugerimos esta compra



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *