Vitamina D

Vitamina D

El término vitamina D incluye un grupo de prohormonas solubles en grasa que consta de 5 vitaminas diferentes: vitamina D1, D2, D3, D4 y D5.
Sin embargo, la vitamina D existe principalmente en dos formas, ergocalciferol o D2, que se absorbe con los alimentos, y colecalciferol o D3, sintetizado directamente por el cuerpo a partir de derivados del colesterol presentes en la dermis expuesta a la luz solar (irradiación de esteroles presente en la piel). También hay dihidrocalciferol o D4.
En detalle, las principales formas que componen el grupo de vitamina D son:
– vitamina D1: compuesto formado por partes 1: 1 de ergocalciferol y lumisterol;
– vitamina D2: ergo calciferol;
– vitamina D3: colecalciferol;
– vitamina D4: dihidroergocalciferol;
– vitamina D5: sitio calciferol.
La vitamina D es importante para mediar y regular el metabolismo del calcio y el fósforo, permitiendo así una mineralización ósea correcta y saludable. Su falta puede provocar raquitismo en los niños, es decir, retraso en el crecimiento y deformación ósea, y / o descalcificación de los huesos en la edad adulta (osteomalacia). La exposición a la luz es suficiente para las necesidades diarias; en momentos particulares de la vida, como el desarrollo, el embarazo y la lactancia, o situaciones peculiares de subexposición, sería bueno complementar la Vitamina D con alimentos como: mantequilla, carne, leche, aceite de hígado de bacalao, huevos.

Sin embargo, la principal fuente de vitamina D para el cuerpo humano es la exposición a la radiación solar. La vitamina D obtenida de la exposición al sol oa través de la dieta está presente en forma biológicamente inactiva y debe sufrir dos reacciones de hidroxilación para transformarse en la forma biológicamente activa, calcitriol.
Sin embargo, la vitamina D está escasamente presente en los alimentos (algunos pescados grasos, leche y derivados, huevos, hígado y verduras). La única excepción es el aceite de hígado de bacalao.
El requerimiento diario de vitamina D varía según la edad. El requerimiento diario de vitamina D es de 400 unidades por día, en ausencia de factores de riesgo. Las dosis pueden variar y alcanzar hasta 1.000 unidades por día en presencia de factores de riesgo o déficit.

Deficiencia de vitamina D –
La deficiencia de vitamina D afecta negativamente la calcificación ósea con efectos que van desde el raquitismo en los niños hasta las deformaciones óseas de varios tipos y la osteomalacia, que ocurre cuando la estructura ósea está externamente intacta pero el interior de los huesos está registrado contenido mineral insuficiente.
La falta de vitamina D también debilita los dientes y los hace más vulnerables a las caries.

Exceso de vitamina D –
El exceso de vitamina D puede causar una calcificación generalizada en los distintos órganos, lo que resulta en vómitos, diarrea y espasmos musculares.

Advertencia: La información que se muestra no es un consejo médico y puede no ser precisa. Los contenidos son solo para fines ilustrativos y no reemplazan el consejo médico.

Sugerimos esta compra



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *