Lepiota subincarnata

Lepiota subincarnata

La Lepiota subincarnata (Lepiota subincarnata J.E. Lange 1940) es un hongo potencialmente letal perteneciente a la familia Agaricaceae.

Sistemático –
Desde un punto de vista sistemático, pertenece al Dominio Eukaryota, Reino Hongos, División Basidiomycota, Clase Agaricomycetes, Orden Agaricales, Familia Agaricaceae y, por lo tanto, al Género Lepiota y a la Especie L. sub incarnata.
Los términos son sinónimos:
– Lepiota josserandii Bon y Boiffard (1975);
– Lepiota josserandii var. Rosabrunnea Raithelh. (1988);
– Leucoagaricus josserandii (Bon y Boiffard) Raithelh. (1989);
– Leucoagaricus rosabrunneus (Raithelh.) Raithelh. (1989);
– Lepiota subincarnata var. josserandii (Bon & Boiffard) Gminder (1999).

Etimología –
El término Lepiota proviene del griego λεπίϛ λεπίδοϛ lepís lepídos squama y de οὖς, ωτόϛ oús, otós ear (hat): hongo con sombrero escamoso.
El epíteto subencarnado específico proviene del prefijo sub-casi, similar a, menor que, y de incarnatus (ver): de un color vulgar a la carne o similar a las especies de congéneres que tienen incarnatus, a, um.

Distribución geográfica y hábitat –
Lepiota subincarnata es un hongo que se sabe que contiene amatoxinas y el consumo de este hongo puede ser potencialmente letal. Se encuentra en Asia, Europa y América del Norte.
El hábitat de este hongo es el de parques, jardines, lugares cubiertos de hierba, como macizos de flores y setos, debajo de coníferas y árboles de hoja ancha, donde se puede encontrar en el período de verano y otoño.

Reconocimiento –
La Lepiota subencarnada se puede reconocer por su tapa expandida de hasta 40-60 mm, muy frágil, convexa, pronto extendida, con un pequeño umbo obtuso, superficie disociada en escamas sobre un fondo blanquecino, más gruesa en el centro, margen sinuoso a veces grabado.
Las láminas son libres, no muy densas, blanquecinas y con tonos rosados ​​cuando maduran.
El tallo es de 40-60 x 3-5 mm de alto, delgado o fornido, cediendo, sub-color al sombrero debajo del área del anillo, cubierto con flocosidad ligera o escamas rosadas.
El tallo está decorado con escamas escamosas, blancas con un tinte ligeramente rosado en el ápice, concolor con el resto de la tapa, marrón en la vejez; olor ligero y afrutado.
La carne es de color blanquecino, rosa en el tallo, olor afrutado y dulce que recuerda al de la pasta de almendras, el sabor a hongos. Espora blanca.
De color rosa ocre o rosado, este último más evidente en los hongos jóvenes; la cutícula se rasga en escamas cerca del centro que se adelgazan hacia el margen, fondo blanquecino.

Cultivo –
La Lepiota subencarnada, debido a su toxicidad, no es un hongo cultivado.

Usos y Tradiciones –
Esta especie descrita por primera vez científicamente por el micólogo danés Jakob Emanuel Lange en 1940, Bon y Boiffard describieron más tarde Lepiota josserandii en 1974, que resultó ser la misma especie.
Es un hongo tóxico con síndrome faloide.
El envenenamiento debido a este síndrome ocurre con una latencia que varía de 7 a 24-30 horas (cuando no se ingiere mezclado con otras especies).
Los síntomas principales son:
– Primera fase, trastornos gastrointestinales (náuseas, vómitos de comida y luego diarrea biliar, coleriforme), deshidratación con la consiguiente hipotensión, sed intensa, dolor abdominal;
– II ° fase, mejora aparente;
– Fase III, insuficiencia hepática aguda y aparición de ictericia, coagulopatía, a veces deshidratación severa con insuficiencia renal funcional, somnolencia, coma y posible muerte. En cualquier caso, como consecuencia de la insuficiencia hepática aguda, el hígado puede verse comprometido irreversiblemente, hasta que se necesite un trasplante.

Método de preparación –
La Lepiota subencarnada por su toxicidad es un hongo, obviamente, no se debe recolectar y, por lo tanto, no está destinado a ninguna preparación.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Cetto B., 2008. Hongos de la vida, Saturnia, Trento.
– Pignatti S., 1982. Flora de Italia, Edagricole, Bolonia.
– Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (editado por), 2005. Una lista de verificación anotada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.

Advertencia: Las aplicaciones farmacéuticas y los usos alimúrgicos están indicados solo con fines informativos, de ninguna manera representan una prescripción médica; por lo tanto, no se acepta responsabilidad por su uso con fines curativos, estéticos o alimenticios.

Sugerimos esta compra



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *