Ácido carnósico

Ácido carnósico

Ácido carnósico cuyo término en la nomenclatura oficial de la IUPAC es: (4a R, 10a S) -5,6-Dihidroxi-1,1-dimetil-7-propan-2-il-2,3,4,9,10 , 10a-hexahidrofenantenene-4a-carboxílico es un diterpenoide natural presente en el romero (Rosmarinus officinalis L., 1753) y en salvia común (Salvia officinalis L., 1753).
Este ácido de origen natural tiene una fórmula bruta o molecular: C20H28O4 y también se conoce con el nombre de salvine.
Las hojas secas de romero o salvia contienen en promedio ácido carnósico de 1.5 a 2.5%.
El ácido carnósico se usa como conservante o antioxidante en alimentos y productos no alimenticios (por ejemplo, pasta de dientes, enjuague bucal y goma de mascar, en los que tiene un efecto antimicrobiano en los microbios responsables de la halitosis o productos para el cuidado de la piel).
En los últimos años, el ácido carnósico ha sido objeto de numerosas investigaciones, en virtud de sus marcadas actividades metabólicas y potencialmente adelgazantes.

Por esta razón, varias compañías en el sector de fitoterapia y farmacéutica han intentado desarrollar técnicas biosintéticas, capaces de optimizar la síntesis de este principio activo también a partir de metabolitos inactivos.
En la actualidad, la literatura sobre el tema sigue siendo experimental y clínicamente poco relevante; El uso de ácido carnósico parecería útil en:
– Ejerce una acción quimioprotectora y antioxidante;
– Proteger el hígado del daño inducido por una dieta alta en grasas;
– Contribuir a la neuroprotección;
– Facilitar adelgazar;
– Modular procesos inflamatorios también de naturaleza sistémica.

Advertencia: La información que se muestra no es un consejo médico y puede no ser precisa. El contenido es solo para fines ilustrativos y no reemplaza el consejo médico.

Sugerimos esta compra




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *