Dichelomyia oenophila

Dichelomyia oenophila

La cecidomía de la vid (Dichelomyia oenophila V. Haimhoff) es un pequeño insecto perteneciente a la familia Cecidomyiidae.

Sistemático –
Desde un punto de vista sistemático, pertenece al dominio Eukaryota, Animalia Kingdom, Eumetazoa Sub-Kingdom, Bilateria Branch, Phylum Arthropoda, Subphylum Tracheata, Hexapoda Superclass, Insecta Class, Pterygota Subclass, Endopterygota Cohort, Oligoneoptera Superorder, Order Suborder, Order Bibionomorpha, Sciaroidea superfamilia, familia Cecidomyiidae y, por lo tanto, al género Dichelomyia y a la especie D. oenophila.

Distribución geográfica y hábitat –
La cecidomía de la vid es un insecto que vive a expensas de la vid y que está muy extendido especialmente en las regiones del norte de Italia.

Morfología –
Los adultos de la Dichelomyia oenophila tienen dimensiones pequeñas, con los adultos oscilando entre 1 y 2 mm y con un color entre gris y rojizo.
Las hembras son reconocidas por la presencia del ovipositor estiliforme, mientras que las larvas tienen un color amarillento y son apodas.

Aptitud y ciclo biológico –
La Cecidomia della Vite pasa el invierno en el suelo en la etapa larval.
La aparición de adultos se produce, a partir del mes de mayo, en el período comprendido entre la primavera y el verano.
Las hembras, habiendo alcanzado la madurez, yacen en la lámina inferior de las hojas.
Las larvas de invernada saldrán de los huevos, por lo que el insecto solo genera una generación por año.
La presencia de estos insectos provoca la formación de agallas convexas que se producen tanto en la página inferior como en la superior de las hojas.
Estas agallas en la página superior tienen una superficie lisa, mientras que en la inferior tiene un cabello grueso, además, después de que sale la larva, la superficie se oscurece y se seca, también en el momento en que el adulto parpadea, queda un agujero central bastante evidente.
El daño se debe a la disminución del tejido fotosintetizante de las hojas y a la deformación de la hoja misma, además si las agallas están en las venas de la hoja, también puede producirse deformación de la hoja. Sin embargo, estas deformaciones provocan una reducción del tejido foliar adecuado para la fotosíntesis.
En el diagnóstico de este insecto, se debe tener cuidado de no confundir estas agallas con las causadas por la filoxera.

Papel ecológico –
La Cecidomia della Vite es un diptera que, cuando se desarrollan las larvas, en ambos lados de la hoja, como se mencionó, causa la formación de una superficie convexa de la hoja.
Sin embargo, en muchos casos el daño causado por Dichelomyia oenophila es muy leve y cualquier tipo de intervención para prevenirlo es evitable, ya que la lucha química contra este insecto no siempre es justificable, debido a la pequeña cantidad de daño causado.
Solo en el caso de una necesidad real de una intervención específica se pueden usar insecticidas endoterapéuticos que, además, ya están indicados para otros fitófagos de la vid, como los zumbadores y los trips.
Sin embargo, tenga cuidado porque el uso de estos insecticidas interfiere con la entomofauna útil, por lo que deben evaluarse cuidadosamente, caso por caso, y solo si la hipótesis del daño económico es concreta.

Guido Bissanti

Fuentes
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Russo G., 1976. Entomología agrícola. Parte especial Liguori Editore, Nápoles.
– Tremblay E., 1997. Entomología aplicada. Liguori Editore, Nápoles.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *