Rubia peregrina

Rubia peregrina

La rubia brava (Rubia peregrina L.) es una lianosa herbácea perteneciente a la familia Rubiaceae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático, pertenece al dominio Eukaryota, United Plantae, división Magnoliophyta, clase Magnoliopsida, orden Rubiales, familia Rubiaceae y, por lo tanto, al género Rubia y a la especie R. peregrina.
Los términos son sinónimos:
– Rubia anglica Huds. (1762);
– Rubia angustifolia L. (1767);
– Rubia lucida L. (1767);
– Rubia bocconii Petagna (1787);
– Rubia longifolia Poir.
– Rubia splendens Hoffmanns. & Enlace (1824);
– Rubia Requienii Duby (1830);
– Rubia dalmatica Scheele (1844);
– Rubia angustifolia var. requienii (Duby) Nyman (1879);
– Rubia peregrina var. dalmatica (Scheele) Nyman (1879);
– Rubia peregrina var. lucida (L.) Nyman (1879);
– Rubia peregrina var. splendens (Hoffmanns. & Link) Nyman (1879);
– Rubia erratica Bubani (1899);
– Rubia reiseri Halácsy ex Hayek (1930);
– Rubia peregrina subsp. longifolia (Poir.) O.Bolòs (1969);
– Rubia peregrina var. requienii (Duby) Cardona (1974);
– Rubia peregrina subsp. requienii (Duby) Cardona y Sierra (1980);
– Rubia agostinhoi Dans. et Silva;
– Rubia peregrina subsp. agostinhoi (Dans. et Silva) Valdés y G. López.

Etimología –
El término Rubia proviene del rojo rúbeus: debido a la raíz que se usó para teñir el rojo.
El epíteto específico peregrino como exótico, extranjero o incluso en el sentido de errante, errante, encontrado aquí y allá, sin una ubicación preferencial.

Distribución geográfica y hábitat –
La rubia brava es una planta resistente al estrés, típica del matorral mediterráneo que crece en pequeños bosques, arbustos, setos, suelos pedregosos y a lo largo de caminos y caminos, donde puede vivir entre 0 y 1000 metros sobre el nivel del mar.
Esta planta está presente principalmente en la Europa mediterránea (España, Portugal, Francia, Italia, Grecia y ex Yugoslavia), pero también crece en Gran Bretaña y el norte de África.

Descripción –
Rubia peregrina es una especie herbácea perenne de lianosa que puede desarrollarse entre 50 y 250 cm de longitud; Está cubierto de espinas cortas, por lo que es áspero al tacto.
Los tallos son trepadores, ramificados, de sección cuadrangular, con bordes de 1-2 mm. Las hojas tienen una sola costilla claramente visible en la página inferior, dispuestas en espirales de 6 elementos; son coriáceas, persistentes, elípticas-lanceoladas, con un color verde brillante.
Las flores son pentámeras, pequeñas, numerosas, de color blanco amarillento, dispuestas en panículas en la base de las hojas o en los extremos de las ramas. La antesis es entre abril y julio.
El fruto esquizocarpio carnoso es un drupario, en el cual se desarrolla un monocarpo globoso de 3-7 mm, primero verde y luego negro y brillante, similar a una baya con un pedicelo de 2-6 mm.

Cultivo –
Para el cultivo de la Rubia peregrina es necesario elegir suelos profundos, permeables y frescos, para permitir que las raíces (parte de la que se extrae el pigmento) se desarrollen mejor en longitud y grosor.
Esta planta se puede sembrar o reproducir cortando la raíz.
Para la siembra, el trabajo se realiza al aire libre en la primavera, en el período de marzo a mayo, protegido de las heladas, a una profundidad de 4-6 cm, con un intervalo de 3 a 6 cm, dejando un metro entre una fila y la otra y medio de distancia, para facilitar la posterior recogida.
El tiempo de germinación ocurre después de aproximadamente 15-20 días.
También se puede sembrar en invernaderos con trasplante de plántulas de 6 a 8 meses de vida.
Si desea reproducirse cortando, debe preparar pequeños trozos de raíz a partir de plántulas nacidas en el invernadero.
Para obtener el tinte, es necesario esperar dos o tres años porque la raíz madura el principio de tintura en este período y, mientras tanto, necesita un suelo fértil y bien regado.
Mientras espera este período, las semillas se pueden recoger, que deben retirarse de la planta una vez que ha alcanzado la madurez completa y secarse al sol.
Las raíces se cosechan en el período de septiembre a noviembre, durante el tercer año de cultivo, cuando la planta alcanza su máximo poder colorante. Deben secarse al sol, después de haberlos liberado de la tierra, sin lavarlos.

Usos y Tradiciones –
El más loco ha sido la fuente principal, desde la antigüedad, del color rojo para fibras textiles, pieles y pinturas murales. Esta planta se menciona en los trabajos de Hipócrates, Theophrastus y Dioscorides, que menciona su cultivo en la Toscana; También fue utilizado por los antiguos egipcios para teñir lino.
Para ser precisos, hubo algunas plantas de las que se obtuvo el pigmento rojo, principalmente: Rubia tinctorum y Rubia peregrina, así como Asperula tinctoria y algunas especies de galio.
Desde la Edad Media en adelante, hasta que se produjo el pigmento sintético correspondiente, las sustancias pigmentadoras producidas por la planta constituyeron la razón de vastos cultivos y un rico comercio.
A partir del siglo XVII, sus raíces comenzaron a ser importadas a Europa desde Siria, Persia, Asia Menor y Grecia, desde Siria, por los propios holandeses, grandes productores junto con Francia, donde se introdujo en los días de Luis XV. y luego se cultivó intensamente en algunas regiones del sur, incluida la Provenza.
En Italia, el cultivo de la locura se mantuvo hasta finales del siglo XIX, caracterizándose con el color rojo ladrillo que, junto con el azul del vado, se obtiene la coloración del tejido popular local, especialmente en la ropa tradicional regional.
El rápido declive de Madder se produjo con la identificación de su principio de coloración, que es un compuesto de antraceno, llamado alizarina, sintetizado en 1868 por los químicos alemanes Groebe y Liebermann.
Las bayas de esta planta, que maduran en otoño, no son comestibles.
Madder también tiene propiedades diuréticas, emenagogas, laxantes y tónicas.

Modo de preparación –
El procedimiento adecuado para teñir en rojo con raíz más verde en lana o algodón consiste en pretratar la lana a fuego lento durante una hora en agua en la que se ha disuelto el alumbre de potasio (disponible en farmacias). La cantidad de alumbre (utilizada al 25%) debe calcularse sobre el peso del material a teñir; por ejemplo, 100 gramos de lana requieren 25 gramos de alumbre. Permita que el material se enfríe en el baño.
Si desea teñir el algodón, debe calcular el 20% de alumbre de potasio y el 5% de gaseosa Solvay (disponible en detergentes de supermercados) sobre el peso del material seco y proceder como se indicó anteriormente.
Debe obtener un poco de raíz de locura silvestre o cultivada (cosechada y secada o comprada en hierbas medicinales, posiblemente en polvo) y proceder con el teñido sumergiendo el material en agua a la que se ha agregado la locura.
En este punto, debemos llevar el baño de tintura a 85 ° y mantener la temperatura durante una hora, revolviendo a menudo para obtener un tinte uniforme.
Luego, deje que se enfríe en el baño, lave con agua y jabón neutro, enjuague, centrifugue y seque a la sombra.
En el caso de que la raíz se use en pedazos, primero es necesario extraer el color sumergiéndolo en agua durante unas horas y luego a 85 ° por hora, luego dejarlo enfriar y filtrar.

Guido Bissanti

Fuentes
– Acta Plantarum – Flora de las Regiones italianas.
– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Treben M., 2000. Salud de la farmacia del Señor, consejos y experiencias con hierbas medicinales, Ennsthaler Editore
– Pignatti S., 1982. Flora de Italia, Edagricole, Bolonia.
– Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (editado por), 2005. Una lista de verificación anotada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.

Atención: las aplicaciones farmacéuticas y los usos alimentarios están indicados solo con fines informativos, de ninguna manera representan una prescripción médica; por lo tanto, no se asume ninguna responsabilidad por su uso con fines curativos, estéticos o alimenticios.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *