Cómo crecer Chlorophytum

Cómo crecer Chlorophytum

Chlorophytum, conocido como falangio o cinta (Chlorophytum Ker Gawl., 1807) es un género de plantas herbáceas de hoja perenne de la familia Agavaceae y originario del África subsahariana.
El Chlorophytum es una planta caracterizada por un grupo denso de hojas radicales, lineales y afiladas, verdes, a menudo abigarradas con el blanco, que a finales de la primavera produce tallos largos y carnosos con un efecto de inclinación sobre los cuales, después de la floración, crecen numerosas plantas pequeñas de roseta.
De esta especie, algunos híbridos se cultivan como plantas ornamentales y pueden reconocerse por la característica franja blanca crema o blanca amarillenta que se extiende en el centro de las hojas arqueadas.
Entre el Chlorophytum las especies más conocidas son:
– C. comosum con hojas verdes o abigarradas con un borde ondulado que forma una roseta a partir de la cual se originan los tallos blanquecinos con pequeñas flores blancas, luego de la caída de los pétalos, el crecimiento de nuevos mechones de hojas y sus raíces comienza en los paisajes florales de los tallos colgantes. ;
– C. laxum originario de Ghana y Nigeria es pequeño con hojas de color verde brillante, delicadamente ribeteadas de blanco, las flores se juntan en forma de panículas en los extremos de los tallos;
– C.undulatum, nativo de Sudáfrica, tiene hojas estrechas, duras con bordes ásperos, las flores de espiga son blancas con tonos rojo oscuro.
Para el cultivo de cintas debe recordarse que son plantas que necesitan requisitos climáticos especiales. La temperatura mínima de invierno no debe ser inferior a 7 ° C y no debe superar los 10-12 ° C (es preferible utilizar habitaciones sin calefacción).
El área donde se cultivan estas plantas debe tener un brillo bueno y difuso, pero no a los rayos directos del sol. Además, las plantas deben mantenerse en una posición aireada, pero protegidas de corrientes de aire.
En cuanto a los suministros de agua, el riego debe ser abundante en el período de primavera a verano, a fin de mantener el suelo constantemente húmedo; deben reducirse en otoño-invierno, teniendo cuidado, sin embargo, de no dejar que el suelo se seque. Para aumentar la humedad ambiental, los aerosoles de follaje son útiles durante el verano, preferiblemente con agua desionizada.

El sustrato más adecuado debe consistir en una mezcla de turba con arena agregada, para aumentar la permeabilidad. También es aconsejable colocar grava muy grande o arcilla expandida en la base de los recipientes para aumentar la capacidad de drenaje de los recipientes.
Además, para evitar que las puntas de las hojas se vuelvan amarillas, las plantas deben replantearse todos los años en el período de marzo a abril; Llegados en los meses entre junio y septiembre, el fertilizante líquido debe administrarse una vez a la semana.
El clorofito es una planta sometida a podredumbre radical porque las raíces carnosas tienden a no tolerar el estancamiento del agua.
Debido a las raíces carnosas, son plantas sujetas a podredumbre; por esta razón será necesario prestar especial atención para evitar el estancamiento del agua.
Vayamos a la propagación. Los Chlorophytum son plantas que se multiplican al dividir los mechones o al enraizar las plántulas al final de los estolones en macetas pequeñas con el suelo adecuado, teniendo cuidado de cortar el estolón solo después del enraizamiento. Para ello recomendamos el período de primavera.
Entre las enfermedades, parásitos y adversidades recordamos:
– La pequeña araña roja: se presenta en climas cálidos y secos con coloración amarillenta y decoloración de las hojas. Evita elevar la humedad ambiental y rociar las hojas; Se combate con productos acaricidas.
– Dorado de los ápices de las hojas: puede deberse a deficiencias de riego o deficiencias nutricionales, especialmente si se asocia con retraso en el crecimiento. Es necesario regar más frecuentemente o fertilizar la planta;
– La Cocciniglia cotonosa: puede atacar a las plantas, especialmente en presencia de un clima cálido y seco. Es necesario eliminarlos, tratar la planta con un producto anticoccidial natural, como el jabón de Marsella, y elevar el nivel de humedad ambiental (la pulverización y el lavado foliar permiten la eliminación de insectos de escamas del estado larvario). Alternativamente, puede frotar las partes afectadas con un algodón humedecido con agua y alcohol.

Sugerimos esta compra




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *