Triticum aestivum

Triticum aestivum

El trigo blando o el trigo común (Triticum aestivum L.) es una especie herbácea que pertenece a la familia Poaceae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático, pertenece al dominio Eukaryota, Reign Plantae, Sub-Trinchega, Subdivision, Subclass Commelinidae, Poalese, Poaceae Family, Triticeae Tribe y, por lo tanto, al Triticum y la especie T Aestivum.
El término Triticum vulgare L. es sinónimo

Etimología –
El término Triticum según Varrone deriva de tritum battuto, para el uso de batir trigo para separar los granos de los picos, el epíteto específico aestivum deriva de verano, verano, de verano aestas.

Distribución geográfica y hábitat –
El trigo blando se conoce desde la antigüedad y fue uno de los primeros cultivos de gran escala cultivados. Su origen se ubicará en esa área llamada «Creciente Fértil» entre el Tigris y el Éufrates. Actualmente se cultiva en todos los continentes y la producción mundial ha aumentado constantemente en los últimos años. Los principales productores de trigo blando son China y Canadá.

Descripción –
Triticum aestivum se caracteriza por tener raíces compuestas, con raíces seminales y adventicias. Las raíces seminales son aquellas que se originan, en números del 3 al 8, directamente del embrión; Estos son delgados, muy ricos en pelos radiculares y muy ramificados. Las raíces adventicias, en cambio, se desarrollan después de las seminales, ya que las plántulas jóvenes emitieron la tercera – cuarta hoja; estas raíces brotan justo debajo de la superficie del suelo, desde los nodos hasta la base de los culmos: son muy numerosas y se han desarrollado, tanto que constituyen la gran masa del sistema radicular. Las raíces más profundas sirven para el suministro de agua y sales minerales con una profundidad que depende del estado nutricional de la planta y la naturaleza del suelo y que normalmente oscila entre 25 y 35 cm desde la superficie.
El tallo es erecto y el culmo está provisto de hojas y en el extremo inferior de las inflorescencias y tiene una sección circular, con un diámetro decreciente desde la base hasta el ápice y en la parte interna, en correspondencia con los entrenudos, suele estar vacío. El culmo está formado por nodos y entrenudos; de los nudos se originan las hojas, constituidas por una vaina que envuelve el culmo mismo. El número y la longitud de los entrenudos, el ancho y el rumbo de las hojas, el diámetro y el grosor del culmo están cambiando los caracteres con la especie, la variedad y las condiciones de cultivo. Tienen importancia, en particular en lo que respecta a las características morfológicas y anatómicas del culmo, por la resistencia y susceptibilidad de la planta a enfermedades como el alojamiento. La altura que puede alcanzar el culmo del trigo varía mucho con el estado de nutrición de la planta y, especialmente, con la variedad: desde 60–70 cm de las variedades enanas hasta 160–180 cm.
En el vértice del culmo hay una oreja, que tiene flores sésiles simples, que está unida directamente al eje. Cada oreja consiste en un raquis, formado por entrenudos cortos, que llevan una espiguilla a cada diente. Cada espiguilla está formada por dos glumas, que contienen flores diferentes, no todas fértiles, cada una con un ovario y tres anteras. Cada una de las flores está protegida por dos glumettes, una inferior y otra superior. En la parte interna de la glumetta inferior hay dos lodículas (escamas que, después de la hinchazón, causan la apertura de las glumettes).
Después de la fertilización, el grano o grano es una cariopsis, lo que significa que no tiene semillas distintas del resto de la cáscara. Es una fruta seca e indehiscente que, por lo tanto, se abre cuando está completamente madura. Tiene una forma ovoide y está compuesto por el embrión o germen, los integumentos o el endospermo que protege la semilla y la envoltura que contiene almidón, glutimido de almidón y proteínas. De la reproducción de la especie. Este contiene principalmente grasas, sustancias nitrogenadas, enzimas, vitaminas y hormonas. La forma, el tamaño y la apariencia de las cariopses cambian con la especie y la variedad.

Cultivo –
El trigo o trigo es un cereal de otoño-primavera y su cultivo se beneficia considerablemente de la rotación de cultivos. El cultivo de maíz, remolacha, tomate, papa, girasol, haba, algodón (incluso el arroz que deja el suelo libre de malezas) es una buena precesión cultural porque el trigo puede utilizar muy bien el residuo. De la fertilidad dejada en el suelo por tales cultivos, mejor aún si no son otros cereales.
En cambio, no es el mejor cultivo para utilizar la alta fertilidad dejada por los prados de varios años (leguminosas y gramíneas). En las zonas áridas, la sucesión de trigo en barbecho es tradicional, mineralizando el suelo con sustancia orgánica y enriqueciéndolo con agua. La sucesión a un cultivo de renovación también permite un trabajo menos profundo del suelo.
Las fases biológicas del trigo blando son las siguientes: la germinación tiene lugar a una temperatura de unos pocos grados por encima de cero, con suficiente humedad y aire; En estas condiciones, la cariopsis absorbe agua, se hincha y comienza una serie de reacciones sintéticas. La fase de germinación dura entre 15 y 20 días y comienza con la ruptura de las capas de recubrimiento de gránulos en el embrión y con la posterior aparición de la radícula primaria, que se desarrolla y escapa al suelo, seguida de otras raíces embrionarias. Con esto se produjo la germinación, más adelante otras otras raíces embrionarias brotarán hasta 8. Posteriormente, el tallo de la planta se alarga hasta el nivel del suelo, del cual sale una ciruela que se extiende y tiene lugar en la primera hoja a la cual la segunda y tercera. En este punto, se forma una ampliación o un nudo a nivel del suelo, desde donde crecen otras raíces. Comienza la fase de puesta en marcha.
La preparación es la fase en la cual la planta desarrolla el sistema radicular secundario y forma la culminación de la maduración de la cual nacerán los brotes. Esta fase se llama arrastramiento, ya que la planta no se levanta sino que permanece cerca del suelo, un hecho muy importante para el trigo que, al ser un ciclo de cultivo otoño-invierno, debe estar cerca del suelo para soportar los duros climas invernales. Durante esta fase también existe la acumulación de sustancias orgánicas para las fases de desarrollo posteriores. Cuando las temperaturas son lo suficientemente altas, comienza la fase de babeo.
La fase de elevación está representada por un proceso rápido y rápido, ya que el consumo de agua y sal mineral alcanza valores muy altos; Es precisamente en este momento que tenemos la mayor síntesis de materia seca. La fase ascendente se caracteriza por la elevación del culmo y el alargamiento de los entrenudos, a partir de la más baja. La oreja, que se encuentra en el vértice de cada brote envuelto en las vainas de las hojas de los entrenudos en el curso de la elongación, aumenta y aumenta durante el levantamiento. Cuando solo queda por estirar el último entrenudo, la oreja está cubierta solo por la vaina de la última hoja y, una vez que casi ha completado su desarrollo, provoca un agrandamiento característico de la propia vaina: este es un paso del trigo llamado Botticella.
Con la oreja, la inflorescencia emerge de la vaina de la última hoja. Después de unos días, comienza la floración que comienza en las espiguillas a partir de la flor más baja. La fertilización es autógama porque tiene lugar antes de la apertura de las glumelles.
Una vez que ha tenido lugar la fertilización, comienza la fase de maduración, que comienza con el agrandamiento del ovario y, por lo tanto, con la formación de la cariopsis. Al principio se forma el embrión, seguido de la acumulación de las sustancias de reserva, después de lo cual la cariopsis se hincha rápidamente hasta que alcanza el volumen del grano maduro. Entonces hay una pérdida considerable de agua.
La maduración se puede dividir en 4 etapas sucesivas que son:
– Maduración lechosa: la planta sigue siendo verde, al igual que los granos, que contienen un líquido lechoso más o menos denso y mucha agua. La cariopsis es frágil;
– Maduración cerosa: hay un amarillamiento avanzado, pero no total. Solo algunas partes de la planta siguen siendo turgentes y vitales. Las cariopses, carentes de clorofila, adquieren una consistencia cerosa un poco más sólida que la fase anterior. Todavía hay una acumulación de sustancias de reserva y todavía hay una buena cantidad de agua con una humedad del 40%.
– Maduración Fiosiológica: toda la planta es amarilla y seca; Las cariopses, también amarillas, tienen una estructura más sólida. En los gránulos, el porcentaje de agua es del 25-30% y la acumulación de sustancias de reserva está terminada.
Esta fase es la mejor para la cosecha.
– maduración total: hay una pérdida adicional de agua en los granos (contenido de 12-13%). Sin embargo, el culmo y la columna vertebral son frágiles y existe un riesgo de fugas en la colección. La humedad debe ser inferior al 14%, de lo contrario la planta se pudrirá.

Usos y Tradiciones –
El trigo blando es la especie de trigo que, debido a su amplio uso en la fabricación de pan y la producción de pasta fresca, adquiere mayor importancia entre los cereales que se cultivan en la actualidad. Triticum aestivum es un hexaploide con genomas BAD, 2n = 42; se deriva de la hibridación de una subespecie cultivada de Triticum turgidum (trigo duro) y el polen de una especie silvestre, el Aegilops tauschii. Los trigos blandos incluyen diferentes variedades y tienen una extensión de cultivo más amplia que otros trigos porque, debido a su buena resistencia al frío, son los únicos en cultivo en los países nórdicos.
Las variedades modernas de trigo blando son el fruto del trabajo de mejora continua que se realiza principalmente mediante el uso del cruce intervarietal, con el objetivo de perfeccionar las características más importantes con el fin de aumentar la productividad y la calidad.
– Precocidad. La precocidad fue extremadamente ventajosa porque al anticipar el final del ciclo nos permitió escapar de los peligros de la sequía y la oxidación termofílica (r.nera y r. Bruna). Sin embargo, la precocidad no puede ser empujada más allá de ciertos límites porque implica un aumento en la sensibilidad al frío y a las heladas de primavera.
– Resistencia al alojamiento. Se hace bajando la altura de las plantas mediante la explotación de genes «enanos» que reducen la longitud de los entrenudos de las cañas sin reducir el número.
– Resistencia al frío. La disponibilidad de variedades cada vez más resistentes al frío ha reducido el riesgo de mortalidad en el invierno e incluso ha permitido pasar a la siembra de otoño en las regiones donde hubo la siembra de primavera tradicional.
– Resistencia a las enfermedades. La resistencia o tolerancia genética a las adversidades criptogámicas es la mejor manera de evitar las pérdidas de producción causadas por estos sin tener que recurrir a tratamientos con pesticidas.
– Calidad del grano. Las variedades actuales están bien caracterizadas por su respuesta a los diversos usos del trigo común.
Se le da gran importancia a la fabricación de pan, que es la capacidad de una harina para hacer pan de buena calidad. La consistencia y apariencia del endospermo, que puede aparecer de color ámbar, vítreo, carnoso, blanco, blando, dependiendo de la especie, la variedad y el ambiente de cultivo son de considerable importancia con respecto a la calidad del producto y su uso.
Los valores nutricionales por 100 gramos de parte comestible de trigo blando son los siguientes: Kcal 317.00, Calorías de proteína 16.00%, Calorías de carbohidratos 77.00%, Calorías de grasa 7.00%, Agua 12.00 g, Proteínas 12.30 g, Carbohidratos 65.20 g, de que contiene azúcares solubles 3,30 g, almidón 56,30 g, grasas 2,60 g, de los cuales saturados 0,60 g, monoinsaturados 0,29 g, poliinsaturados 1,59 g, fibra total 9,70 g, sodio 2,00 mg, tiamina (B1) 0,41 mg, riboflavina (B2) 0,10 mg , Niacina (B3) 4,76 mg, Vitamina A (Retinol eq.) 0,00 µg, Vitamina C 0,00 mg, Vitamina E 1,44 mg, Calcio 34,00 mg, Hierro 5,37 mg, Fósforo 402,00 mg, Magnesio 90,00 mg, Potasio 435,00 mg, Cobre 0,42 mg, Zinc 3.46 mg, así como varios aminoácidos y otras sustancias en cantidades más pequeñas.

Modo de preparación –
La harina de trigo blando se deriva de la molienda y posterior refinamiento de los granos de trigo.
Los usos de la harina en la cocina son múltiples para la preparación de pan, pastas, pasteles, postres, pero también es necesario como espesante para salsas o para la preparación de carne y papas fritas.
La harina de trigo blando es una harina blanca que se usa más ampliamente para la preparación de pasta de huevo, pan y derivados, dulces. Dependiendo del grado de refinamiento, la harina de trigo blando puede ser de tipo:
– integral: el trigo se muele con las membranas que lo recubren, es rico en salvado y más completo desde el punto de vista nutricional de las sales minerales y las vitaminas; Se suele utilizar para preparar pan integral o pasta.
– tipo 1 y tipo 2: son menos blancos, de grano fino y contienen más partes de salvado, almidones y proteínas; Se pueden usar para pan o pizza;
– tipo 0 (cero): de grano fino, tiene solo un pequeño porcentaje de salvado; Generalmente se usa para pan o pizza;
– tipo 00 (doble cero): impalpable y muy fino, sin salvado y muy blanco; proviene de la molienda de solo la parte interna de la semilla y por esta razón es rica en almidón y proteínas; sin embargo, es pobre en sales minerales, vitaminas y fibras; Generalmente se utiliza para la producción de pasta, pizza, postres y como espesante.

Guido Bissanti

Fuentes
– Acta Plantarum – Flora de las regiones italianas – Wikipedia, la enciclopedia libre – Treben M., 2000. Health from the Pharmacy of the Lord, Consejos y experiencias con hierbas medicinales, Ennsthaler Publisher – Pignatti S., 1982. Flora d ‘Italia, Edagricole, Bolonia. – Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (editado por), 2005. Una lista de verificación anotada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.

Atención: las aplicaciones farmacéuticas y los usos alimentarios están indicados solo con fines informativos, no representan en modo alguno una receta médica; por lo tanto, no se asume ninguna responsabilidad por su uso con fines curativos, estéticos o alimentarios.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *