Tubo de polen

Tubo de polen

En botánica, para los tubos de polen, la extensión se identifica, precisamente en la forma de un tubo, que permite la transmisión de granos de polen, desde los estigmas de las flores hasta el huevo. De esta manera, el tubo de polen actúa como un sistema de transporte para los gametos masculinos que fertilizarán los huevos.
El tubo polínico se genera en el estigma, se desarrolla a través del estilete y se dirige hacia el saco embrionario (gametofito femenino) de las angiospermas, que se ubican dentro del huevo.
Así los gametos masculinos pasan a través del tubo polínico.
Al llegar al área del micropyle, el tubo polínico lo cruza, descargando su contenido cerca de uno de los sinérgicos de la bolsa embrionaria.
Una vez descargados sus contenidos, los núcleos generativos se funden con la oosfera y los núcleos polares en un proceso conocido como doble fertilización.

El término Sifonogamia proviene de este proceso. Es importante saber que, aunque muchos granos de polen llegan al estigma y germinan, solo uno producirá fertilización. El citoplasma, los gametos y el núcleo de células vegetativas se encuentran en la porción apical del tubo polínico. Arriba, hay una gigantesca vacuola que aumenta su tonelaje mediante la incorporación constante de agua. En el proceso de fertilización, el tubo polínico crece por alargamiento, esencialmente a través de un proceso de síntesis de la pared celular en su extremo, liderado por los dittiosomas que llevan la su contenido (pectina y hemicelulosa) para formar la pared celular.
El modo de desarrollo del tubo polínico durante el proceso de fertilización también puede variar en relación con las diferentes especies.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *