Thymus vulgaris

Thymus vulgaris

El tomillo común (Thymus vulgaris L.) es una especie aromática perenne de la familia Lamiaceae.

Sistemática –
Desde el punto de vista sistemático, pertenece al dominio Eukaryota, Reign Plantae, Sub-Trinchebionta Subdivision, Spermatophyta Superdivision, Magnoliophyta Division, Magnoliopsida Class, Asteridae Subclass, Lamiales y Lamiaceae Family, Mentheae Tribe y luego al Timo y las Especies.

Etimología –
El término Thymus proviene del griego θύμον thýmon (para quemar) tomillo, un nombre ya utilizado por Teofrasto. El epíteto específico vulgaris deriva de vúlgus volgo: muy común, ordinario debido a su amplia difusión, banal.

Distribución geográfica y hábitat –
El tomillo principal es una especie típicamente mediterránea, con área limitada a las costas mediterráneas y correspondiente al área de crecimiento de la aceituna. De hecho, se encuentra en la cuenca del Mediterráneo occidental, desde Liguria hasta España y Argelia.
Su hábitat está representado por garrigues, pendientes áridas, desde el nivel del mar hasta los 800 metros. Es frecuente a lo largo de las laderas áridas de las costas, mientras que se vuelve más raro en el interior.

Descripción –
Thymus vulgaris es una planta perenne, aromática, frutíca o sudamericana, de 10 a 60 cm de altura, con tallos cuadrangulares erectos, muy ramificados, que tienden a lignificarse después de 4 a 5 años de vida, formando arbustos densos con una apariencia verde grisácea o blanquecina; Ramas lignificadas con corteza marrón.
Las hojas primero se revuelven solo en el borde, lanceoladas de 3 mm de ancho y 7-9 mm de largo, luego se revuelven en tubo y aparentemente lineales, opuestas, sésiles o brevemente pecioladas, de color gris-verde, más claras en la página inferior para la presencia de pelos. Las flores se agrupan en una inflorescencia subférica o alargada con brácteas lanceoladas similares a las hojas pero más pequeñas; El cáliz tiene una longitud de 3-4 mm, con 10-13 nervios y un tubo convexo en la parte posterior, aterciopelado con dos pestañas, la parte superior de la piel con los dientes soldados en más de la mitad de la altura, la inferior bífida con dientes lanceolados lesiniformes , separados por un pecho profundo; la corola es de color rosado-blanquecino, de 5-6 mm de largo, con un tubo bilabiata saliente y recto, con un labio recto superior y marginal, el trilobato inferior; 4 estambres protuberantes y divergentes, casi iguales, con anteras biloculares, elipsoidales; Lápiz bífido, con lacinias cortas y divergentes.
El fruto es un esquizocarpio compuesto por 4 nuculas secas (tetrachenium), con formas ovoides a oblongas, con una superficie lisa y glabra. El endospermo es escaso o ausente.
La antesis está en el período de marzo a octubre.
La polinización es entomógama y se produce a través de insectos como Diptera e Hymenoptera, raramente Lepidoptera.
El género Thymus es uno de los más polimórficos de la familia Lamiaceae e incluye alrededor de cien especies, en su mayoría concentradas en las regiones del sur de Europa, llegando incluso a Groenlandia, Kamchakta y muchas regiones de Asia occidental.
Las especies del género Thymus en general son difíciles de distinguir entre ellas y, a menudo, crean híbridos con diferentes caracteres. Thymus vulgaris L. subsp. vulgaris, la única subespecie de Thymus vulgaris L. presente en Italia, es inconfundible debido a sus hojas revolutas y la aparición de un pequeño arbusto.

Cultivo –
El tomillo principal se cultiva a partir de la siembra, que puede llevarse a cabo en suelos ligeros y arenosos. Cuando las plantas están lo suficientemente desarrolladas, deben ser trasplantadas a macetas o tierra completa, en áreas soleadas sin estancamiento del agua. Las variedades vegetales se reproducen por esquejes o división de los mechones. En cuanto a la recolección y almacenamiento, es necesario remover las hojas y las ramas florales y secarlas en un lugar sombreado y ventilado. Para los detalles de la técnica de cultivo, vea la siguiente hoja.

Usos y tradiciones –
El uso de especies del género Thymus tanto para usos medicinales como culinarios se pierde en las nieblas del tiempo.
Los antiguos egipcios conocían las propiedades de Timo y lo usaban para embalsamar a sus muertos. Los antiguos griegos lo quemaron como incienso aromático, de ahí el nombre de la palabra griega para quemar «thymòn». Los romanos lo asociaron con fuerza y ​​coraje. Los soldados tomaron el baño de Timo antes de entrar en la guerra. Esta superstición ha tenido una larga vida y aún en la Edad Media: las mujeres nobles bordaron el tomillo en los emblemas de sus caballeros.
El tomillo fue muy apreciado por los griegos por su miel derivada de las flores de «herpèllon», una especie de tomillo que creció en las montañas cerca de Atenas y en el tomillo reconoció propiedades milagrosas en «enfermedades del pecho», según lo declarado por Galen: Médico y filósofo griego que, además de recomendarlo en polvo a quienes padecían trastornos articulares, lo consideraba el antiséptico más poderoso conocido. Fue considerado el mejor en la Grecia clásica (miel de Monte Imetto).
Posteriormente, incluso los romanos comenzaron a introducir el tomillo en la cocina y perfumaron con él los vinos y los quesos, cediendo así a la posteridad. En la Edad Media las damas se lo dieron al caballero del corazón para protegerlo de la batalla. Antes de la invención del refrigerador, el tomillo se usaba para conservar los alimentos debido a la alta concentración de aceite esencial con acción anti-estimulante.
Hay algunas leyendas relacionadas con esta planta. Uno de ellos dice que en 1630, en la ciudad de Toulouse, durante una epidemia de peste, hubo cuatro ladrones que, inmunes a cualquier infección, saquearon casas y saquearon cadáveres sin ningún problema. Una vez tomados, tuvieron que revelar la misteriosa poción que los hizo inmunes a las enfermedades: «empapa el tomillo, la lavanda y el romero en vinagre, frota bien todas las partes del cuerpo y pasarás por todas las epidemias que el diablo te envía …». Por este motivo, esta receta pasó a la historia con el nombre del vinagre de los cuatro ladrones.
Su uso alimentario se debe no solo a sus propiedades aromáticas sino también a los antisépticos que facilitan la conservación de los alimentos.
La investigación científica ha demostrado que el tomillo tiene un efecto tan antiséptico que puede matar los bacilos en 40 segundos.
El tomillo contiene un aceite esencial (en diferentes porcentajes según la especie) cuyo constituyente principal es el timol. También existen: glucósidos y flavonas flavónicas, taninos, triterpenos, saponinas con propiedades antibióticas.
En Timo se reconocen propiedades antisépticas, antiespasmódicas, aperitivo, bechiche, carminativo, antibiótico, antifúngico, desodorante, diurético, vermífugo, anti-vejiga intestinal, balsámico. Además, el tomillo es considerado una sustancia estimulante y estimulante, recomendada en caso de problemas respiratorios, mala digestión, colitis, cistitis. Una infusión da alivio a los dolores de cabeza, nerviosismo, tos, gripe y ayuda a combatir el acné desde el interior.
El tomillo se utiliza tanto en el campo de la cosmética como para fortalecer el cabello y también en preparaciones veterinarias para uso interno o externo.
Además, el tomillo es una buena planta melífera, muy visitada por las abejas que la convierten en una miel excelente, pero no es muy común ya que las áreas con la presencia de tomillo en los últimos tiempos han disminuido debido a la agricultura intensiva y la erosión del hábitat. Típico de esta planta.

Modo de preparación –
El tomillo, además de condimentar la carne, se utiliza para condimentar caldos, rellenos, sopas. Va bien con pescado y verduras (pimientos y papas), pero también con carne de res y cordero, pollo y platos de caza que requieren una cocción lenta con ajo y vino. Se suele añadir a las mantequillas aromáticas.
El tomillo también se usa ampliamente para aromatizar aceites aromáticos y vinagres. También se utiliza para elaborar licores y vinos aromáticos.
Para este propósito recolectamos las flores y las hojas que se utilizan, precisamente, para condimentar sopas y carnes.

Guido Bissanti

Fuentes
– Acta Plantarum – Flora de las regiones italianas – Wikipedia, la enciclopedia libre – Treben M., 2000. Salud de la Farmacia del Señor, Consejos y experiencias con hierbas medicinales, Ennsthaler Publisher – Pignatti S., 1982. Flora d ‘Italia, Edagricole, Bolonia. – Conti F., Abbate G., Alessandrini A., Blasi C. (editado por), 2005. Una lista de verificación anotada de la flora vascular italiana, Palombi Editore.

Atención: las aplicaciones farmacéuticas y los usos alimentarios están indicados solo con fines informativos, no representan en modo alguno una receta médica; por lo tanto, no se acepta ninguna responsabilidad por su uso con fines curativos, estéticos o alimentarios.

Sugerimos esta compra



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *