Parque Nacional Aspromonte

Parque Nacional Aspromonte

El Parque Nacional de Aspromonte, identificado con los códigos: WDPA 64512 y EUAP0011, se estableció en 1989 con el objetivo de proteger y salvaguardar el medio ambiente de los territorios de la sección de Aspromontana del antiguo Parque Nacional de Calabria, que existió hasta 2002. El territorio del Parque Nacional de Aspromonte se desarrolla dentro de la provincia de Reggio Calabria y toma su nombre del Macizo de Aspromonte que significa franco, blanco y se remonta a las poblaciones griegas de la costa jónica que admiraron las formaciones montañosas nevadas del macizo. . Dentro del parque, el pico más alto es Montalto, que con sus 1955 m. s.l.m. Ofrece una vista única de Calabria y la costa siciliana.
El área del Parque Nacional Aspromonte es de 65,647.46 hectáreas e incluye hasta 37 municipios en la provincia de Reggio Calabria; estos Comuni son: Africo, Antonimina, Bagaladi, Bova, Bruzzano Zeffirio, Canolo, Cardeto, Careri, Ciminà, Cinquefrondi, Cittanova, Condofuri, Cosoleto, Delianuova, Platian, Reggio de los griegos, Roghudi, Samo, Sant’Agata del Bianco, Santa Cristina de Aspromonte, Sant’Eufemia de Aspromonte, San Giorgio Morgeto, San Lorenzo, San Luca, San Roberto, S.Stefano en Aspromonte, Scido, Scilla, Sinopoli , Staiti, Varapodio.
El territorio del Parque Nacional de Aspromonte es una franja sur de la cadena de los Apeninos, de origen granítico-cristalino, que se asemeja a una pirámide gigante, cerca del mar y que sube hasta casi 2000 m. s.l.m., con numerosos picos y diferentes mesetas de origen sedimentario marino; profundamente marcado por muchos ríos (ríos).

Debido a su ubicación en el centro del Mediterráneo, cuenta con notables presencias históricas, artísticas y arqueológicas, evidencia de la cultura arcaica, clásica, griega, medieval y moderna.
El territorio del Parque Nacional Aspromonte también presenta una gran variedad de especies de plantas y animales y disfruta de condiciones climáticas particulares que favorecen un entorno particularmente rico en biodiversidad.
La flora, dentro del Parque, se caracteriza por una marcada heterogeneidad como resultado de la baja latitud, la proximidad del mar y el gradiente de altitud. Además, los dos lados, el tirreno y el jónico, difieren en la presencia de una mayor diversificación de la vegetación.
En este territorio, a lo largo de la franja costera ya baja altitud, encontramos la flora típica de la sub-área caliente del Lauretum, cuyos representantes típicos son los maquis xerófilos (Pistacia lentiscus, Myrtus communis, Arbutus unedo, Euphorbia dendroides, Erica arborea, etc.). ) y, en las zonas cultivadas, cítricos y olivos. Aguas abajo, sobre todo, a lo largo de los ríos, se establece la vegetación ribereña, cuyas esencias más representativas están representadas por: Alnus glutinosa (aliso negro), Populus nigra (álamo negro), Salix sp. (Sauce), Nerium Oleander (Oleander) y Tamarix (Tamerici).
Subiendo a altitudes más altas, en las zonas del interior, la vegetación similar a un bosque se apodera gradualmente del bosque, que cubre unas 40,000 ha. En esta área, en las altitudes más bajas, la esencia del bosque más presente es el encinar, mientras que en las altitudes más altas, a partir de 600 metros, las especies de coníferas y caducifolias están cada vez más presentes.

En el lado del Tirreno, por otro lado, los bosques de castaños se encuentran hasta 1000 metros sobre el nivel del mar, mientras que en el Jónico prevalecen los robles de hoja caduca, representados por especies como el roble, el roble y el farnetto.
En el área altimétrica entre 800 y 1700 metros, el calabro de pino negro o pino alerce (Pinus nigra laricio) es representativo y, desde los 1200 metros hasta las altitudes más altas, se desarrolla el Fagetum, cuyas esencias más representativas son la haya y el abeto. blanco.
También es importante la fauna que, con el establecimiento del Parque Nacional Aspromonte, está reviviendo gradualmente un aumento gradual y un reequilibrio.
Entre los mamíferos del parque se encuentran el lobo (Canis lupus italicus), que está presente en la parte centro-oriental del macizo, el jabalí (Sus scrofa), el gato salvaje (Felis silvestris), la marta (Martes martes), tejo (Meles meles), el zorro (Vulpes vulpes), la marta (Martes foina), la comadreja (Mustela nivalis), la nutria (Lutra lutra), que se encuentra principalmente en los valles de los ríos, la morada (Glis glis), la driomio (Dryomys nitedula) y la ardilla negra (Sciurus meridionalis), que es una subespecie de las poblaciones del norte que se diferencia por la coloración del pelaje que es negro en lugar de rojo o marrón. Además, para repoblar y reequilibrar la fauna del parque, a fines de 2011, se reintroducieron 75 especímenes de la subespecie itálica del corzo, una especie que había desaparecido de este territorio durante aproximadamente un siglo.
Dentro del Parque Nacional del Aspromonte destaca la presencia de la avifauna, representada por numerosas especies de aves de presa, incluyendo el águila de Bonelli (Hieraaetus fasciatus), casi extinta en el resto de Italia y presente en el parque con dos parejas. , el águila real (Aquila chrysaetos), que ha regresado para anidar en el parque, y otras especies más comunes como el gavilán (Accipiter nisus), el azor (Accipiter gentilis), el halcón (Pernis apivorus), el halcón peregrino (Falco peregrinus), el buitre (Buteo buteo) y la biancona (Circaetus gallicus). También hay aves de presa nocturnas como el búho real (Bubo bubo), el ave de presa nocturna más grande de Europa, el búho rojizo (Strix aluco) y la lechuza común (Tyto alba). Otras aves presentes son la rara perdiz de roca (Alectoris graeca) y el pájaro carpintero negro (Dryocopus martius).
En este territorio tan rico en ecosistemas y características climáticas también encontramos numerosos reptiles, incluida la víbora Hoyyi (Vipera aspis hugyi), una subespecie que se caracteriza por la librea gris atravesada por una banda marrón dispuesta en un zig-zag, el cuello del útero (Elaphe). quatuorlineata) y la serpiente de agua o collar natrix (Natrix natrix), que vive a lo largo de los cursos de agua. También hay algunos anfibios: la salamandra manchada (Salamandra salamandra), la salamandra endémica con gafas (Salamandrina terdigitata), el sapo de vientre amarillo (Bombina variegata) y la rana (Hyla arborea). En los cursos de agua del parque también vive la trucha marrón (Salmo trutta fario).

Incluso la entomofauna está recibiendo un importante impulso cualitativo y cuantitativo, desde el momento de la institución del Parque y dentro de este vale la pena recordar las especies más significativas, a saber, la cerambice de los robles (Cerambyx cerdo), la rosalia del Alpes (Rosalia alpina) y escarabajo rinoceronte (Oryctes nasicornis).

Guido Bissanti

Sugerimos esta compra




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *