Thaumetopoea pityocampa

Thaumetopoea pityocampa

La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa (Denis & Schiffermüller, 1775)) es una polilla perteneciente a la familia Notodontidae.

Sistemática –
Desde un punto de vista sistemático pertenece a la Eucariontes dominio, Reino Animalia, Subreino Eumetazoa, superphylum Protostomia, Phylum Arthropoda, Subphylum Tracheata, Superclase Hexapoda Clase Insecta, Subclase Pterygota, Cohorte Endopterygota, Superorden Endopterygota, Sección Panorpoidea, Lepidópteros Orden, Suborden glosado, infraorder heteroneura, Ditrysia División, Superfamilia Noctuoidea, Notodontidae familia, subfamilia Thaumetopoeinae y luego al género Thaumetopoea y a las especies T. pityocampa.

Distribución Geográfica y Hábitat –
El pityocampa Thaumetopoea es un insecto común en las regiones templadas del Mediterráneo (Sur de Europa, Oriente Medio y el Norte de África); se encuentra sobre todo a lo largo de los árboles del camino y en las plantas marginales de las formaciones leñosas.

Morfología
La larva joven Thaumetopoea pityocampa se parece a un tamaño de 1 a 3,5 cm, con numerosos pelos irritantes para el hombre que lo usa como una técnica de defensa. La forma adulta, los llamados «mariposas triangulares», tiene dimensiones variables, especialmente entre 3 y 4 cm y la coloración de las alas es variable de blanquecino a marfil claro de color amarillo con rayas casi invisibles de color más oscuro. Tiene una envergadura de aproximadamente 5 cm y, al igual que otras polillas algunos de ellos pueden emitir, si se siente amenazada, un líquido amarillento muy irritante para luego volar.

Actitud y ciclo biológico –
La procesionaria del pino es considerado uno de los principales factores limitantes para el desarrollo y la supervivencia de los bosques de pino en la zona del Mediterráneo; es un insecto altamente destructiva por sus bosques de pino, porque ninguna parte del follaje, comprometer el ciclo de vida. Ataca principalmente plantas de Pinus nigra y Pinus sylvestris, pero también puede afectar Pinus halepensis, Pinus pinea, Pinus mugo y Pinus pinaster; los ataques contra Pinus strobus son más raros, mientras que los ataques contra alerces y cedros deben considerarse excepcionales.
Los nidos construidos a partir de Thaumetopoea pityocampa, para pasar el invierno larvas, pueden también reconocen a una distancia y son de forma piriforme y color blanco brillante, que se encuentra principalmente en los picos y los ápices de las ramas laterales. Con el fin de detectar se puede observar la presencia de esta polilla, desde finales del otoño – invierno temprano, los nidos blancos. Su identificación no deja dudas sobre la presencia del procesionario para el cual se deben llevar a cabo acciones consecuentes.

Papel ecológico
El Thaumetopoea pityocampa es una polilla larval daño causa en las hojas (necrosis), en ramitas y defoliación.
Estas larvas, que se mueven en grupos y casi siempre en una sola fila, formando una especie de «procesión» (de ahí el nombre) se compacta cuando llegan a su nido de seda blanca. Los nidos se usan para recolocar los huevos o se descartan; en este caso, las nuevas larvas se verán obligadas a reconstruirlo.
La procesionaria del pino también es conocida porque es dañina para las especies de sangre caliente, incluidos los humanos. El daño se debe a la penetración de los pelos en la piel humana, lo que también podría tener graves consecuencias. Los síntomas son papulosis irritantes y muy irritantes, que pueden desaparecer después de algunos días. Más grave son las consecuencias cuando los pelos, o fragmentos de ellos, entran en contacto con el ojo, mucosa nasal, la boca o, peor aún, cuando penetran en las vías respiratorias y tracto digestivo. La procesionaria del pino, aunque nocturna, no entra fácilmente en las casas habitadas.

Guido Bissanti

Fuentes

– Wikipedia, la enciclopedia libre.
– Russo G., 1976. Entomología agrícola. Parte especial Liguori Editore, Nápoles.
– Tremblay E., 1997. Entomología aplicada. Liguori Editore, Nápoles.




2 comentarios en “Thaumetopoea pityocampa

  • el 21 de septiembre de 2018 a las 06:50 06Fri, 21 Sep 2018 06:50:23 +000023.
    Permalink

    Está bien el artículo. En el apartado «papel ecológico» habría que añadir que las larvas de los primeros estadíos alimentan a gran cantidad de aves insectívoras durante el invierno, cuando no es fácil que hallaran alimento, hasta el punto de que en las poblaciones naturales más del noventa por ciento de las orugas de la Procesionaria del Pino son depredadas. Si no fuera por los pelos urticantes que desarrollan las orugas en sus últimos estadíos no conseguirían completar su ciclo biológico porque se las comerían todas!

    Respuesta
    • el 21 de septiembre de 2018 a las 18:37 06Fri, 21 Sep 2018 18:37:32 +000032.
      Permalink

      Gracias; la señal es muy correcta!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *