Cómo cultivar Kentia

Cómo cultivar Kentia

Kentia (o Kenzia) es una especie de planta perteneciente a la familia Palmae y al género Howea; es una planta nativa de las áreas boreales tropicales. Desde que fue importado a principios del siglo XIX en Europa, se lo aprecia como una planta ornamental tanto para interiores como para exteriores.
En esta hoja veremos los aspectos esenciales de esta especie y cómo cultivar Kentia tanto en el apartamento como fuera de él. El Kentia (Howea forsteriana (F.Muell.) Becc.) Es el más apreciado entre las dos especies más comunes, la otra es la Palma Riccia (Howea belmoreana (C.Moore y F.Muell.) Becc). Esta planta en su hábitat puede alcanzar incluso 18 o 20 metros de altura; en nuestros apartamentos podemos satisfacer un máximo de 3 metros, ya que será difícil verlo florecer y fructificar. En nuestro entorno, tanto howea forsteriana que Howea belmoreana son muy lento crecimiento, estimado en un máximo de dos hojas nuevas por año.

Para que Kentia crezca en nuestros apartamentos, debemos evitar la luz solar directa, especialmente en verano. En cuanto a las temperaturas; en invierno las dos especies pueden tolerar temperaturas de justo por debajo de 10 ° C, mientras que soportar el verano me quedo para el apartamento siempre y cuando esté seco y con poco viento interno.
En cuanto al sustrato que se utilizará, debe ser ligeramente turboso pero sobre todo arenoso. Además, si es posible, puede agregar estiércol maduro (si se cultiva al aire libre) o compost o humus de lombriz si se cultiva en el apartamento. En cuanto a la naturaleza de la embarcación dónde colocar el Kentia, recordemos que esto tiene un sistema de raíces que tiende a ir a fondo en vez de en la anchura de manera que el recipiente debe tener una forma consecuente; También es una buena práctica para operar el trasplante cada 2-3 años para llevarse a cabo en el período de primavera y el cuidado de usar, si es posible, un jarrón un poco más grande y para renovar el sustrato con cuidado de tocar lo menos posible al sistema de raíces. En cuanto a Kentia crecido al aire libre, hay muy pocas condiciones ideales para desarrollarse; es preferible un área protegida de la luz solar directa, vientos excesivos y frío en invierno.
En cuanto al riego, estos deben ser regulares, esperando entre uno y otro que el suelo se seque, sin mojar la planta en ningún lado. Obviamente, evite cualquier estancamiento (que causa el amarillamiento de las hojas, pudrición y, en casos graves, la muerte de la planta). La única acción disponible y útil es pulverizada desmineralizada agua sobre las hojas regularmente con intervalos que van desde una vez cada diez días en invierno a una vez cada tres días en el verano. Para la fertilización es bueno, ya que todas las plantas de interior usan los fertilizantes líquidos específicos, pero solo en el verano; sin embargo, considere que el verdadero sustrato nutricional es el que crea o recrea en cada transferencia. En cuanto a la poda de Kentia, esto tiene el único propósito de eliminar las hojas secas o amarillentas; se lleva a cabo exclusivamente con un propósito estético. Para la reproducción, sin embargo, es bueno escuchar; en las condiciones de nuestro medio ambiente, la reproducción por la cabeza puede incluso ser letal para la planta madre y la semilla es más una utopía. Los Kenties simplemente se compran en los viveros.
Finalmente las adversidades de esta planta; estos están principalmente representados por la araña roja que causa el amarillamiento de las hojas y los ataques de las cochinillas. Los macerados de ortiga y los aceites blancos naturales pueden usarse contra estos dos. Evite los acaricidas y los insecticidas que luego también respiraría. Definitivamente vale más que uno, aunque hermoso, Kentia.

Sugerimos esta compra




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *