Lecitina contra enfermedades fúngicas

Lecitina contra enfermedades fúngicas

La lecitina es un compuesto que puede usarse contra el oidio y es uno de los plaguicidas de origen vegetal y animal permitidos en la agricultura ecológica por la Regulación Comunitaria n. 889/2008 Anexo II.
Bajo el término lecitina es un compuesto que puede derivarse de la soja, el girasol, la colza y los huevos. Es un producto ampliamente utilizado como emulsionante, estabilizador y antioxidante, pero también con acciones fungicidas por contacto directo. Es un buen antioxidante en cucurbitáceas, lechugas, manzanas, fresas, grosellas, rosas y otras plantas ornamentales.

 

La lecitina se puede usar y comercializar en forma líquida y su uso incluye tratamientos acuosos, solos o en combinación con otras formulaciones naturales. Para subrayar que después del tratamiento, el tiempo de seguridad recomendado es de 3 días para el pepino, 7 días para la manzana y la grosella espinosa (la indicación debe aplicarse luego a plantas similares).
El término lecitina indica un grupo de fosfolípidos que pueden extraerse de la soja pero también de girasol, colza y huevos.
El mecanismo de acción de la lecitina como fungicida se produce a través del contacto directo. Su actividad parece estar vinculada a la inhibición de la germinación de las esporas. A esta acción se agrega la función que los fosfolípidos, de los que está compuesta, tienen en la salud de las plantas, mejorando sus mecanismos de defensa.
Finalmente, se destaca cómo la lecitina se puede mezclar con la mayoría de los productos utilizados en la agricultura orgánica.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *